Oriol Sàbat, Sol antic, 2017, oli, 146x114 – Cortesía de Alexandra Rybina
10
may 2018
13
may 2018

Compártelo en redes

Cuándo: 10 may de 2018 - 13 may de 2018
Inauguración: 10 may de 2018 / 19:00
Dónde: El Palauet / Paseo de Gracia, 113 / Barcelona, España
Organizada por: Big Time Art Barcelona, El Palauet
Artistas participantes: Oriol Sàbat
Etiquetas:
Publicada el 13 abr de 2018      Vista 7 veces

Descripción de la Exposición

El artista es la mano que, mediante una y otra tecla, hace vibrar adecuadamente el alma humana. Wassily Kandinski Oriol Sàbat (Barcelona,1967) empezó a estudiar dibujo en la academia El Taller de la plaza Urquinaona de Barcelona en 1980. En 1991 se licenció en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona. Ha cultivado el dibujo, la pintura, la escultura, la cerámica y el grabado. Desde 1988 ha hecho 24 exposiciones individuales y otras muchas colectivas, tanto en galerías como en instituciones públicas y privadas. Ha ganado varios premios entre los que destaca el Premi Nacional Juan Ramón Masoliver. Cultiva la poesía, el ensayo, y es miembro de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC). La necesidad comunicativa de Oriol Sàbat se confronta con la naturaleza y una tradición artística de filiación expresionista, que el artista admira por su vínculo armónico entre el hombre, el arte y la naturaleza (él encuentra sus raíces en la expresión de Miguel Ángel, concreción trágica de Goya, simplificación simbólica de Miró o Tàpies, los pintores románticos como Blake o Turner y que desemboca en los expresionistas modernos, desde Rouault a Baselitz). El artista se encuentra entre los pintores catalanes contemporáneos que mejor han sabido adoptar esta actitud artística desde la fidelidad a las formas y las expresiones, manteniendo una relación profunda y visionaria con el mundo. La mayor parte de los motivos pictóricos de Oriol Sàbat encuentran su origen en la turbación ante fenómenos naturales que identifica en estos parajes, no necesariamente espectaculares en escala o superficie, sino más bien densos en detalle y profundidad. Masas informes, paisajes proféticos, rostros ensimismados, rocas volcánicas, montañas en llamas, troncos en erupción, cruces, tótems, serpientes, ojos... Sàbat encuentra motivos de inspiración en los elementos más primigenios – el fuego, el agua, la tierra, el aire - en su estadio más encendido, caótico, abandonado. Todo un universo en llamas que el pintor tiene el reto de apoderar, ordenar y expresar a través de su diversidad de medios artísticos. Su obra es la lucha de contrarios, entre el caos originario y el orden humano. De esta manera, su obra se forja por lo tanto en la necesidad de controlar el caos natural y los sentimientos humanos, un hecho que formalmente se traduce en un combate permanente entre los fondos de sus composiciones: planos, lisos, diáfanos y las formas más desbordantes que sobresalen, tal como la lava enfriada pasado el estallido volcánico. Las pinceladas de magma son igual de fuertes, seguras, siempre atrevidas, y dan _ sagradas e inquietas apariencias a las formas. Sus colores son cálidos y de matices infinitos, armónicos, fluyen con energía y libertad, vibrantes y emocionantes. En las obras de Sàbat creadas por llamas apasionadas y dignamente calmadas a la vez, observamos cómo, igual que las visiones de un profeta o chamán, algo abstracto en su delirio se formaliza en figuras y símbolos que nos ayudan a intuir el enigma de su sentido más íntimo y personal. Estamos ante una pintura que constata un asombro del hombre ante aquello desconocido, ante aquello que nos atrae pero que nos inquieta por su violenta familiaridad. Su obra tiene una base figurativa, pero está impregnada de un aura de espiritualidad elocuente e intrigante. En el magma de sus creaciones poco a poco nos vamos descubriendo a nosotros mismos. Oriol Sàbat responde a una concepción del arte con búsqueda de lo profundo. Éste es su proyecto artístico, pero también su proyecto vital. Para él, existe una verdad, pero que resulta inaccesible en la simple observación de las cosas. El mundo está repleto de signos, aunque estos están ocultos. De ahí que el artista se enfrente y extreme el espectáculo de las apariencias como si las agitara y retorciera a la búsqueda de un secreto, de algo esencial, escondido en ellas. Aún más el arte de Oriol Sàbat se expresa como un fuego que revelara lo sagrado. Da la sensación de que la obra del artista es como una llamarada. El fuego se asocia con los rituales de iniciación, sacrificio, purificación... todos estos significados están en la obra de Oriol Sàbat. Aunque el fuego también hace referencia a la luz, a la espiritualidad que ilumina las sombras, al conocimiento, este elemento expresa el ideal de artista. Y este ideal no es otro que el creador como un revelador de imágenes ocultas en la oscuridad. Así el artista, así la llama: el fuego es la energía de la pintura de Sàbat. Jaume Vidal Oliveras, Arte y Parte, # 74, 2008

Actualizado

el 13 abr de 2018 por ARTEINFORMADO

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes
Exposición en promoción
18 may - 20 may
Estúdio Lisboa 018
Centro de Congressos de Lisboa / Lisboa, Portugal
Exposición en promoción
04 may - 06 may
Feria de arte independiente para artistas emergentes Mayo 2018
Espacio Recoveco / Madrid, España
ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba