Ana Belén Jarrín, De la serie Bajo influencia, 2008-2009
Evento finalizado
21
ene 2010
31
ene 2010

Compártelo en redes

Cuándo: 21 ene de 2010 - 31 ene de 2010
Inauguración: 21 ene de 2010
Dónde: La Maison de la Lanterne Rouge / Ballesta, 4 / Madrid, España
Organizada por: La Maison de la Lanterne Rouge
Publicada el 03 jun de 2014      Vista 160 veces

Descripción de la Exposición

Performance: Jorge Gonzalo, Manuel Pérez Pavón, Paula Guida y David Tortosa. Fotografía: Ana Belén Jarrín. Instalación: David Latorre, Achero Mañas, Linda de Sousa. Dibujo y grabado: Alejandro Stock. Videoarte: Queralt Encinas. Danza: Zaarena Azulay.

-------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------

A la exposición Lágrimas de Eros del Museo Thyssen y de la Fundación Caja Madrid le ha salido un competidor en la calle Ballesta 4, un antiguo prostíbulo que acoge la versión alternativa al museo y que promete una atmósfera muy personal con la colaboración especial del cineasta Achero Mañas.

 

Sospechamos que cuando Eros llora a Tánatos se le escapa una sonrisa maliciosa, una pícara burla que podremos ver desde diferentes perspectivas en la exposición Petite mort, la sonrisa de Tánatos desde el 21 al 31 de enero en el número 4 de la calle Ballesta. En ella se ha lanzado una mueca en dirección a la exposición Lágrimas de Eros del Thyssen. Unas lágrimas, en opinión de las comisarias de la muestra, demasiado blancas para la perturbación que produce ese íntimo y trágico encuentro entre Eros y Tánatos, amor-sexo y muerte. En Petite mort presentan una exposición que propicia este inquietante encuentro, utilizando esta expresión francesa que hace referencia al orgasmo y que tanto fascinó a George Bataille y que parece haber obsesionado tanto a Guillermo Solana, comisario jefe del Museo Thyssen- Bornemisza, como a los artistas y comisarias de esta muestra, decididos a crear un potente bis a bis entre estas dos figuras mitológicas que acogen en su seno dos fuerzas tan potentes como son la pulsión sexual y el instinto de muerte.

 

Esta peculiar cita tendrá lugar en un antiguo prostíbulo que nos da entrada a otro mundo, uno oscuro, misterioso, invadido por una atmósfera de sueño, en donde se tiene la sensación de que Eros y Tánatos han bailado varios tangos al amparo de esas paredes llenas de historias que nunca conoceremos pero que resuenan como ecos de la memoria.

 

Seis artistas de muy diferentes disciplinas nos acompañan con su especial interpretación de este particular enfrentamiento entre el miedo más angustioso e insuperable del hombre y nuestro lado más animal e inevitable. Jorge Gonzalo (actor), Ana Belén Jarrín (fotógrafa), David Latorre (artista plástico), Queralt Lencinas (videoartista), Achero Mañas (cineasta), Linda de Sousa (artista plástico) y Alejandro Stock (artista plástico), nos irán descubriendo las distintas estancias de este burdel donde la madame se llama Morfeo.

 

Petite mort, la sonrisa de Tánatos

 

La risa, la sonrisa, la burla y el erotismo tienen muchos significados, pero uno de ellos, fundamental, es responder a la muerte. Al menos ese es el planteamiento que muchos artistas parecen haber hecho a lo largo de la historia del arte, ya que desde las primeras pinturas rupestres el hombre ha unido casi de forma constante la idea de la muerte a la del erotismo, algunas veces macabro. La historia del arte tiene múltiples ejemplos de esta misteriosa relación: pintores como Delvaux, Balthus y Bacon, o cineastas como Buñuel, Visconti o Bergman, por citar sólo algunos, han explorado en sus obras la relación entre el deseo, la muerte y el sueño. Sade, el gran trasgresor del siglo de las luces, afirmó que no hay mejor manera para familiarizarse con la muerte que 'aliarla a una idea libertina'. Bataille explora esta relación entre erotismo y muerte -Eros y Tánatoshaciéndonos pensar en la profunda relación entre erotismo, prohibición y la reacción que nos lleva a transgredir: el erotismo como afirmación y éxtasis en las puertas mismas de la muerte. En el erotismo hay, evidentemente, una voluntad estética, un gusto por la belleza que todos sabemos efímera, y quizás por ello trágica, como supo explicar Nietzsche al encumbrar a Dionisos como dios de la tragedia erótica, de la bacanal, la locura y la muerte, de la ruptura de los límites de la moral. Pensar el erotismo es pensar el espacio donde vida y muerte se relacionan, donde los límites de lo concreto, de la moral y del otro como frontera de las propias expectativas suponen siempre un desafío, un pacto, una trasgresión.

 

La exposición que planteamos gira en torno a este tema ancestral, pero retratado a través de artistas contemporáneos. Buscamos explorar con sus obras las relaciones entre el deseo -a veces erótico y/o sexual-, la muerte y lo onírico. Aprovechando la muestra que con el título Lágrimas de Eros -siguiendo el ensayo del propio George Bataille- se puede ver en el Museo Thyssen- Bornemisza y en la Fundación Caja Madrid hasta el 31 de enero de 2010, ofrecemos una visión alternativa desde la mirada del siglo XXI, la nuestra, en lugar de utilizar el punto de vista histórico. Cerramos así el círculo, enlazando la muestra de los museos con un espacio renovado. Precisamente proponemos un lugar en íntima relación con la obra expuesta, el edificio madrileño de la calle Ballesta 4. Antiguo prostíbulo, se sitúa en el barrio conocido como Triball (Triángulo de Ballesta), en una calle marcada desde hace décadas por la prostitución y que busca ahora reciclarse a partir de la vía cultural. El primer piso de este ya emblemático edificio conserva su antigua estructura: una gran entrada y doce habitaciones marcadas por el deseo, la mercantilización del cuerpo, la trasgresión, el morbo y el estremecimiento. Doce cuartos que los artistas trasformarán en un nuevo espacio expositivo con cada una de sus propuestas. Obras que imaginamos se ligarán, de forma casi inconsciente e inevitable, con lo que aquí nos mueve, la fuente inagotable de ideas que surgen del deseo, el mundo de los sueños y la muerte.

 

Al usar un tipo de espacio diferente, re-contextualizamos la muestra como reacción contra la excesiva pulcritud de las salas tradicionales de arte en donde la obra es ubicada en un espacio esterilizado y ajeno. Damos un paso más que los museos al replantear el problema en un espacio donde la sordidez de antaño sirve como un elemento expositivo más y donde los artistas - incitados a relacionarse con tan peculiar entorno expositivo- hallan un nuevo desafío conceptual y estético.

Actualizado

el 26 may de 2016 por ARTEINFORMADO

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes

Exposición en promoción

Exposición en promoción

ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba