Magazine

Artistas iberoamericanos en Venecia: un colectivo bien avalado

La mayoría son artistas consolidados, representados por galerías líderes e integrando las colecciones privadas, institucionales y públicas más importantes no solo de ámbito iberoamericano.

La biennale, desde hace años, ha pasado a convertirse en uno de los mejores lugares de encuentro de coleccionistas y marchantes de arte.

Gustavo Pérez Diez
Christine Macel, directora artística de la 57ª Bienal de Venecia | Artistas iberoamericanos en Venecia: un colectivo bien avalado
Christine Macel, directora artística de la 57ª Bienal de Venecia

De los 17 artistas iberoamericanos que participan en "Viva Arte Viva", la exposición central de la 57ª Bienal de Venecia, curada por Christine Macel, conservadora jefa del Pompidou de París, así como los artistas representantes de países iberoamericanos con Pabellón propio dentro de la bienal más antigua del mundo, son en su casi totalidad artistas bien representados, coleccionados y expuestos.

Solo hay que ver algunos de los presentes en "Viva Arte Viva" como son la cubana Zilia Sánchez (Cuba, 1926), la argentina Liliana Porter (Buenos Aires, 1941), el mexicano Gabriel Orozco (Jalapa, 1962), los brasileños Ernesto Neto (Río de Janeiro, 1964), Paulo Bruscky (Recife, 1949), Ayrson Heráclito (Bahía, 1968) y Erika Verzutti (São Paulo, 1971), la portuguesa Leonor Antunes (Lisboa, 1972), los españoles Antoni Miralda (Terrassa, 1942) y Teresa Lanceta (Barcelona, 1951) o el chileno Juan Downey (Santiago, 1940 - Nueva York, 1993).

Lo mismo sucede si nos fijamos en el español Jordi Colomer (Barcelona, 1962) representante de España; el portugués José Pedro Croft (Oporto, 1957) de Portugal; el mexicano Carlos Amorales (Ciudad de México, 1970) de México; o la argentina Claudia Fontes (Buenos Aires, 1964), entre otros.

Biennale Arte 2017 - Christine Macel

Es por ello que sea pertinente la pregunta: ¿La bienal de Venecia está siguiendo los dictados de la economía del arte?. No son pocos los artistas, curadores y pensadores que así lo sienten y manifiestan sobre todo al entender que la más importante bienal del mundo hace ya algún tiempo que más que descubrir talentos emergentes viene avalando aún más las carreras de artistas consagrados y representados por las galerías más poderosas, y, lo que es más peligroso a su entender, que más que una cita inexcusable del arte contemporáneo, se está convirtiendo en un cita de glamour y de los negocios en diferido.

Uno de esos críticos con el papel actual de las bienales es el filósofo Armen Avanessian (Viena, 1974), quien en entrevista con María Muñoz para la revista digital de pensamiento crítico A*Desk, ofrecía un dado cuando menos revelador de que en la anterior Bienal de Venecia, "el 18% de las grandes instalaciones pertenecía a cinco galerías".

En el mismo medio el artista conceptual franco-danés Thierry Geoffroy (Nancy, 1961), en otra entrevista con Cecilia Martín, titulada "La próxima Documenta o Biennales debería comisariarla la madre Teresa", cuestiona con dureza la actual función que cumplen la Bienal de Venecia y la Documenta de Kassel.

Esto nos lleva a otras cuestiones que flotan en el ambiente artístico. ¿Para qué sirve hoy el modelo de bienal? ¿Cuál es el límite entre una bienal y una feria de arte? ¿No es éste cada vez más difuso?

Las ferias presentan programas, secciones y actividades que encajan perfectamente dentro de una bienal y, por su parte, las bienales exhiben a los artistas archiconocidos y supercotizados que llenan los stands de las galerías en ferias.

Y es que a los artistas iberoamericanos presentes en la 57ª Biennale, que tocará a su fin el próximo 26 de noviembre, quién no los ha visto expuestos en los stands de las galerías participantes de las últimas ediciones de las ferias Art Basel, Frieze o ArcoMadrid, por citar solo tres ejemplos.

Biennale Arte 2017 - Ernesto Neto (performance)

A pesar de que en la teoría las bienales son eventos sin fines de lucro (o, por lo menos, así se definen en sus estatutos fundacionales) en los que no se puede comercializar, en la mayoría de los pabellones nacionales se aprecia la presencia de los marchantes o galeristas que representan los artistas expuestos, participando activamente en la financiación y organización de dichos eventos así como en otros colaterales que se dan en la bienal.

Tampoco hay que pasar por alto la gran influencia que tienen los coleccionistas en las actuales bienales. Un claro ejemplo de ello, es el nuevo Consejo Asesor Internacional de la Bienal de São Paulo, integrado por 11 influyentes coleccionistas de Arte Latinoamericano, entre los que figuran la venezolana Patricia Phelps de Cisneros, la uruguaya Estrellita Brodsky, las brasileñas Frances Reynolds y el argentino Eduardo Costantini, entre otros destacados miembros.

"Viva Arte Viva es una exclamación, un apasionado clamor por el arte y el estado del artista. Viva Arte Viva es una bienal diseñada con artistas, de artistas y para artistas", según palabras de Macel. Pero, ¿qué tipo de artistas son los elegidos?

Arte contemporáneo Arte iberoamericano
Compártelo en redes

¡En promoción!

Otras noticias de Grandes Eventos
22 sep de 2017

Chus Martínez y sus 8 artistas para KölnSkulptur #9 nos contarán historias

También el próximo KölnSkulptur #9 es especial ya que el Skulpturen park Köln, organizador de este evento, conmemora su vigésimo aniversario.

14 sep de 2017

Lima Photo transforma la ciudad en la capital de la fotografía

Se mostrarán las ultimas tendencias y trabajos históricos de la mano de artistas emergentes y consagrados. 

08 sep de 2017

Apertura Madrid Gallery Weekend, la rentrée artística con 46 galerías bajo observación internacional

46 galerías, más de 60 artistas y los 14 centros de arte más importantes de la ciudad se unen para convertir Madrid en la capital del arte contemporáneo europeo.

Ver más noticias

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba