Eduardo Kac: "Estoy reescribiendo el icono de Alba sobre la superficie del planeta"

"Un proyecto de larga escala temporal que tiene esta conciencia espacial, esta conciencia en red, esta conciencia digital y que tenga esta coherencia y este contexto, con esta ambición y claridad, yo no lo conozco".

Con motivo de su última intervención en Es Baluard de Palma de Mallorca recorremos junto al padre del término Bioarte algunos de los hitos más destacados de su trayectoría, que suma más de tres décadas, desde su primer poema digital en 1982.

ARTEINFORMADO
Eduardo Kac. Cortesía del artista y Es Baluard | Eduardo Kac: "Estoy reescribiendo el icono de Alba sobre la superficie del planeta"
Eduardo Kac. Cortesía del artista y Es Baluard

Visionario, revolucionario y, por supuesto, inconformista encajan a la perfección para definir la figura del artista Eduardo Kac (Río de Janeiro, 1962), padre del término Bioarte y uno de los principales iniciadores de esta corriente artística, con quien ha hablado via Skype Gustavo Pérez Diez de ARTEINFORMADO, pocos días despúes de su reciente paso por Es Baluard de Palma de Mallorca, donde ha impartido una master class y presentado una instalación site specific en las terrazas superiores del museo, su primera de este tipo en España.

Pero lo que es, aún, más importante, es que se trata de la segunda instalación de su serie de trabajos en curso denominados Lagoogleglifos, los cuales viene configurando como contrapunto al aluvión de discursos generados en torno y a raíz de su trabajo más conocido 'GFP Bunny', una coneja real, viva y fluorescente llamada Alba, creada en un laboratorio de Francia, en el año 2000, y que desde que el Boston Globe, perteneciente al grupo del The New York Times, la sacara en su portada, no ha dejado de ser noticia.

Y es que, para ver la notoriedad alcanzada por la coneja, como le gusta llamarla a Kac, la cual, por cierto, ya está fallecida, bastan algunos datos facilitados por su creador, como que fue citada en el discurso del Premio Nobel de Química de 2008, concedido a los descubridores de la proteína fluorescente GFP; que se la nombra en novelas de escritores de ciencia ficción tan archiconocidos como el estadounidense Michael Crichton, autor de Jurasic Park, o la canadiense Margaret Atwoot; o que ha aparecido en series como The Big Bang Theory y Sherlock Holmes, por citar solo algunos.

"La coneja se está transformando en un icono global de la cultura popular y hay todo un discurso global entorno a Alba", comenta Kac desde Chicago, donde imparte clases en el prestigioso Art Institute of Chicago, y aclara, que por ello, en el 2006, decidió que Alba tendría que participar en este diálogo global sobre ella, dado que la gente hace cosas con la coneja que no tienen nada que ver con su obra y se apropia de este icono para hacer otras cosas suyas, que ya no tienen nada que ver con el contexto original. A esto el artista lo llama "recepción generativa, es decir, la obra del artista se convierte en material.

La coneja se está transformando en un icono global de la cultura popular

Todo ello, le lleva a inventar un lenguaje visual a partir de este perfil icónico que se reproduce por todo el mundo. "Empecé con tinta negra a pintar este perfil, y muy rápidamente la mano empieza a improvisar y a introducir cambios en este perfil, y entonces, este sistema sígnico empieza a desarrollarse", explica Kac.

Así dicho, parece un proyecto normal, pero nada más lejos de la realidad, y menos en alguien, como Kac, que no olvidemos que desde que inicia su carrera en 1982, con tan solo 20 años, no ha parado de ponerse metas cada vez más difíciles y con ellas traspasar barreras, que le han llevado a alcanzar sendos éxitos. Pero de todo ello hablaremos más adelante.

Volviendo a los Lagoogleglifos, nos explica que cuando vivía en Francia, en un año de trabajo -entre 2006 y 2007-, pintando todos los días, realizó 800 signos. En la intervención que ha presentado en la recientemente clausurada XII Bienal de La Habana están todos individualmente escaneados.

Como ha sucedido con otros proyectos anteriores, Lagoogleglifos, que representan para Kac "un momento de diálogo interno" al cruzarse con ellos sus hasta ese momento dos trayectorias paralelas, empezaron a evolucionar. Así, la primera obra horizontal para jardines o tejados de edificios, hecha para ser vista vía satélite la creó en 2010, para el Centro Oi Futuro, en Río de Janeiro, cada pieza o pixel tenía 50x50cm. La última, que está creada con piezas de 35x35cm, es la segunda de las piezas que ha creado y está con carácter permanente en Es Baluard.

"De momento, solo hay estos dos, pero yo tengo la visión de seguir haciéndolo y que un día sea posible tener una interfaz espacial para que se puedan ver todos. También el interés de que tu estás al lado de la obra, saques tu teléfono y lo puedas ver con un dispositivo online gracias a un satélite orbitando a unos 700 Kms. Aún no está conectado a la red, porque todas estas cosas tardan mucho. El interés es crear una obra en una escala global", matiza Kac.

Yo tengo dos trayectorias paralelas, que no se cruzaron hasta los Lagoogleglifos

"Un proyecto de larga escala temporal que tiene esta conciencia espacial, esta conciencia en red, esta conciencia digital y que tenga esta coherencia y este contexto, con esta ambición y claridad, yo no lo conozco", matiza Kac, y abunda diciciendo que "como el planeta no para de hablar de Alba, yo estoy reescribiendo el icono de Alba sobre la superficie del planeta. Pero es un proyecto ambicioso de muchas décadas y son pocos los museos que tienen esta visión y que comprenden este tipo de proyectos".

Es Baluard ha sido uno de ellos, en su visita al museo Kac también habló de su reciente pieza de arte transgénico Historia Natural del Enigma en la cual genera nuevas formas de vida con conocimientos de ingeniería genética hibridando ADN suyo y flor de Petunia.

En este punto, Kac nos aclara que Historia Natural del Enigma y la conejita Alba GFP son bioarte, pero que los Lagoogleglifos, se inspiran en la última, pero no son obras de bioarte. Esto es importante, porque, ¿qué es Bioarte?: "El bioarte es una nueva forma de arte que empezó a finales de los 90 y que tiene por base la creación de obras vivas a través de la manipulación de los procesos vivos biomoleculares o de la creación de nuevas formas de vida", contesta.

"Estamos hablando de 20 años de desarrollo de bioarte, hay incluso una segunda generación que está surgiendo. Realmente, son pocos los artistas que hace bioarte, pero hay muchos que dicen hacer bioarte, pero hacen pintura, fotografía, grababo, etc., pero eso no es bioarte. Bioarte es en vivo o trabajar con los elementos biológicos fundamentales de la vida", zanja Kac.

Le preguntamos sobre si sigue siendo una de tus intenciones provocar un debate sobre la ética de la manipulación genética, a lo que responde con un lacónico "no", para continuar con una aclaración: "Yo creé el término bioarte en 1997 y lo creé para una obra que se llama 'Cápsula del tiempo', que recibió el gran premio ARCOmadrid en 2006 y está en la Colección Beep de Tarragona, además, fue la obra inaugural de la colección. Fue en el contexto de esta obra que yo creé el término bioarte".

Lagoogleglifo tiene por inspiración una obra de bioarte pero en sí mismo no es bioarte

Una obra, que tuvo mucho impacto ya que fue la primera vez que un ser humano se implantó un microchip digital, y, que, diez años mas tarde, sería nuevamente la protagonista dentro de la mayor retrospectiva que ha tenido hasta el momento y que pudo verse en el Ivam de Valencia. "En el 97 era una obra de arrancada, de ruptura, pero hoy la veo como una obra de transición", opina Eduardo Kac.

Por otro lado, también aclara que "en el 98 me puse ausente de la acción artística y al final del año publiqué el manifesto del 'Arte Transgénico', comprendí que el desarrollo del bioarte tendría que tener otra dirección. Porque 'Cápsula del tiempo' hacia el paso claro entre dirección biológica pero aún tenía un poco de este legado digital, al ser un microchip digital. Es un obra en mi desarrollo fundamental. Yo veía que el desarrollo tenía que ir por otro camino. En el 97 toda la gente estaba interesada en el digital, pero yo decía eso ya es viejo, había que abrir un nuevo horizonte, una cosa nueva, que voy a llamar bioarte, yo ya llevaba 15 años en el digital, empecé en el 82".

Si algo define a Kac es su inconformismo. En este sentido, nos cuenta que viniendo de un universo de la poesía experimental decide que hay que arrancar en dirección a una nueva realidad, que el veía como digital. Así, pues, en el 82 crea el primer poema digital, en el 83 el primer poema holográfico, y así siguió una nueva trayectoria inventando una nueva poesía mediática. "En poesía holográfica quizá haya sido único. Acabo de publicar un libro con poemas olfativos, no son para leer con letras, los poemas tienen títulos con letras pero son para leer con la nariz", avanza Kac.

Mi interés es crear estas obras híbridas a una escala global

También su clara visión de futuro, lo define, muy bien, ya que en el año 85 escribe el artículo 'El Arte electrónico en el espacio microscópico' en el cual decía de "una manera abstracta" que los artistas en el futuro iban a trabajar en espacios cada vez más pequeños. "Yo veía muy claramente que la organización del espacio estaba cambiando de escala y que los artistas comenzarían a trabajar en esta escala. También porque yo trabajaba con holografía y tienes que tener conciencia de la escala nano".

Precisamente, en 1985 también empieza a trabajar online con el sistema francés Minitel, creando, entre el 85 y 86, cuatro obras digitales en on-line con ese sistema de videotexto, una exhibida en el 85 y las otras tres en el 86. Estas obras son actualidad, porque, un grupo de investigadores de doctorado en Avignon (Francia), especializados en lo que ya es un campo de estudio y que se conoce como 'Arqueología de los medios', que consiste en hacer que obras de nuevos medios creadas por sistemas que ya no están en uso vuelvan a funcionar. Este es el caso de las obras de Kac, quien estuvo con ellos el pasado mes de enero para ayudarles en su propósito.

Algo que define el trabajo de Kac es que siempre hay un desarrollo de sus proyectos. "Yo trabajo un poco así. Una vez que logro producir una forma de vida nueva, me estimula la creación de una serie de obras nuevas, que no son necesariamente obras de bioarte, pero son hechas a partir, como los lagoogleglifos o la petunia, en la que hay una serie fotográfica, una serie de acuarelas e incluso una serie de paquetes de semillas", aclara Kac.

No hay coleccionista especializado en Bioarte, porque una colección en bioarte sería increíble hacerla

Algunas de estas piezas forman parte de colecciones públicas y privadas. Por ejemplo, de 'Historia Natural del Enigma' de 2008 y con la que recibe el premio más importante en el mundo del arte tecnológico el ''Golden Nica", conocido por el oscar del arte tecnológico, el Weisman Art Museum se quedó con los seis paquetes completos de semillas y con seis grabados de la serie; el Museo de Arte Contemporáneo de Sao Paulo tiene un paquete de semillas; de la obra Génesis de 1999, que es una edición de dos, el número uno se lo compró el Ivam de Valencia; los seis biotopos de la serie 'Especimen de Secreto sobre Descubrimentos Maravillosos' están todos vendidos, uno a la colección del Parco d'Arte Vivente de Turín y el resto a coleccionistas particulares, como Alfredo Hertzog, en São Paulo, Frederic Acquaviva, en Berlin, o Valerio Ferrari, en París; o la ya referida 'Cápsula del tiempo' de 1997 en la Colección Beep de Tarragona.

"No hay coleccionista especializado en bioarte, porque una colección en bioarte sería increíble hacerla. Si las obras son vivas sería muy complicado y el coleccionista tendría que tener una visión muy clara de lo que está haciendo", en su opinión, y para dejarlo, aún más claro, toma las dos décadas de bioarte y lo compara con lo sucedido con el videoarte, "Si pones como fecha de inicio del videoarte el 64, ¿en el 84 había una gran colección de videoarte?. Y coleccionar una cinta de vídeo no se puede comparar con coleccionar un ser vivo", zanja Kac.

En cuanto, a su representación comercial, según nos informa: en Nueva York con Henrique Faria, en Brasil con Laura Marsiaj, que pasa a operar, a partir de septiembre, como MarsiajTempo; en Reino Unido con England & Co; en Francia con Galerie Charlot y Galerie 1900-2000; en Cuba con Factoría Habana; y en Buenos Aires con Document Art Gallery.

Con esta última, dirigida por Ricardo Ocampo, quien tiene planes de abrir nueva sede en Madrid, acudirá a la próxima edición de ARCOmadrid, compartiendo stand con el artista uruguayo Clemente Padín (Lascano, 1939).

Arte contemporáneo Arte digital Arte en vivo Bioarte Instalacion
Compártelo en redes

Organización en promoción

Otras noticias de Entrevistas
11 jul de 2018

Carlos Rosón: "Creo que la obligación de un coleccionista es compartir sus obras con el público"

"Desde la fundación hemos colaborado en varias ocasiones con la Universidad de Vigo (Facultad de Bellas Artes). Así mismo hemos colaborado con otras instituciones como la Fundación Pedro Barrié de ...

18 jun de 2018

Mario Cader-Frech: "El coleccionista-filántropo es una devoción con la que uno nace, no se puede comprar ni adquirir"

"Que los medios han finalmente detectado el valor de los coleccionistas que también son mecenas, activos y líderes es la novedad".

07 jun de 2018

Santiago B. Olmo: "La historia del CGAC es su programa de exposiciones y su colección"

"La situación actual del centro junto a la importancia que tiene para el museo el reforzamiento de la colección ha hecho que desde el CGAC se desarrolle mucho esfuerzo en ...

Ver más noticias

Artista en promoción

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba