• Actualidad
  • España

El nuevo Centro de Arte Bombas Gens busca “públicos” que vengan y vuelvan

Equipo y primeros artistas de Bombas Gens | El nuevo Centro de Arte Bombas Gens busca “públicos” que vengan y vuelvan
Equipo y primeros artistas de Bombas Gens | El nuevo Centro de Arte Bombas Gens busca “públicos” que vengan y vuelvan

"La colección es el motor, es el impulso, es la base y el origen de todas actividades del centro, tanto exposiciones como actividades pedagógicas y públicas." (Nuria Enguita)

  • ARTEINFORMADO

Todolí recuerda el compromiso de la colección con los artistas: “nos hemos autoprohibido vender obras de la colección”. Y señala más: “Nunca habrá una exposición de un artista que no esté representado en la colección.”

El pasado viernes quedó inaugurado, en Valencia, el nuevo Centro de Arte Bombas Gens, una iniciativa de la Fundació Per Amor a l'Art, promovida por el empresario y coleccionista de arte José Luis Soler Vila y su esposa Susana Lloret, co-propietarios de Ubesol, fabricante de los productos "Deliplus" y "Bosque Verde" e interproveedor de la firma de supermercados “Mercadona”.  “La idea –recuerda Susana, directora de la fundación- es trabajar en que las personas vengan y vuelvan.” Por eso el centro ha puesto en marcha un programa público de alcance local y global, así como un programa pedagógico en colaboración con diferentes instituciones educativas, asociaciones y grupos sociales con el fin de generar sinergias que estimulen el interés por el arte.

 

El centro estará bajo la dirección artística de Nuria Enguita Mayo, mientras Vicente Todolí, con quien ya colaboró Nuria cuando aquel fue director del IVAM valenciano, asesora la colección de la Fundación desde que hace siete años Soler solicitó su colaboración, y a la que ha hecho evolucionar desde una colección de arte abstracto, fundamentalmente pintura, a una colección también de fotografía, que en estos momentos integra 1.800 piezas de 140 artistas.

 

Desde que en septiembre de 2014 comprasen la fábrica en desuso -un edificio art decó cerrado desde finales del siglo XX- de Bombas Hidráulicas Carlos Gens para que fuera su sede, los nuevos propietarios han acometido la rehabilitación del edificio hasta disponer de 2.600 metros cuadrados para exposiciones –de un total de 6.000 metros cuadrados-, repartidos en 5 naves diferentes. Para el otoño próximo está prevista  la inauguración de la segunda fase, integrada por el descubierto refugio antiaéreo de la Guerra Civil, una bodega del siglo XV, el Centro de Coordinación del Equipo Wilson (dedicado a la investigación de enfermedades raras) y un edificio de nueva construcción que se destinará a centro de día para niños en riesgo de exclusión social.

 

Todolí, considerado como un “hacedor de colecciones”, propuso a Soler incorporar la fotografía a su colección que crece, en profundidad –sobre todo en fotografía se compran bastantes obras a cada artista-, como una tela de araña, marcando el mismo proceso –se sigue comprando todos los años- los pasos a seguir, según indica el mismo Todolí que recuerda el compromiso de la colección con los artistas: “nos hemos autoprohibido vender obras de la colección”. Y señala más: “Nunca habrá una exposición de un artista que no esté representado en la colección”. Pero también recuerda que “no pagamos cifras desmesuradas, tiene que haber un interés mutuo, también del artista, por estar presente en la colección”.

 

Nuria Enguita insistió también en la presentación del centro que “la colección es el motor, es el impulso, es la base y el origen de todas actividades del centro, tanto exposiciones como actividades pedagógicas y públicas.” Y para empezar, una de las muestras inaugurales, “Geografía del tiempo” de la pareja Bleda y Rosa, primera muestra, coproducida con el Museo de la Universidad de Navarra y el CGAC de Santiago de Compostela, en que se presentan las tres series de batallas de este colectivo juntas, un trabajo que se inició en 1994 y cuya última serie ha sido producida por la Fundación valenciana.

 

“Intentaremos –declara Nuria Enguita- que éste sea un centro vivo, un centro abierto, que cuide a cada visitante independientemente del bagaje cultural o político, el centro es gratuito, pero no todas las barreras son económicas, aquí intentaremos romper esas barreras”. “Lo importante –recuerda Nuria- es pensar localmente y actuar globalmente” en referencia a la inserción del centro dentro del contexto local, nacional e internacional, que todos remarcaron señalando que “la colección es internacional, la mayor parte de sus artistas son internacionales” estando previsto, además continuar la colaboración con entidades internacionales.

 

En el ámbito local, se señala que el nuevo centro “aporta una colección que no existe en Valencia, que se suma, desde la diferencia, a otras colecciones que hay en la ciudad”. Y añade Nuria: “Que un centro de día para niños sin recursos esté pegado a un centro de arte es una situación que hay que explorar.” Para empezar, y dentro de un equipo ya integrado por 20 personas, se contará con mediadores de sala “para que el arte llegue a las personas de la mejor manera posible”, señaló también Susana Lloret, que ha abandonado su docencia universitaria para dirigir la fundación.

Galería de imagenes

ALBUM DE VIDEOS

  • Abstracto
  • Fotografía
  • Pintura
ad