Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Cartel ARTJAEN 2020
Evento finalizado
12
sep 2020
30
sep 2020

Compártelo

Publicada el 10 sep de 2020      Vista 101 veces

Descripción de la Exposición

BALSA MEDUSA. ARTJAÉN 2020. La historia de la fragata Medusa fue uno de los sucesos más espeluznantes de la Francia de principios del siglo XIX. El barco se hundió frente a las costas africanas y un pequeño grupo entre los pasajeros consiguió sobrevivir gracias a una balsa construida sobre la marcha. Un barco de la marina francesa avistó a estos náufragos pero no se detuvo en su socorro. Los supervivientes fueron presas del hambre, la sed, la insolación y la enfermedad. La mayoría murieron y el resto sobrevivió comiendo trozos de cadáveres. Finalmente, un carguero de altamar pudo recogerles y los devolvió a Francia. Esta historia fue censurada por el gobierno, que impidió durante un tiempo que el suceso se conociera en la prensa. Gericault realizó este cuadro para dar a conocer el hecho, y tras dos años en que se prohibió que lo expusiera al público, finalmente fue presentado en el Salón Oficial de París causando un tremendo escándalo social. Un cuadro de casi cinco metros de alto y más de siete metros de ancho. La escena recoge el momento en que los náufragos avistan la fragata que no los recogerá. Los personajes componen, en forma piramidad, toda una galería de expresiones dramáticas, desde la desesperación absoluta del anciano que da la espalda al barco, hasta el entusiasmo desbordado de los hombres que agitan sus camisas al horizonte. La balsa medio deshecha por el oleaje, los cuerpos putrefactos de los muertos, mutilados, desperdigados por la balsa... El naufragio de Medusa cargó sobre la culpa de un capitán incompetente y enchufado. Debido a ello, ciento cuarenta y siete personas quedaron a la deriva. Todas ellas excepto quince murieron durante trece días de infierno en los que se sufrió hambre, deshidratación, locura e incluso se recurrió al asesinato y al canibalismo. El pintor hizo numerosos bocetos y estudios previos de cadáveres y restos humanos sacados de cementerios y ejecuciones públicas. Cuentan que durante semanas su taller apestaba a muerto. El artista construyó una réplica real de la balsa y allí apiñó los cadáveres y trozos de extremidades en descomposición. Los bocetos preparatorios para este cuadro son considerados hoy día como auténticas obras maestras del gore y la cultura bizarra. La Balsa de la Medusa fue el cuadro insignia del movimiento romántico francés. El cuadro sigue representando la visión individualista del yo ante el todo, como sello de identidad del periodo romántico, aunque en el mismo se represente a un grupo de personas. Gericault, el niño prodigio del romanticismo pintó este cuadro antes de los treinta. Murió a los treinta y dos años. Comisarios: David Martinez, Murdo Ortiz. Artistas: Ana de la Cuadra, Meri Merino, Carmen Montoro, Sabina Huber, Agus Díaz Vázquez, Fernando Sáez, Iván Izquierdo, Patricio Hidalgo, Fernando Bocio, José Luís Sánchez, Ildefonso Cecilia, Chema Lumbreras, Francisco Ladrón de Guevara, Juan Carlos Machuca.

Documentos relacionados

Actualizado

el 01 oct de 2020

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?