Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Jorge Gil. Autorretrato con Máscara. Interferencias en la Colección Guayasamín
Evento finalizado
19
dic 2019
16
feb 2020

Compártelo

Cuándo: 19 dic de 2019 - 16 feb de 2020
Inauguración: 19 dic de 2019
Horario: De martes a sábado horario de mañana de 11:00 a 14:00 horas, y de tarde de 17:00 a 20:00 horas . Domingos y festivos de 11:00 a 14:00 horas. Lunes cerrado.
Dónde: Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla y Fundación Guayasamin / Ronda de San Francisco, s/n / Cáceres, España
Comisariada por: Julio C. Vázquez Ortiz
Organizada por: Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla y Fundación Guayasamin
Artistas participantes: Jorge Gil
Etiquetas:
Publicada el 19 dic de 2019      Vista 62 veces

Descripción de la Exposición

El pasado 19 de diciembre, se inauguraba en la Casa Museo Guayasamín de Cáceres, el último proyecto de Jorge Gil (Jaca, 1981), uno proyecto específico, desarrollado dentro de la propia exposición del museo, a modo de interferencia sobre su colección, como anota el subtítulo del proyecto. De esta manera, Autorretrato con máscara. Interferencias en la colección Guayasamín es una exposición en formato de intervención específica, en dialogo directo con la obra del pintor ecuatoriano así como con la colección de arte precolombino y colonial que aloja el museo cacereño. La oportunidad de enfrentar la emergencia contemporánea, personificada en Gil, con el centenario de Oswaldo Guayasamín, se convierte en objetivo de esta intervención, que busca traspasar las barreras de la musealización tradicional para fomentar diálogos a tres bandas entre intervención temporal, colección permanente y espectador, explorando caminos inéditos para todas las partes. De esta manera, la Diputación de Cáceres junto a la Fundación Guayasamín cierran una año de actividades entre Ecuador y España, conmemorado los cien años del artista nacido en Quito en 1919. ACTIVIDADES PARALELAS Acompañando a la exposición, a finales de enero se llevará a cabo una conferencia a cargo del propio artista, Jorge Gil, junto con el comisario del proyecto, Julio C. Vázquez-Ortiz e igualmente se presentará el catálogo de la exposición, realizado expresamente para la ocasión, recogiendo el montaje en el propio museo. --------------------------------- En julio de 2018, Jorge Gil (Jaca, 1981) presentaba Ensayos de alteridad, su primera injerencia artística sobre un museo, en este caso, el Nacional del Teatro de Almagro. Justo un año después, en julio de 2019, comenzaban en Quito las celebraciones del centenario de Oswaldo Guayasamín en La Capilla del Hombre. A lo largo de ese año, el artista oscense emprendió un peregrinaje por museos, colecciones, bienales y espacios híbridos, sobre los que interviene mediante un método permeable y relacional pero también incisivo, bordeando los postulados tradicionales del “cubo blanco”, para avanzar en procesos expositivos experimentales, que ponen en tela de juicio la fisionomía tradicional del espacio museístico. Un proceso que culmina con este ejercicio artístico. Basado en estos postulados, el autor propone una exposición en formato de intervención específica sobre la colección del Museo Guayasamín, buscando el diálogo tanto con la obra del propio Oswaldo como con su colección de arte precolombino y colonial, generando nuevos y múltiples puntos de vista de cada una de las partes y entre sí. De esta manera, los últimos trabajos de Jorge Gil se acercan a la mística del objeto votivo religioso desde la perspectiva del pensamiento mágico, entendiendo éste como canal para progresar en su análisis y cuestionamiento de la condición humana; elementos patentes tanto en los recurrentes rostros enmascarados representados por Oswaldo Guayasamín, como en la hibridación mitológica producida por la convivencia entre las culturas precolombinas y coloniales, que ejemplifica la colección de figuras mitológicas y religiosas del museo. Pero, lo que para Guayasamín cimenta una identidad concreta, manifiesta en su activismo indígena, sirve a Gil para relativizar acerca del concepto de identidad en sí, añadiendo nuevas dimensiones semánticas a la colección. De esta manera, al introducir sutilmente pequeñas interferencias entre los objetos reales de dicha colección, Jorge Gil siembra la duda, germen de un relato polisémico sobre el que desplegar su propio discurso. Así, el empleo del humanoide (véase figuras, marionetas, exvotos, siluetas, etc) como elemento de sustitución del sujeto y su puesta en relación con el entorno, construye una narración que incide en las diferentes implicaciones que existen entre ambos: realidad y ficción, auténtico y falso, vivo e inerte, individual y colectivo... Igualmente, ambos artistas comparten filia por la máscara como elemento de formalización en su obra, punto de partida para que Guayasamín dé rienda suelta a su expresionismo pictórico, denunciando los desastres de la guerra como grito universal. Mientras tanto, Jorge Gil aprovecha la fuerte carga simbólica de la careta para despojarla de toda expresión, acercándose a postulados psicoanalíticos, con la ironía de crearlas a partir de su propia fisionomía, cambiando guerra por pérdida e identidad por anonimato, donde el universalismo del artista residente muta en el existencialismo del interventor. Por tanto, la oportunidad de enfrentar la emergencia contemporánea, personificada en Jorge Gil, con el centenario de Oswaldo Guayasamín, se convierte en objetivo de esta intervención, que busca traspasar las barreras de la musealización tradicional para fomentar diálogos a tres bandas entre intervención temporal, colección permanente y espectador, explorando caminos inéditos para todas las partes. Julio C. Vázquez-Ortiz

Actualizado

el 24 dic de 2019
15 ene - 15 jul
Premio en Santander, Cantabria, España

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme