¿Ya tienes PLAN DE DIFUSION? ¡En ARTEINFORMADO lo tienes desde 50 Euros!
Cabezas parlantes
13
feb 2020
30
abr 2020

Compártelo

Publicada el 04 feb de 2020      Vista 61 veces

Descripción de la Exposición

CABEZAS PARLANTES Joan Bennassar en colaboración con Julicore Esta exposición se presenta como un recorrido por los últimos trabajos de Joan Bennassar (1991, Palma de Mallorca) y que, para esta ocasión, establece una colaboración con la diseñadora de modas Julicore. La muestra toma como punto de partida una película llamada Cabezas Parlantes, grabada por Joan Bennassar en una urbanización formada por casas Mara en San Felipe, Venezuela en enero de 2020. Estas arquitecturas futuristas fueron diseñadas por el arquitecto venezolano Jorge Castillo en 1972 [1]. El trabajo video gráfico se presenta como un ensayo ficcional que en una primera instancia se nutre de las entrevistas realizadas a Jorge Castillo y los habitantes de la urbanización de casas Mara. A través de yuxtaposición de relatos fragmentarios, Cabezas parlantes explora el alcance de los imaginarios de futuro y sus múltiples realidades cambiantes que se cristalizan en la urbanización de estos prototipos de vivienda experimental y se extienden más allá del control del arquitecto y de los propios habitantes. A partir del estudio de estos prototipos, se despliegan una variedad de obras en formatos escultóricos, gráficos, textiles, fílmicos y sonoros. Estos elementos funcionan como extensiones materiales del trabajo de investigación y establecen una relación entre las múltiples condiciones arquitectónicas de estos experimentos y la imaginación puesta al servicio de pensar futuros posibles. [1] En 1972 el arquitecto venezolano Jorge Castillo diseñó un sistema prefabricado a base de materiales plásticos que llamó “Casa Mara”. Estas unidades móviles de fibra de vidrio y poliestireno expandido, tomaron como referentes la forma de platillo volante futurista e integra y también arquetipos de vivienda indígena, como la churuata, que es un tipo de vivienda predominante en los poblados indígenas Panare y Piaroa. La casas, pensadas en su concepción para alojar una familia mínima, se produjeron modularmente en fábrica y se llegaron a construir 94 que se repartieron por todo Venezuela. Alrededor de 43 de estas casas fueron compradas por la Corporación Venezolana de Fomento (CVF) para Centro industrial experimental para la producción de alimentos (CIEPE), en lo que se estimaba convertir en una obra de referencia en el desarrollo industrial del país. En las casas Mara de plástico se alojaron los trabajadores y familias de la fundación agroindustrial CIEPE y viven desde entonces.

Actualizado

el 26 feb de 2020

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?
Compártelo