Exposición en Santander, Cantabria, España

Del dibujo y la forma

Dónde:
Siboney / Santa Lucía, 49 / Santander, Cantabria, España
Cuándo:
12 ago de 2020 - 16 sep de 2020
Inauguración:
12 ago de 2020
Precio:
Entrada gratuita
Organizada por:
Documentos relacionados:
Promociones arteinformado
Descripción de la Exposición
La galería Siboney presenta una nueva exposición de la santanderina de adopción -aunque nacida en San Sebastián (1962)- Susana Reberdito. Residente en Alemania desde hace dos décadas, presenta su obra en la galería Siboney por segunda vez, y lo hace tras su exitosa muestra en la Biblioteca Central de Cantabria en 2019, titulada 2019 “Meeresrauschen”. Una muestra con un título revelador: (Susurros del Mar); Es decir, colores que son sonidos. Y es que Susana Reberdito nos hablaba de los sonidos, los olores, la suavidad o la aspereza, el calor, incluso los sabores de sus cuadros. Susana Reberdito formada artísticamente tanto en los talleres de Xesús Vázquez y Esteban de la Foz, en un principio, y más tarde en Madrid y Estados Unidos. En sus años de trabajo en Santander su pintura pasa por un expresionismo figurativo, de aliento monumental, que continúa en las series desarrolladas en EEUU, de iconografía religiosa, con ... piedades y crucifixiones inspiradas en la escultura románica norteuropea. A ello sucederá su serie de desnudos femeninos. Son los años en que pinta sus figuras danzantes de la Sala Griega del Palacio de Festivales de Santander, de una poderosa monumentalidad. Susana cultiva en la actualidad una pintura orgánica y colorista, de fuerte y valiente pincelada y en el límite mismo con la abstracción. En su regreso a la Galería Siboney presenta obra reciente. Son dibujos realizados con el iPad y piezas de pared, generadas a partir de sus dibujos de naturalezas muertas, pero dándole un giro de tuerca, y al dotarles de volumen, los convierte en una suerte de dibujos en relieve. Traduciendo sus reconocibles dibujos de motivos de flores o frutas a un único color, reciben un nuevo valor plástico: Un juego de contrastes, entre luces y sombras, y se crean relieves muy interesantes, con los que la artista saca la pintura del formato convencional. Susana Reberdito se reinventa constantemente, es curiosa y está abierta a nuevas técnicas. Continúa desarrollándose como artista. Su último proyecto es la creación de arte tridimensional. En una reciente entrevista, le decía a la crítica de arte Carmen González-Borrás “La escultura es mi pasión oculta, mi asignatura pendiente. Empecé con los relieves motivada por un concurso para una escultura pública a situar en el patio del renovado instituto de la ciudad donde vivo. Pensé que era el momento de tomarme en serio un salto a la tridimensionalidad. Mi pregunta entonces fue, ¿qué quiero mostrar yo a gente joven en el patio de un instituto alemán? El sentimiento lo tenía cercano, pues llevaba unas semanas dando clases en un instituto de otra ciudad. La respuesta a mí misma fue: alegría, color, sentido lúdico y a veces sensibilización por el medioambiente. Y partí de mis dibujos desenfadados, atolondrados, “despreocupados”. Hice recortes, collages que se salían del plano, dibujostridimensionales con cartulinas y ensamblajes de cartones. Toda esta experimentación me ha abierto nuevos caminos, que voy a ir trabajando poco a poco. El primero que he elegido, es el de recortar mis dibujos de iPad directamente a otros materiales como la madera, el metal o el cristal acrílico. Y de ahí, han empezado a surgir los relieves·” La pintura de Susana Reberdito se inscribe en la tradición mediterránea, pese a haber vivido siempre en el Norte. Hoy pinta sobre todo bodegones, a veces desmedidos, siempre apasionados, exultantes de color. Reberdito se sirve de una cierta alteración de las escalas y plantea piezas de más de dos metros, que no podremos ver en esta exposición, para representar una naturaleza muerta que remite a una naturaleza más intimista. La pasión por el color vincula a Susana con una generación anterior de pintores españoles, la que entre los años setenta y ochenta salió del arte conceptual y redescubrió el júbilo del color. Es la generación de Carlos Alcolea, Manolo Quejido o Juan Navarro Baldeweg. Las naranjas son hoy casi signos emblemáticos en su pintura, como una silueta simplificada en marcado contraste con el fondo, ocupando a menudo toda la extensión de la tela e inscribiéndose con énfasis en la materia pictórica. Sus líneas, más que dibujarse, se graban (cómo lo hacía un pintor que Susana aprecia especialmente, Hernández Pijuán). Sobre una capa de pintura relativamente seca, la artista extiende una nueva capa de un color diferente, que luego araña para hacer surgir el color de las capas inferiores. Las líneas esgrafiadas sugieren una inserción profunda en la materia, en la matriz de la pintura. Ella, la pintura, a menudo se acota en el plano con un marco interno que reitera, dentro del cuadro, los bordes y esquinas del soporte. Este recurso funciona a veces como una ventana, a través de la cual se distingue el objeto de contemplación. Para el catálogo de su última exposición en Santander (Oceános, Palacete del Embarcadero, 2014), el Dr. Guillermo Solana, actual director artístico del Museo Thyssen-Bornemisza, escribió un interesante texto, en el que aludía a cuestiones que también se plantean en esta exposición, y que de alguna manera dan título a la misma: “El dibujo -escribió Robert Motherwell- es un yate de carreras que corta el océano. La pintura es el océano mismo.” (Drawing is a racing yacht, cutting through the ocean. Painting is the ocean itself.) Motherwell ignoraba tal vez que esa idea había sido planteada tres siglos antes en Francia, en la época de famosa querella del dibujo y el color, por Charles Le Brun, líder de la facción clasicista y gran preboste de la Academia. En sus discursos, Lebrun recomendaba a los artistas que se guiaran siempre por el dibujo (“que le dessin soit toujours le pole et la boussole qui nous regie”) para no terminar sumergidos en el océano del color, donde tanta gente se ahoga (“afin de ne pas nous laisser submerger dans l’ocean de la couleur, ou beaucoup de gens se noient en voulant s’y sauver.”).[...] Pero la sensación final que la obra de Reberdito comunica no es de disolución, sino de plenitud. [...] el agua (hablaba de sus Océanos, expuestos en el Palacete del Embarcadero) y la pintura identificados en una pura exaltación vital, en una celebración de la vida, con una intensa emoción sensual y casi religiosa al mismo tiempo.”

 

 
Imágenes de la Exposición
Susana Reberdito — Cortesía de Galería Siboney

Entrada actualizada el el 17 ago de 2020

¿Te gustaría añadir o modificar algo de esta ficha?

Infórmanos si has visto algún error en este contenido o eres este artista y quieres actualizarla. ARTEINFORMADO te agradece tu aportación a la comunidad del arte.

¿Quieres estar a la última de todas las exposiciones que te interesan?

Suscríbete al canal y recibe todas las novedades.

Recibir alertas de exposiciones

Plan básico

Si eres artista o profesional… ¡Este plan te interesa! (y mucho)

  • Sube y promociona eventos y exposiciones que hayas creado o en los que participes ¡Multiplicarás su visibilidad!
  • Podrás publicar (y también promocionar) hasta 100 obras tuyas o de tus artistas. ¡Conecta con tus clientes desde cada una de ellas!
  • Disfruta de acceso a todo el contenido PREMIUM y al Algoritmo ARTEINFORMADO (Ecosistema AI e Indice AI de Notoriedad de artistas iberoamericanos).
  • Mantendremos actualizada tu ficha o la de tus artistas. Además, podrás contactar con los gestores de otras.
Promociones arteinformado
Exposición Online
16 nov de 2022 - 18 feb de 2023

Online

Exposición
23 nov de 2022 - 17 abr de 2023

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) / Madrid, España

Premio
Formación
06 oct de 2022 - 30 jun de 2023

Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) / Valencia, España

¿Quieres estar a la última de todas las exposiciones que te interesan?

Suscríbete al canal y recibe todas las novedades.

Recibir alertas de exposiciones