Diario de Moscú
Evento finalizado
27
ene 2016
09
abr 2016

Compártelo en redes

Publicada el 02 feb de 2016      Vista 255 veces

Descripción de la Exposición

En su libro Dialéctica de la mirada. Walter Benjamin y el proyecto de los Pasajes (Visor, 1995), Susan Buck-Morss señala que cuando Benjamin formuló en 1924 los primeros planes y notas para Passagen-Werk supo que su nuevo proyecto incluía los motivos de su libro de aforismos Calle de dirección única. Razón por la cual, Buck- Morss sostiene que la Obra de los pasajes emerge de dos movimientos antitéticos: por un lado, de la forma anticuada de su ensayo El origen del drama barroco alemán y, por otro, de una nueva actitud literaria de vanguardia y de compromiso político. Y aquí es donde encontramos a un personaje determinante en la vida y en el trabajo de Walter Benjamin: Asja Lacis, directora de cine y actriz de teatro comprometida con la Revolución de Octubre. Una "comunista excepcional" además de "una de las mujeres más excepcionales que he conocido", escribió de ella Benjamin, cuya influencia fue tan grande que, como reconoció en su diario, le convirtió en un "hombre nuevo". El encuentro de Asja Lacis y Walter Benjamin tuvo lugar en Capri, durante el verano de 1924. Asja Lacis había acudido a la isla italiana junto al dramaturgo austriaco Bernhard Reich, su pareja sentimental, en busca de un clima más apropiado para la salud de su hija Daga, enferma de neumonía. Benjamin eligió el mismo destino para escribir El origen del drama barroco alemán que se publicó en 1925, dedicado a su esposa Dora. Aquel año también se editó Calle de dirección única con la dedicatoria: "Esta es la calle de Asja Lacis, la ingeniera que la ha abierto en el autor". En noviembre de 1925, Benjamin visitó a Lacis en Riga donde esta dirigía, de manera ilegal, el Teatro de los Trabajadores integrado por actores obreros, según el método de la improvisación. Y el 6 de diciembre de 1926, Walter Benjamin llegó a Moscú para reencontrarse con Asja Lacis, aunque buscó otras excusas: conocer la situación rusa para decidir su militancia en el Partido Comunista de Alemania, y escribir varios comentarios sobre la ciudad que finalmente reunió en el artículo "Moscú" para la revista Die Kreatur. Diario de Moscú recoge la experiencia de la estancia de Walter Benjamin en la ciudad, desde el 6 de diciembre de 1926 hasta el 1 de febrero de 1927. La lectura del libro es reveladora: el único deseo de Benjamin era estar con Lacis, acudir juntos al teatro y al cine, visitar museos, comprar juguetes para su colección, compartir ideas, pasear... pero no fue posible. Cuando Walter Benjamin llegó a Moscú, Asja Lacis se encontraba ingresada en el Sanatorio Rott debido a una crisis nerviosa, y su hija Daga permanecía interna en un establecimiento benéfico a las afueras de Moscú. La situación era tan grave que Benjamin se vio obligado a pasear solo por Moscú, aterido de frío y con suma torpeza como todo extranjero en un país del que ni siquiera conoce el idioma. La descripción de sus paseos, sin embargo, es bellísima y extraordinariamente elocuente de la verdadera dimensión de los cambios de un país en plena transformación. Los encuentros y desencuentros con Asja fueron constantes, también las decepciones. Los variables estados de ánimo de Benjamin son la respuesta a los de Lacis. Con el título Moskauer Tagebuch, la editorial Suhrkamp de Frankfurt publicó en 1980 las notas que Walter Benjamin tomó durante su estancia en Moscú. Los originales se conservan en el Benjamin-Archiv, en Frankfurt. En 1988, la editorial Taurus de Madrid tradujo el libro al castellano con el título de Diario de Moscú. Las citas que acompañan a las obras del proyecto expositivo que presenta la galería Carolina Rojo se han tomado de la edición de Abada (2015). En Diario de Moscú todo gira en torno a Asja Lacis. La ciudad misma se aparece bajo la intensidad de su pasión amorosa. El amor guía los pasos de Walter Benjamin por la ciudad; en ocasiones acompañado por Asja Lacis y en otras solo, obligado por su ausencia. En unos y otros paseos, Benjamin describe con minuciosidad aguda, preciosista y mágica los detalles de su observación. En la experiencia de aquel viaje se asienta el proyecto expositivo Diario de Moscú que la galería Carolina Rojo presenta, bajo la dirección de Chus Tudelilla Laguardia. Los apuntes del diario de Walter Benjamin son los hilos conductores de una historia construida, como si de un gran collage se tratara, a partir de los relatos visuales realizados por los artistas y las artistas convocados en esta iniciativa. La compleja relación establecida entre Benjamin y Lacis, las descripciones de su habitación y la de Lacis en el sanatorio, donde tenían lugar la mayoría de sus encuentros, y las de los pasajes, establecimientos comerciales, museos y teatros, así como el inventario de objetos que suscitaron su curiosidad, su especial atención a los juguetes y, por supuesto, también al paisaje, son algunos de los temas motivo de reflexión y trabajo. Sin olvidar la naturaleza física del diario, escrito en papel de escasa calidad, con tinta de color violeta, progresiva ausencia de espacios vacíos y reducción en el tamaño de la letra. Chus Tudelilla Laguardia, 14 de enero de 2016

Actualizado

el 10 mar de 2016

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes
01 jul - 30 jul
Certamen en Madrid, España
ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba