Exposición en Valencia, España

Eduardo Arroyo

Dónde:
Centro Cultural Bancaja Valencia - Fundacion Bancaja / Plaza Tetuán, 23 / Valencia, España
Cuándo:
23 feb de 2024 - 23 jun de 2024
Inauguración:
23 feb de 2024
Horario:
De martes a domingo: de 10 a 14 y de 16.30 a 20.30 horas. Lunes cerrado, excepto festivo y víspera de festivo
Precio:
Entrada gratuita
Comisariada por:
Organizada por:
Artistas participantes:
Descripción de la Exposición
Valencia, 14 de febrero de 2024. Eduardo Arroyo, una de las figuras clave del arte contemporáneo español más reciente, será el protagonista de la próxima exposición de la Fundación Bancaja, que abrirá sus puertas al público el 23 de febrero en su sede en Valencia. Integrada por más de 80 obras, será una de las retrospectivas de referencia en la exhibición del artista internacional y la primera que se realiza en España tras su muerte en 2018. El recorrido expositivo viajará por la trayectoria creativa de Eduardo Arroyo a lo largo de más de 50 años con piezas que van desde los años 60 hasta 2018, incluyendo El buque fantasma, la última obra en la que trabajó el artista antes de su muerte, inspirada en la composición de Richard Wagner conocida como El holandés errante. La exposición, comisariada por Marisa Oropesa, mostrará las diversas disciplinas que abordó Arroyo en su producción artística ... con presencia tanto de pinturas como de esculturas, dibujos y collages, que profundizan en sus dos etapas creativas: durante su exilio a París (1958-1976) y después del exilio tras la muerte de Franco (1976-2018). Aspectos clave de su obra como su predilección por los grandes formatos, la vivacidad de colores, su inclinación hacia la neofiguración, la ausencia de profundidad espacial o el aplanamiento de la perspectiva, podrán apreciarse en la exposición gracias a un conjunto único de obras reunido con la colaboración de la Galería Marlborough, la Colección de Arte ABANCA, Colecciones ICO Madrid, Colección P. Arroyo, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco ARTIUM, Fundación Azcona y de colecciones particulares. Entre las piezas que conforman la exposición se encuentra la obra El cordero místico, la interpretación personal que Arroyo realizó entre 2008 y 2009 del conocido políptico de los hermanos Hubert y Jan van Eyck. El conjunto expositivo revisa las temáticas más presentes en la obra de Eduardo Arroyo, centradas en el ámbito social y político al comienzo de su carrera, pero también en la literatura, el cine, la historia o la música. El recorrido por la sala permite conocer las imágenes más representativas de su iconografía, como los boxeadores, los deshollinadores, los toreros, las flamencas o las moscas. Su obra está marcada por la oposición clara y firme contra la dictadura franquista y la violencia, una postura que se refleja en su trabajo a través de la ironía y la crítica. Además, se aprecia su habilidad para descontextualizar los tópicos de la cultura española y su pasión por la escritura, que se atestigua no solo en extractos de sus textos presentes en la sala, sino también en los títulos de sus obras, que en muchas ocasiones cuentan con referencias literarias. La muestra Eduardo Arroyo podrá visitarse en la sede de la Fundación Bancaja en Valencia (Plaza Tetuán, 23) del 23 de febrero al 23 de junio de 2024. Dentro del programa de mediación cultural y artística, la Fundación Bancaja ofrecerá talleres didácticos gratuitos vinculados con la exposición y dirigidos a escolares, personas con diversidad funcional, personas en riesgo de exclusión social y personas mayores, así como visitas comentadas para público general y grupos de la mano de un experto especialista en arte y mediación cultural. ------------------------------------------------------ ------------------------------------------------------- «Me preocupa la cultura y el entorno, me preocupa, en realidad, todo, las cosas y la vida, y me preocupa mucho el arte y la pintura, y me parece importante porque mi patria es la pintura.» Eduardo Arroyo La Fundación Bancaja presenta en su sede en Valencia la exposición Eduardo Arroyo, una de las retrospectivas de referencia en la exhibición de la obra del artista internacional y la primera que se realiza en España tras su muerte en 2018. La muestra viaja por la trayectoria creativa de una de las figuras clave del arte contemporáneo español a lo largo de seis décadas desde los años 60 hasta su fallecimiento. Comisariada por Marisa Oropesa, está integrada por más de 80 obras entre pinturas, esculturas, dibujos y collages que profundizan en sus dos etapas creativas: durante su exilio a París (1958-1976) y después del exilio (1976- 2018) tras la muerte de Franco. El conjunto expositivo revisa las temáticas más presentes en la obra de Eduardo Arroyo, centradas especialmente en el ámbito social y político durante la primera etapa de su trayectoria, pero también en la literatura, el cine, la historia o la música. El recorrido revela su evolución desde unas creaciones con fuerte carga de denuncia contra la dictadura franquista hacia un lenguaje más sutil, irónico e íntimo, y permite reconocer las imágenes más representativas de su iconografía, como los boxeadores, deshollinadores, toreros, calaveras, flamencas o moscas. Aspectos clave de su producción artística como su predilección por los grandes formatos, la vivacidad de colores, su inclinación hacia la neofiguración, la ausencia de profundidad espacial o el aplanamiento de la perspectiva pueden apreciarse en la amplia selección de obra procedente de la Galería Marlborough, la Colección de Arte ABANCA, Colecciones ICO Madrid, Colección P. Arroyo, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco ARTIUM, Fundación Azcona y de colecciones particulares. La exposición incluye piezas de la década de los 60 como Saint Bernard tonnelet (1965) o Titan White Rembrandt I (1969) hasta El buque fantasma (2018), la última obra en la que trabajó Arroyo antes de su muerte, que está inspirada en la composición de Richard Wagner conocida como El holandés errante. La selección de obra incluye Cordero místico, la interpretación personal que el artista realizó entre 2008 y 2009 del conocido políptico de los hermanos Hubert y Jan van Eyck que se conserva en Gante y en la que Arroyo aporta su imaginario invadiéndolo de personajes como Peggy Guggenheim, Buñuel, María Callas o Ciudadano Kane, además de insertar la mosca o el boxeador, algunas de sus señas de identidad. La pieza, que se expone por primera vez en Valencia, muestra la maestría de Arroyo como dibujante. La muestra incluye la proyección de un extracto del documental ‘Arroyo. Exposición individual’, una pieza audiovisual producida en 2012 por La Fábrica y el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo con la reproducción de las piezas que forman parte de la exposición, que se acompañan de textos de Juan Manuel Bonet y de la propia comisaria. Dentro del programa de mediación cultural y artística, la Fundación Bancaja ofrece talleres didácticos gratuitos vinculados con la exposición y dirigidos a escolares, mayores, personas con diversidad funcional y personas en riesgo de exclusión social, así como visitas comentadas para público general y grupos de la mano de un experto especialista en arte y mediación cultural. La muestra Eduardo Arroyo puede visitarse en la sede de la Fundación Bancaja en València (Plaza Tetuán, 23) del 23 de febrero al 23 de junio de 2024. Una biografía pintada La vida de Eduardo Arroyo estuvo siempre marcada por sus inquietudes y sus aficiones, que influyeron directamente en su forma de abordar la creación, al igual que su experiencia personal de la dictadura franquista, el exilio y el regreso a España. El propio artista afirmaba que “en realidad, la pintura es un proceso autobiográfico. Estás pintando constantemente tu vida. Es el resultado de tu evolución. La mía es una pintura muy autobiográfica, con curiosidades, si quieres, exteriores, que muchas veces no aparecen en el cuadro, que son observaciones, miradas producidas por la cotidianidad en un cierto sentido, la lectura de un periódico, la lectura de un libro, el paseo por la ciudad, no sé, indudablemente hay una relación muy estrecha con la vida de uno. Es una biografía pintada”. En esta ‘biografía pintada’ que es la obra de Arroyo se incluye la influencia recibida de grandes nombres de la historia del arte como Goya o Velázquez, de los que disfrutaba en sus visitas al Museo del Prado. “Para mí es imposible pintar sin pensar en Goya”, declaraba. La influencia de Goya es especialmente palpable en su trabajo y se extiende incluso al vínculo que ambos mantenían con la escritura. Los títulos en la obra de Arroyo tienen valor por sí mismo y, del mismo modo que el pintor aragonés, ponen al espectador sobre aviso de lo que va a ver, como destaca Marisa Oropesa. Esa pasión por la escritura le llevó a publicar varios libros, como Panamá Al Brown (1982) y Sardinas en aceite (1990), y se percibe también en obras pictóricas como La ballade de la geôle de Reading (2016) o El retrato de Dorian Gray (2014), claros homenajes a Oscar Wilde, o 18 Rue Fortunée, 75008 Paris (2014), que remite a la casa de su admirado Balzac. Arroyo reinterpretó la icónica pintura de Velázquez El bufón el Primo actualizándola en 1970 en su obra Retrato del enano y bufón de la corte, Sebastián de Morra. Nacido en Cadaqués la primera mitad del siglo XX, en la que el rostro del retratado es el de Salvador Dalí. La vivencia histórica y la historia como influencias En las primeras creaciones de Arroyo existe una fuerte carga de denuncia contra la dictadura franquista de forma explícita, como en Sama de Langreo, Asturias, septiembre de 1963. La moglie del minatore Pérez Martínez, Constantina detta Tina rapata della polizia (1970). Una temática que aborda también desde la ironía en obras como Diferentes tipos de bigote reaccionario español o varios aspectos del Sindicato de Actividades Diversas (1970), como señala la comisaria. La historia es otra de sus grandes fuentes de inspiración, algo que se aprecia en obras como El Dorado (2010) o El Museo del Descubrimiento de día – El Museo del Descubrimiento de noche (1992), donde habla de la historia colonizadora de España. Esa influencia se extiende a acontecimientos que él vive, como la caída del Muro de Berlín que representa en 3 Octubre 1990 (1990). Descontextualización e imágenes recurrentes Marisa Oropesa destaca también la capacidad de Arroyo para descontextualizar, un hábito que fue recurrente en su obra tal y como se aprecia en su retrato Van Gogh sur le billard d’Auvers- sur- Oise (2016-17). En esa línea, destaca también en su trabajo su habilidad para la descontextualización de los tópicos de la cultura española. Los elementos folclóricos, como la botella de Tío Pepe o el sombrero cordobés, encuentran un nuevo sentido en su obra, al igual que la figura del deshollinador, su particular e irónica manera de desmitificar el oficio de pintor. Una sátira que se hace evidente en obras como Peintres aveugles (1975) o El pintor orgulloso de sí mismo (1976). La capacidad de síntesis de este creador está siempre latente y lleva a hablar de unas imágenes que se reiteran en su lenguaje plástico a lo largo de los años, como las vanitas o las moscas, de las que Arroyo decía: “España es el paraíso de las moscas. Es un emblema muy español como las vanitas con calavera, otra figura que también está en la médula española. Ambos objetos los sigo utilizando porque siempre me ha atraído todo lo que envuelven”. Otro de los iconos característicos de la obra de Arroyo es la calavera, tan conocida durante el barroco. Como los artistas de aquel tiempo, Arroyo se sirve de tópicos como el memento mori, que remiten a la esencia de la vida. Eduardo Arroyo. Biografía Eduardo Arroyo Rodríguez (Madrid, 1937-2018) fue un prolífico pintor, artista gráfico, autor y escenógrafo español, considerado uno de los máximos exponentes del realismo políticamente comprometido. Nació en Madrid y se formó inicialmente como periodista, graduándose en la Escuela de Periodismo de Madrid en 1958. Tras finalizar sus estudios y debido a su profundo rechazo por la España franquista, Arroyo emigró a París a los veintiún años. Allí comenzó a trabajar como escritor y periodista, pero pronto decidió dedicarse a la pintura. En París entabló amistad con miembros de la joven escena artística de la ciudad, especialmente con Gilles Aillaud, con quien colaboró más tarde en la creación de algunas escenografías, como Vivre et laisser mourir ou la fin tragique de Marcel Duchamp, una obra en ocho piezas destinada a cuestionar el arte francés contemporáneo. También entabló amistad con Joan Miró y en 1964 saltó a la fama con su primera exposición importante hasta llegar a ser el protagonista de la mayor exposición de arte español posterior al franquismo en la Bienal de Venecia de 1976. Arroyo también se dio a conocer al gran público a través de sus numerosos trabajos como escenógrafo, así como por sus diseños de vestuario. En esta faceta, colaboró desde 1969 con el director Klaus Michael Grüber, quien le animó en esta actividad. Creó decorados, entre otros, para el Piccolo Teatro de Milán, la Ópera de París (en 1976, Die Walküre, de Richard Wagner), la Schaubühne am Lehniner Platz de Berlín y el Salzburger Festspiele (en 1991, Z mrtveho domu, de Leoš Janáček). Su obra teatral “Bantam” se estrenó con gran éxito en el Bayerisches Staatsschauspiel (Residenztheater) de Múnich en 1986, con su amigo Grüber como director y Ailland y Antonio Recalcati en la escenografía y el vestuario. La obra de Eduardo Arroyo se ha expuesto desde 1961 en numerosas exposiciones de todo el mundo, como la Neue Gesellschaft für Bildende Kunst de Berlín (1971), el Centre Pompidou de París (1982), el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York (1984), el Museum für Kunst und Kulturgeschichte de Dortmund, (1987), el Institut Valencià d’Art Modern de Valencia (1989), el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (1998) y, más recientemente, en la exposición individual en la Fundación ENAIRE de Santander (2021-22).

 

 

Entrada actualizada el el 22 feb de 2024

¿Te gustaría añadir o modificar algo de este perfil?

Infórmanos si has visto algún error en este contenido o eres este artista y quieres actualizarla. O si lo prefieres, también puedes ponerte en contacto con su autor. ARTEINFORMADO te agradece tu aportación a la comunidad del arte.

¿Quieres estar a la última de todas las exposiciones que te interesan?

Suscríbete al canal y recibe todas las novedades.

Recibir alertas de exposiciones

Club AI

Si amas el arte…¡querrás formar parte de nuestro club!

  • Organiza tus alertas sobre los temas que más te interesan: exposiciones, premios y concursos, formación… ¡Elige dónde, cómo y cuándo!
  • Entérate de todo lo que sucede en nuestros boletines de noticias.
  • Te mostramos la información que más se ajuste a tus preferencias.
  • Sigue a tus artistas, profesionales, galerías o museos favoritos. ¡Recibirás una notificación cada vez que actualicen contenido!