Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
BERTA CÁCCAMO Sin título 1990  Acrílico sobre tela  20 x 20 cm
¡Últimos días!
13
feb 2020
18
jul 2020

Compártelo

Cuándo: 13 feb de 2020 - 18 jul de 2020
Inauguración: 13 feb de 2020
Horario: M-V 11 - 14 h.; 16.30 – 20.30 h. / S 11 - 14.30 h. Tardes con cita
Precio: Entrada gratuita
Dónde: Formato Cómodo / Lope de Vega, 5 - Bajo / Madrid, España
Comisariada por: Juan de Nieves
Organizada por: Formato Cómodo
Artistas participantes: Berta Álvarez Cáccamo
Eventos relacionados: Las Letras galerías
Publicada el 26 feb de 2020      Vista 53 veces

Descripción de la Exposición

La práctica artística de Berta Cáccamo (Vigo, 1963 – Coruxo, Vigo, 2018) representó una de las trayectorias más integrales e independientes sobre el discurso y el devenir de la pintura que se generaron en España desde finales de los años ochenta. A lo largo de treinta años de producción activa, su obra se inscribió en un territorio en el que las especulaciones reflexivas constituyeron el punto de partida para la producción de formulaciones plásticas de alta potencia que convive con una sofisticada precariedad visual. La exposición que ahora presentamos se ciñe a un periodo muy concreto -y temprano- de su producción artística: el de su estancia en Paris entre los años 1989 y 1991. Su llegada a Francia viene precedida por los años formativos en la Escuela de Bellas de Barcelona (1981-86) y por su regreso temporal a Galicia, momento en el cual ya practicaba una pintura deudora de las capacidades de la materia y del signo que toma del informalismo español pero también del movimiento support surface francés. En París, instalada en su estudio de la banlieu roja parisina (Pantin), Berta Cáccamo profundiza en el estudio de la pintura europea y norteamericana del siglo XX que ve tanto en Paris como en sus viajes a Alemania. Además comienza interesarse por el arte povera y por la pintura analítica italiana de autores como Giorgio Griffa, incorporando a su trabajo las nociones de memoria e inteligencia de la materia que siempre van a estar presentes en su trabajo desde este momento inicial. Su devoción por Blinky Palermo, cuyo trabajo conoce en estos años en un viaje a Düsseldorf, va a influir poderosamente en su trabajo. La necesidad de expandir los límites de la pintura es simultánea a su rechazo de la pintura banal y ruidosa que se había instalado -a través fundamentalmente del mercado- a lo largo de la década de los ochenta en Europa. En sus años parisinos tiene la oportunidad de conocer a algunos pintores españoles que se habían incorporado a la escena francesa, como Campano o Broto, identificándose con las lecturas analíticas que estos hacen en torno a la tradición de la pintura desde una profunda responsabilidad ética. La selección de pinturas y dibujos que ahora presentamos se corresponden con este momento de intensa producción a través de pinturas de mediano y gran formato. También se dedica incansablemente a la realización de dibujos y de lo que podríamos llamar pequeñas pinturas sobre papel. En ellas, el ensayo, el accidente y la posibilidad del error junto con el rechazo de las ideas de composición y estilo propias de la tradición del dibujo, son una constante. La artista es consciente de su pertenencia a una tradición fuertemente masculinizante de la pintura, ante la que se rebela desde una posición anti-heroica que enfatiza lo fragmentario y lo intimo. El polvo del que surgen todas las formas es una cita anotada en sus cuadernos parisinos, extraída de Kwaidan, una recopilación de relatos cortos japoneses escritos en 1904 por Lafcadio Hearn. Su atracción por los fetiches culturales y literarios del pasado, en especial por la cultura japonesa pero en general por el arte antiguo –que contempla y analiza con enorme interés en el antiguo Musée de l’homme- van a marcar profundamente su pensamiento y su práctica como artista. Juan de Nieves

Actualizado

el 25 jun de 2020