¿Quieres conocer las exposiciones en que participan l@s artistas que te interesan? ¡Siguel@s!
até muros
13
feb 2019
14
abr 2019

Compártelo en redes

Cuándo: 13 feb de 2019 - 14 abr de 2019
Inauguración: 13 feb de 2019 / 20:00
Horario: L-v: 11-14h / 18-20h S:11-14h
Precio: Entrada gratuita
Dónde: Art Nueve / Dr. Tapia Sanz, 1 / Murcia, España
Organizada por: Art Nueve
Artistas participantes: Isaque Pinheiro
Enlaces oficiales Instagram 
Teléfonos: 868 621 075
Correo electrónico: galeria@artnueve.com
Etiquetas:
Publicada el 07 feb de 2019      Vista 21 veces

Descripción de la Exposición

Había una piedra en medio del camino / Isaque Pinheiro Texto por Jesús Alcaide “No conocemos la inaudita cabeza, en que maduraron los ojos”. Así comenzaba Rilke el poema Torso de Apolo Arcaico, una écfrasis del Torso juvenil de Mileto expuesto en el Museo del Louvre. Se cuenta que Walter Benjamin se obsesionó con este poema cuando lo oyó de la boca de Ernst Buchor, profesor de arqueología clásica de la Universidad de Friburgo, que solía iniciar sus clases con la lectura de este poema, para después prorrumpir en discretas lágrimas. Escribía Benjamin en Dirección única (1928) “Únicamente quien supiera contemplar su propio pasado como un producto de la coacción y la necesidad, sería capaz de sacarle para sí el mayor provecho en cualquier situación presente. Pues lo que uno ha vivido es, en el mejor de los casos, comparable a una bella estatua que hubiera perdido todos sus miembros al ser transportada y ya sólo ofreciera ahora el valioso bloque en el que uno mismo habrá de cincelar la imagen de su propio futuro”. Seguimos preguntándole al mármol. ¿Podía la configuración de las piedras proporcionar a los hombres algún control sobre el calor de su carne?¿Podía incorporarse en la ciudad el poder para razonar?. Estas preguntas que realizaba Richard Sennet en el influyente texto “Carne y piedra”(1994), me asaltan al ver las últimas producciones de Isaque Pinheiro en las que la materialidad del mármol se ve atravesada por cuestiones que tienen que ver con el viaje, la movilidad, el transporte, a partir de la noción de un mapa que actúa muchas veces como trampantojo. El mapa como experiencia vital. El mapa como autorretrato. El mapa como incierto devenir. En las piezas de Isaque siempre hay algo que nos incita a estar entre. En un lugar intermedio. Entre varios tiempos. Varios espacios. En ese espacio de incertidumbre que no es otro que aquel en el que siempre tiene lugar la experiencia artística. “Nunca me olvidaré que en medio del camino /había una piedra, / había una piedra, había una piedra en medio del camino/ en medio del camino había una piedra” escribía Carlos Drummond de Andrade en un poema que me enviaba Isaque hace unos días. Ahora miro sus mármoles plegados, las cajas transportables, la superficie de sus piezas como si a la piedra se le hubiera transferido la textura del plástico de embalaje y pienso en como su trabajo intenta desafiar el tiempo, instaurarse en un estar aquí y ahora, siempre entre, en ese intervalo en el que la vida sucede y el secreto acontece. Recuerdo que una de las primeras piezas que conocí de Isaque fue un trozo de mármol en el que parecía inscrito parte de lo que podía ser un reloj. Estaba fragmentado, sólo podíamos ver una fracción de tiempo. El tiempo-ahora que decía Brea. El tiempo que acumulaba ese trozo de mármol y que ahora volvía para preguntarnos sobre nuestro propio tiempo. In ictu oculi. Como una vanitas que alerta sobre la fugacidad de la vida. Hace unos días me llegaba al correo la última pieza de Isaque. Una puerta en el camino. Ese es el título escogido para una de las obras que presenta en esta exposición. Un lugar de paso. Un elemento que nos invita a ser traspasado. Una persiana entreabierta que induce a ir hacia otro lugar. Las coordenadas secretas están en el mapa. El equipaje encerrado en esas cajas. El viaje está por comenzar. Nunca me olvidaré que en medio del camino había una piedra. Siempre recordaré que esa piedra tenía forma de ventana. El mármol sigue encerrando las respuestas. La imagen siempre surge por extracción. Preguntémosle al mármol una vez más . Como escribía Clarice Lispector “más allá de la oreja existe un sonido, en el extremo de la mirada un aspecto, en las puntas de los dedos un objeto: es allí adonde voy. En la punta del lápiz el trazo. Donde expira un pensamiento hay una idea, en el último suspiro de alegría otra alegría, en la punta de la espada la magia: es allí adonde voy. En la punta del pie el salto. Parece la historia de alguien que fue y no volvió: es allí adonde voy”. Hacia aquel lugar encamino mis pasos. Y las piedras seguirán en medio del camino.

Actualizado

el 07 feb de 2019

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}

Noticias relacionadas

Compártelo en redes
ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba