¿Tienes OBRAS nuevas? ¡PUBLÍCALAS! ¡Podrán entrar en nuestra selección semanal!
Henry Moore, Óvalo con Puntas, 1968-1970. Fundación Henry Moore: donación del artista en 1977 © The Henry Moore Foundation - Photo: Anita Feldman
Evento finalizado
03
nov 2015
10
ene 2016

Compártelo

Cuándo: 03 nov de 2015 - 10 ene de 2016
Inauguración: 14 nov de 2015 / 16:00
Dónde: Paseo de Sarasate - Pamplona / Paseo de Sarasate / Pamplona, Navarra, España
Comisariada por: Sebastiano Barassi
Organizada por: Fundación Caja Navarra, Obra Social "la Caixa"
Etiquetas:
Publicada el 12 nov de 2015      Vista 127 veces

Descripción de la Exposición

Henry Moore (1898-1986) es uno de los grandes maestros de la escultura moderna. En las décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial alcanzó fama mundial por los bronces monumentales expuestos en espacios exteriores, cívicos y públicos de todo el mundo, de Escocia a orillas del Mar Rojo, de la escuela secundaria del pueblo donde nació (Castleford, en Inglaterra), a la sede de Naciones Unidas en Nueva York. La exposición Henry Moore forma parte del programa Arte en la calle, a través del cual la Obra Social "la Caixa" y Fundación Caja Navarra quieren aproximar el arte a las personas fuera del marco habitual de museos y salas de exposiciones. Los seis bronces monumentales que forman la muestra, organizada en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona y la Henry Moore Foundation, fueron creados por el escultor en la cúspide de su carrera, entre los años 1960 y 1982. Estas seis esculturas son una muestra representativa de los motivos principales de la obra de Moore: la fascinación por la figura reclinada y los temas sobre "madre e hijo"; la exploración de la relación entre la figura humana y el paisaje, tanto urbano como rural; la tensión entre lo natural y lo abstracto; y la transformación de los objetos naturales en formas escultóricas. La idea de un arte integrado en el espacio urbano existe desde tiempos inmemoriales. Ya en la antigüedad, esfinges, toros alados y guerreros colosales ejercían de guardianes junto a las murallas de las ciudades y frente a las puertas de entrada a los templos y otros recintos sagrados. Con el programa Arte en la calle, la Obra Social "la Caixa" y Fundación Caja Navarra pretenden convertir la ciudad de Pamplona en un museo a cielo abierto, para dotar así de un nuevo sentido a la escultura monumental, al tiempo que muestra obras de artistas de renombre en el panorama internacional. El programa Arte en la calle inició su andadura en 2006, y desde entonces ha acercado al público las creaciones de artistas contemporáneos como Manolo Valdés o Igor Mitoraj, así como referentes de la modernidad como Auguste Rodin. Esta iniciativa responde a una voluntad dinamizadora y de creación de nuevos referentes visuales. En este caso, las monumentales piezas de Henry Moore dialogan con el entorno, por afinidad o por contraste, y provocan un gran impacto en las personas que las descubren por primera vez. Con este espíritu, las exposiciones cumplen una función social: son una herramienta de conocimiento y de integración al alcance de todos, lo que representa el objetivo último de la Obra Social "la Caixa" y Fundación Caja Navarra en el plano cultural. Desde hoy, la ciudad de Pamplona acoge una nueva exposición al aire libre, dedicada en este caso a uno de los escultores modernos más significativos. Henry Moore vuelve de esta manera a las calles de nuestro país tras la gran retrospectiva de su obra que tuvo lugar en Madrid y Barcelona en 1981, cinco años antes de la muerte del artista, y de la gran exposición que la Obra Social "la Caixa" presentó en CaixaForum Barcelona en el año 2006. La organización de la exposición Henry Moore. Arte en la calle cuenta con la colaboración de la Henry Moore Foundation y del Ayuntamiento de Pamplona. Henry Moore y España La única visita de Moore a España fue en el verano de 1934, en ocasión de unas vacaciones en motocicleta con su esposa Irina y sus amigos Raymond y Edna (Gin) Coxon. Entraron en el país desde Francia, llegaron a Pamplona y tomaron la carretera de la costa en dirección a las cuevas de Altamira, que Moore describió como la «Real Academia de la Pintura Rupestre». Después visitaron Madrid, Toledo y Vic. Aunque Moore nunca más regresó a España, el país y su arte tuvieron un significado muy especial para él durante toda su vida. Al igual que muchos artistas de su generación, Moore contempló horrorizado los sucesos que ocurrieron en España poco después de su visita. Nunca antes en toda su trayectoria artística había hablado tanto sobre política, y su compromiso con la difícil situación que estaban atravesando los españoles se reforzó tras la visita que realizó al estudio de Pablo Picasso en París en 1937, donde tuvo la oportunidad de contemplar los avances del Guernica. Dos años después, Moore hizo su primera litografía, Prisionero español, con la intención de venderla para ayudar a los prisioneros de guerra republicanos retenidos en los campos de refugiados de Francia. En 1981 se organizaron importantes exposiciones de la obra de Moore en la Fundación Miró de Barcelona y en el Palacio de Velázquez de Madrid, y en el año 2006, en CaixaForum Barcelona. La reina Sofía de España visitó a Moore en su casa de Perry Green (Inglaterra) en 1983.

Actualizado

el 12 nov de 2015
Compártelo
El 29 feb de 2020
Presentación en IFEMA - Feria de Madrid / Madrid, España
29 abr - 30 abr
Taller en Centro Botín / Santander, Cantabria, España

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme