Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
los díez - VIDA DOMÓTICA, 2020
15
jun 2020
31
jul 2020

Compártelo

¡En promoción!: Ver promoción
Cuándo: 15 jun de 2020 - 31 jul de 2020
Inauguración: 15 jun de 2020
Dónde: Exposición Online
Comisariada por: Natalia Alonso Arduengo
Artistas participantes: Aissa M. Santiso Camiade - Aissa Santiso, Andrea Hauer, Hernán Gana
Publicada el 14 jun de 2020      Vista 137 veces

Descripción de la Exposición

LA ARTEINFORMADA - #arteCOVID-19 se convocó con el objetivo de intentar que el arte siguiese en marcha durante el confinamiento y los artistas encontrasen en proyectos de este tipo una vía de escape ante el parón de actividad. La convocatoria dio como resultado la participación de más de 100 artistas que presentaron más de 400 obras de todo tipo de disciplinas. De entre todos ellxs se han seleccionado 10 cuyos trabajos reflexionan, de un modo u otro, acerca de situaciones vinculadas a la cuarentena. _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ El pasado 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el coronavirus (Covid-19) ya era oficialmente una pandemia. A partir de ese momento, una serie de acontecimientos inéditos se fueron sucediendo. Como tantos otros, el sector del arte quedó paralizado. Los museos y galerías cerraron, las ferias se cancelaron, muchos artistas no podían trasladarse a sus estudios... e Internet pasó a convertirse en el único espacio expositivo y de encuentro disponible. Desde ARTEINFORMADO, y en sintonía con anteriores convocatorias que tuvieron como resultado una exposición online, lanzamos LA ARTEINFORMADA - #arteCOVID-19 con el objetivo de mantener la actividad artística durante el confinamiento. Los últimos meses han sido un totum revolutum: de Wuhan al resto del mundo, de la incredulidad inicial a la preocupación, del murciélago al pangolín, de los memes llegando cada minuto al whatsapp frente a las imágenes de los hospitales saturados y las ciudades desiertas, de la ansiedad al aburrimiento, de la hiperactividad a la abulia, del #YoMeQuedoEnCasa a la desescalada... Hay un antes y un después. Nuestras vidas han cambiado. La cuarentena ha traído la obligada reclusión en nuestros hogares, los horarios difusos, la pérdida de libertad de movimientos, la infoxicación, la hiperconexión de los dispositivos electrónicos, el teletrabajo, la socialización a través de las videollamadas. Nos hemos replanteado nuestras viviendas después de horas y más horas y de días y más días en los mismos espacios habitacionales. Las búsquedas en internet de casas con terraza o en núcleos alejados de grandes centros urbanos se han disparado. También hemos reflexionado sobre el nivel de tecnologización que nos envuelve. Desde nuestro hogar podemos llegar a cualquier parte del mundo a golpe de clic. Desde el teléfono podemos, incluso, interactuar con nuestra “vivienda inteligente”, controlar y personalizar el encendido y apagado de luces, de electrodomésticos, de la calefacción, de los sistemas de seguridad. Es la vida domótica que refleja el colectivo los diez (Madrid). Pero hay vida más allá de las pantallas. La encontramos a través las ventanas. Durante la cuarentena todos hemos sido un poco James Steward en la película de Hitchcock y nos hemos asomado como nunca a ellas. En el lienzo “Yo los veía” de la serie “Sociedad Anónima” de Hernán Gana (1969, Santiago, Region Metropolitana, Chile) se refleja una realidad muy común: la vista hacia un paisaje de bloques de viviendas impersonales y hacia unos vecinos a los que hemos conocido en los aplausos de las ocho de la tarde dedicados a la labor de los sanitarios. A ellos los homenajea José Redaño Quiñones (1982, Sevilla, España) en el collage de “The Help. Covid-19”. Al margen de pantallas varias y ventanas, hay quien ha dirigido la mirada hacia sí mismo. La introspección y el análisis del cuerpo y de la mente durante el estado de alarma ha sido el tema elegido por artistas como Aissa Santiso (1992, Ciudad de la Habana, Cuba). En “Ejercicio 1. Escala de valores para 30 días de confinamiento” su propia imagen repetida se va diluyendo de manera paralela al vaciamiento del Yo. Su rostro se disuelve a la par que su identidad. En “Estado de plastifinamiento. 1/3 "COnTACTO" de Proyecto Chilco, colectivo conformado por Rebeca Moreno Villarin y Ana María Serpa, el cuerpo se convierte también en protagonista a través de una vídeo performance online. El ritmo absorbente del día a día cesó en la cuarentena dando lugar a un paréntesis en nuestras vidas. Los cuidados y lo doméstico se situaron en primer plano, resurgió la necesidad de volver a la proximidad, de generar redes de soporte que amortiguasen los impactos de la situación. Sentimos que hay que tejer con materiales más cercanos a nosotros una trama como la que propone Andra Hauer (Chile) en Grid. El tiempo y nuestro entorno cotidiano comenzaron a ser analizados de una manera distinta. La fotografía “Hasta que me habitué - Registros de un encierro” de Rocío Arena Fernández (1992, Argentina) subvierte el sentido de la pausa que, de ser considerada una pérdida de tiempo, pasa a ser valorada como un acto de resistencia frente a la obligación de que el tiempo sea siempre productivo. Planes y más planes. Siempre tenemos planes. Ocupamos cada minuto con ellos. Pero el confinamiento desestabilizó todas las agendas. Nos dejó sentados en la mesa de la cocina frente al reloj de pared como el protagonista de la obra de Martín Supercolores (1985, Lugo, España). Mudos, pensativos. Quizás relativizando el valor de unas cosas y echando de menos otras muchas. Los besos no dados o recibidos, los abrazos perdidos. Teresa Matas realizó una instalación en el 2006 que bien podría haber sido gestada en la actualidad de las distancias sociales obligatorias. En relación a las nuevas conductas, hay artistas como Noemí Iglesias Barrios (1987, Asturias, España) que en su proyecto “Quarantine” se interroga acerca de la mercantilización y banalización de las relaciones de pareja por medio de plataformas como Tinder. El amor líquido del que habló Bauman quizás, ahora más que nunca, arraigue de manera definitiva en la llamada “nueva normalidad”. Por Natalia Alonso Arduengo (Comisaria)

Actualizado

el 14 jun de 2020