¡Apoya a l@s artistas que te interesan! ¡Tiene PREMIO para ti y para ell@s!
Book #75, Haris Epaminonda & Daniel Gustav Cramer — Cortesía de Fabra i Coats: Centre d’Art Contemporani de Barcelona i Fàbrica de Creació
Evento finalizado
15
feb 2020
24
may 2020

Compártelo

Cuándo: 15 feb de 2020 - 24 may de 2020
Inauguración: 15 feb de 2020 / 12:00
Dónde: Fabra i Coats / Sant Adrià, 20 / Barcelona, España
Organizada por: Fabra i Coats - Fàbrica de Creació y Centre d’Art Contemporan (FiC)
Artistas participantes: Daniel Gustav Cramer, Haris Epaminonda
Enlaces oficiales Web 
Publicada el 28 feb de 2020      Vista 34 veces

Descripción de la Exposición

La biblioteca infinita es una colaboración en proceso que en 2007 pusieron en marcha Haris Epaminonda (Nicosia, 1980) y Daniel Gustav Cramer (Neuss, 1975), artistas establecidos en Berlín. Se trata de un archivo de libros en constante crecimiento, creado a base de recombinar páginas de una o más publicaciones encontradas y fechadas entre 1890 y los años ochenta. Cada libro es descompuesto, modificado y reestructurado en volúmenes nuevos y únicos. Las imágenes y las páginas pasan por un lapso no operativo y luego se reúnen para dar forma a otro conjunto. El concepto de cada nuevo volumen se desarrolla gradualmente a partir del contenido del libro original y las asociaciones que se generan en el proceso de creación. Mediante unos parámetros empíricos, conceptuales o poéticos, la «biblioteca infinita» de Haris Epaminonda y Daniel Gustav Cramer plantea la plasticidad de los libros impresos como una forma de arte y las innumerables posibilidades de apropiarse de tal material a base de reciclarlo, solaparlo, yuxtaponerlo, remezclarlo, fusionarlo o alterarlo, hasta el punto de que el original cese de existir y modifiquemos claramente nuestro modo de verlo. En esta exposición, como en una biblioteca, se expone la mirada o la lectura como acto, un acto de imaginación y reflexión. Por eso la experiencia individual y compartida que tiene lugar en la segunda planta da paso, en la tercera, a una nueva condición expositiva que genera un libro nuevo. La colección como conjunto fetiche se encuentra con su carácter inmaterial, imaginario o crítico. Contra la calculada escenificación de la historia, ver que este inventario de libros participa del presente es ver el arte como todo aquello que es y puede ser: un texto inagotable que se abre entre las obras. Esta es su infinitud, representada con la acción sin fin que registra un colectivo secreto de nombres, el testimonio múltiple y desconocido de la comunidad literaria —aquella «comunidad inconfesable», como decía Maurice Blanchot. Y ahí radica también el compromiso y la emancipación del visitante, que debe redefinir qué lugar ocupa en este guion sin cerrar.

Actualizado

el 12 mar de 2020