Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Conchetumare de Francis Naranjo (2018)
Evento finalizado
19
sep 2019
17
oct 2019

Compártelo

Cuándo: 19 sep de 2019 - 17 oct de 2019
Inauguración: 19 sep de 2019 / 18:30
Horario: De miércoles a sábado de 16:00 a 20:00
Precio: Entrada gratuita
Dónde: Instituto Cervantes - Roma / Piazza Navona, 91 / Rome, Lazio, Italia
Comisariada por: Adonay Bermúdez
Organizada por: Canarias Crea, Gran Canaria Espacio Digital (GCED), IILA (Instituto Italo-Latino Americano)
Artistas participantes: Diego Lama, Federico Solmi, Francis Naranjo
Enlaces oficiales Web 
Teléfonos: 39 06 853 73 61
Correo electrónico: cenrom@cervantes.es
Etiquetas:
Publicada el 04 sep de 2019      Vista 182 veces

Descripción de la Exposición

Francis Naranjo, Diego Lama, Regina José Galindo, Saskia Calderón, Joaquín Segura, Federico Solmi y María Cañas. Comisariado por Adonay Bermúdez. Considerada la gran aportación de Schönberg y una de las más importantes que ha dado la historia de la música, la emancipación de la disonancia consistió en una especie de liberación tonal, es decir, supuso una ruptura con lo impuesto y la llegada de toda una riqueza de matices. Históricamente la música o los dispositivos sonoros han sido empleados no solo como vehículos comunicativos o destinados a actividades relacionadas con el ocio, sino como una vía para ejercer opresión, como ha sido el caso de la religión, la política, la publicidad o la educación. Eso sí, no es una autoridad violenta, sino que es llevada a cabo desde lo cultural y, por tanto, desde lo emotivo y lo positivo, propiciando escenarios donde el ciudadano inconscientemente se relaja y asimila lo percibido. Las experiencias personales, la colectividad, la historia o la cultura se constituyen como factores fundamentales que determinan la fuerza de la influencia de la pieza musical sobre el sujeto. Theodor W. Adorno, en su texto Sobre el carácter fetichista de la música y la regresión de la escucha, sostiene que la música es una actividad intelectual y que, como tal, permite que la sociedad evolucione. Igualmente, afirma que, por culpa de los medios de comunicación de masas, la música se ha convertido en una mera mercancía que entretiene e idiotiza al pueblo, adiestrándolo mediante el empleo de la repetición. Partiendo de esta misma conclusión, los siete artistas que componen La emancipación de la disonancia manipulan la música como acto subversivo y con el objetivo opuesto: procurar que el ciudadano despierte de su estado de aturdimiento. (Re)utilizan el elemento sonoro como canal para destruir situaciones hegemónicas y conforman un fermento intelectual motivado por ritmos y letras que obligan a discernir sobre la violencia, la ideología o el declive del ser humano.

Actualizado

el 08 oct de 2019

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?