Exposición en Barcelona, España

La movida. Crónica de una agitación. 1978-1988

Dónde:
Fundacion Foto Colectania / Paseo Picass, 14 / Barcelona, España
Cuándo:
18 oct de 2019 - 23 feb de 2020
Inauguración:
17 oct de 2019
Horario:
De martes a sábado de 11h a 20h; y domingos de 11h a 15h.
Precio:
4 € (Reducida: 3 €. 1er domingo de mes, entrada gratuita)
Organizada por:
Promociones arteinformado
Descripción de la Exposición
La Fundación Foto Colectania, gracias a la colaboración de la Fundación Banco Sabadell, inaugurará el próximo 17 de octubre la exposición ‘La Movida. Crónica de una agitación. 1978-1988’, comisariada por Antoine de Beaupré, Pepe Font de Mora e Irene de Mendoza y coproducida por Foto Colectania y Les Rencontres d’ Arles. Alberto García-Alix, Ouka Leele, Pablo Pérez-Mínguez y Miguel Trillo formaron parte de La Movida, convivieron y se encontraron en diferentes ambientes, pero lo excepcional es que cada cual la vivió y fotografió con una energía irrepetible y aproximándose desde polos radicalmente diferentes. La exposición presenta una multifacética mirada sobre este movimiento, en la que se podrán contemplar extraordinarias fotografías de época de todos los autores, auténticas joyas como las copias de época de García-Alix, los originales coloreados de Ouka Leele, o los cibachromes de Pérez-Mínguez y Miguel Trillo. La muestra incluye además una selección de materiales como vinilos, fanzines o carteles, ... así como una proyección de actuaciones musicales, que complementan los universos fotográficos de los fotógrafos con otros ámbitos a los que estuvieron vinculados, como la música o el cine. Las obras de la exposición pertenecen a los propios fotógrafos y a la Colección Adolfo Autric. La Movida está considerada una de las épocas más singulares y espontáneas de la cultura contemporánea española, que tuvo lugar fundamentalmente en Madrid en los primeros años ochenta, coincidiendo con la alcaldía de Enrique Tierno Galván. Tras varias décadas de dictadura y ostracismo, la transición española vio aparecer una nueva generación fascinada por la modernidad y la idea de lo nuevo, que cristalizaría en creadores procedentes de diferentes campos como la música, la moda, el cine, la pintura o la fotografía. Este apogeo cultural se distinguió de otras ciudades europeas por ser un fenómeno que conectaba directamente con la vida cotidiana del momento. El arte era la vida, y La Movida, según uno de sus protagonistas, Pablo Pérez-Mínguez, “tenía la magia de la sorpresa”. Madrid cambia y en las calles empieza a haber más gente por la noche que por el día. Salas de concierto como El Pentagrama o la mítica Rock-ola se convierten en espacios neurálgicos del ambiente underground; multitud de fanzines y revistas, ahora consideradas de culto, como La Luna de Madrid y Madrid me mata, vehiculan ideas y posicionamientos; miles de jóvenes de todo el país siguen semanalmente programas de televisión que estaban a la vanguardia de Europa, como La edad de oro, por la que desfilaron en directo artistas y grupos musicales tanto nacionales como internacionales, o La bola de cristal, un programa dirigido al público infantil que protagonizó la polifacética Alaska y que incorporaba actuaciones musicales de líderes del momento como Santiago Auserón de Radio Futura. Es también la época donde salen a la luz las primeras películas de Pedro Almodóvar como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, rodadas en cualquier sitio, con diálogos desenfadados y llenas de situaciones disparatadas. La Movida se convirtió, ya en su momento, en un fenómeno enormemente publicitado y mitificado. Periódicos y televisiones de todo el mundo fueron a Madrid para hacer reportajes de lo que allí estaba pasando. Pero más allá de ser un movimiento generacional o de compartir una sola ideología, La Movida fue un momento histórico de gran efervescencia, optimista y con un eclecticismo acusado en muchas ocasiones de un exceso de narcisismo y frivolidad. Quizás por eso algunos han renegado de este movimiento, al que sería interesante aproximarse desde una óptica distinta: la de la búsqueda de la libertad y la reivindicación de ser uno mismo tras un largo periodo de estancamiento. Tal vez, como afirman muchos de sus protagonistas, el secreto de La Movida se reduce a que ha habido épocas en las que la gente, simplemente, se ha ‘encontrado’. O como dijo Pérez-Mínguez, “donde haya tres personas con ganas de hacer algo juntos, hay una movida”. Los fotógrafos En este contexto, una serie de fotógrafos coincidieron en un momento de gran creatividad en sus trayectorias. Los cuatro fotógrafos que articulan la exposición fueron indiscutibles protagonistas de La Movida: Miguel Trillo, Pablo Pérez-Mínguez, Ouka Leele y Alberto García-Alix. Todos ellos convivieron, se cruzaron y, a su modo, cada uno de ellos fue un cronista de La Movida. La excepcionalidad de la fotografía de ese período es precisamente su aportación individual, reflejo de la diversidad de los mundos en los que se volcaron y de sus ricas personalidades desde el punto de vista fotográfico y que dan como resultado una mirada poliédrica sobre aquel momento. Miguel Trillo Próximo al epicentro de las actuaciones musicales y de la escena contracultural, retrata la libertad de la calle y la juventud del momento, agrupada en tribus según su manera de vestir y sus comportamientos. “Los grupos siempre hacían lo mismo sobre el escenario, siempre representaban el mismo papel, ya fuera en París, Roma, Londres o Madrid. Pero en el patio de butacas, en la arena de la plaza, el espectáculo era nuevo cada vez”. Pablo Pérez-Mínguez Pionero en España de distintos ámbitos fotográficos, su estudio fue uno de los centros neurálgicos de La Movida, donde pasaron y se fotografiaron todos sus protagonistas. Bajo el lema del “Todo vale”, el resultado es una impactante imaginería gamberra de los personajes más relevantes de la época. Ouka Leele Solo las insólitas circunstancias de aquella época desenvuelta pueden explicar la frescura y el riesgo de una jovencísima creadora que se atrevió a experimentar con un lenguaje propio. Sus fotografías oníricas y llenas de artificio, pintadas con acuarela, son el resultado, según la autora, de ideas que lentamente han cobrado forma en su imaginación. Alberto García-Alix Las fotografías de primera época de García-Alix son testimonio de cómo se transformaba la calle y los personajes que la habitaban. Sus imágenes constituyen otra crónica del momento, que nos muestra a una generación que también fue arrasada por la droga y el sida. La frase “Don´t follow me, I´m lost” (No me sigas, estoy perdido), además de ser el primer tatuaje de García-Alix, refleja perfectamente lo que para el autor fueron aquellos años. Alberto García-Alix, Eduardo y Lirio, 1980 © Alberto García-Alix / VEGAP Los comisarios Antoine de Beaupré (París, 1971), quien fundó Galerie 213 de París en 1997, ha trabajado en el mundo de la fotografía, comenzando con una librería especializada en fotografía antigua y contemporánea. Más tarde fundó Les Éditions 213 y ha comisariado varias exposiciones, entre ellas, Bernd und Hilla Becher Printed Matter 1964/2013 o Total Records. Actualmente reside y trabaja en Mallorca. Pepe Font de Mora (Madrid, 1961) es director de la Fundación Foto Colectania, Barcelona. Fue fundador y director de la Librería Foto-Galería Railowsky de Valencia entre 1985 y 2001. Como director de la Fundación Foto Colectania es responsable de las adquisiciones de la colección y ha comisariado diferentes muestras, entre ellas: Resonancias Brassaï / Colom (2003), Vidas Privadas (2004), Recorridos (2007), Trabajos de campo. Hara / Sanz Lobato (2009), Leopoldo Pomés Barcelona 1957, (2013), Fotolibros Aquí y ahora (2014), Cara a cara, El retrato en la colección Foto Colectania (2016). Irene de Mendoza (Barcelona, 1978) es la directora artística de la Fundación Foto Colectania (Barcelona). Es licenciada en Humanidades por la Universitat Autònoma de Barcelona y diplomada en Estética y Teoría del Arte por la Universitat Pompeu Fabra. Ha comisariado varias exposiciones, como Joan Colom. Album (2011), Fotolibros. Aquí y ahora (2014); La tentación de existir (2015), sobre los fotógrafos Christer Strömholm y Anders Petersen, o Fenómeno Fotolibro (2017), presentada en Foto Colectania y CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona).

 

 
Imágenes de la Exposición
Alberto García Alix, Ana Curra esperando mis besos, 1984 — Cortesía de Fundació Foto Colectania

Entrada actualizada el el 04 feb de 2020

¿Te gustaría añadir o modificar algo de esta ficha?

Infórmanos si has visto algún error en este contenido o eres este artista y quieres actualizarla. ARTEINFORMADO te agradece tu aportación a la comunidad del arte.

¿Quieres estar a la última de todas las exposiciones que te interesan?

Suscríbete al canal y recibe todas las novedades.

Recibir alertas de exposiciones

Plan básico

Si eres artista o profesional… ¡Este plan te interesa! (y mucho)

  • Sube y promociona eventos y exposiciones que hayas creado o en los que participes ¡Multiplicarás su visibilidad!
  • Podrás publicar (y también promocionar) hasta 100 obras tuyas o de tus artistas. ¡Conecta con tus clientes desde cada una de ellas!
  • Disfruta de acceso a todo el contenido PREMIUM y al Algoritmo ARTEINFORMADO (Ecosistema AI e Indice AI de Notoriedad de artistas iberoamericanos).
  • Mantendremos actualizada tu ficha o la de tus artistas. Además, podrás contactar con los gestores de otras.
Promociones arteinformado
Exposición Online
20 abr de 2022 - 11 jul de 2022

Online

Exposición
17 may de 2022 - 13 oct de 2023

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) / Madrid, España

Premio
25 abr de 2022 - 22 may de 2022

Madrid, España

Formación
23 may de 2022 - 25 may de 2022

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) / Madrid, España

¿Quieres estar a la última de todas las exposiciones que te interesan?

Suscríbete al canal y recibe todas las novedades.

Recibir alertas de exposiciones