¿Quieres que informemos de TUS PROYECTOS? ¡Cuéntanoslos!
LA PIEDAD INVERTIDA
Evento finalizado
14
jun 2017
Sin fecha

Compártelo

Publicada el 19 jun de 2017      Vista 429 veces

Descripción de la Exposición

Cuando se habla desde la necesidad de salir del cuerpo no queda más remedio que el artificio. Pues la carne solamente puede hablar de su cumplimiento carnal. La llaga demostrando su realidad. El cuerpo como contenedor. La concepción holística del cuerpo como integrador de espíritu y materia, de lo astral , lo visceral y lo sagrado. Siendo lo sagrado el vínculo entre la vida y el sentido, en esta grieta levitan todas las santas en éxtasis, quizá porque el éxtasis está relacionado con lo erótico, con la prohibición del cuerpo y la muerte. El erotismo es la aprobación de la vida hasta dentro de la muerte. La imagen como objeto de adoración y alegoría de poder. En cierta manera es la muerte la que otorga el poder de divinidad. Estos aspectos son los que me guiaron para construir mi obra centrando mi atención en La Piedad de Miguel Ángel y el Éxtasis de Santa Teresa de Bernini. Teniendo el objetivo de reivindicar el poder y el papel del cuerpo femenino en el plano religioso para abrir un interrogante y humanizar la historia. Mostrar la vulnerabilidad en vez de sublimar. Pues lo más natural es que a una madre se le muera un hijo y no al contrario. Y tanto en La Piedad de Miguel Ángel como en la mía es más poderoso el cuerpo muerto que el que queda vivo. Pues el cuerpo muerto es el que transciende y el que nos transforma. El cuerpo femenino desde su aparición a nivel simbólico es tratado como generador de todo lo prohibido. Es el deseo y el cuerpo de una mujer el que hace que seamos expulsados del paraíso. Es la Propia María la que concibe a su hijo sin ser fecundada y la que al ver como muere ante ella, se desmaya y unos angelitos se la llevan al cielo. Nunca tuvo cuerpo. Esta inversión de poderes y fusión con el éxtasis de Santa Teresa tiene como objetivo cuestionar lo que hemos establecido como verdades dogmáticas, creando un choque de contrarios que configuran la razón de ser , de relacionarnos con el mundo e incluso situarnos ante una interrogante sobre la posibilidad de un nuevo tipo de experiencia religiosa, desde el mayor de mis respetos. La Piedad Invertida o La Madre Muerta tiene escala humana , es blanca y está recorrida por un entramado de líneas doradas a las que llamo familiarmente “entrañas”, a modo de pliegues hipnóticos o curvas de nivel que crean un mapa interno del cuerpo. Líneas que asocio al plegamiento barroco deleuziano. “Lo que no se ve a la vista queda.” FECHA DE CLAUSURA SIN CONFIRMAR

Actualizado

el 19 jun de 2017
Noticias relacionadas

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme