Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Óscar Domínguez. Leda y el Cisne — Cortesía de la Galería Guillermo de Osma
18
nov 2020
19
feb 2021

Compártelo

Cuándo: 18 nov de 2020 - 19 feb de 2021
Inauguración: 18 nov de 2020 / 17 - 21 h.
Precio: Entrada gratuita
Dónde: Guillermo de Osma / Claudio Coello, 4 - 1 izq. / Madrid, España
Organizada por: Guillermo de Osma
Artistas participantes: Óscar Domínguez
Etiquetas:
Eventos relacionados: El 'triple trazo'. 1948-1952
Publicada el 25 sep de 2020      Vista 45 veces

Descripción de la Exposición

La galería Guillermo de Osma inaugurará el próximo 18 de noviembre la exposición Óscar Domínguez. El ‘triple trazo’. 1948-1952, que reúne alrededor de una veintena de obras que el artista realizó con la técnica conocida como triple trait. Se trata de uno de los períodos más interesantes del pintor, tanto por su coherencia estilística como por su originalidad. Esta es la primera vez que se dedica una exposición exclusivamente centrada en torno a este relevante momento de la obra del artista canario. Óscar Domínguez, después de su vinculación con el movimiento surrealista durante los años 30 y de una intensa relación con Picasso a lo largo de los años 40, empieza a partir del año 1948 la etapa ‘triple trazo’. Se trata de un nuevo recurso estilístico definido por la utilización de una fina línea de tinta que deja un registro blanco a ambos lados enmarcando de esta manera los diferentes elementos de la composición, como si de una especie de aura se tratara. Las obras producidas en este período con este proceso se vuelven mucho más limpias, rigurosas y equilibradas. Tanto los lienzos como los papeles ahora se caracterizan por el predominio de un dibujo de líneas precisas, por un claro aumento de la gama cromática y por el uso de unos colores que recuperan la luz y brillantez que habían perdido anteriormente. Es, seguramente, la obra más positiva y optimista que el artista jamás realizó. El mismo Óscar Domínguez, en el año 1949, en una carta dirigida a su amigo Eduardo Westerdahl, describió este momento en los siguientes términos: “Finalmente, he conseguido inventar una técnica que me permite hacer una pintura personal, y esto marca el momento más exitoso de mi carrera.” A partir del año 48, cuando se inicia el periodo del ´triple trazo´, continúa sus temas predilectos: revólveres, redes, talleres de artistas, toros, pájaros, mujeres… Pero ahora lo hace con entusiasmo, incluso con cierta ironía. El resultado es una pintura fresca, ligera, luminosa. “Me acerco -escribirá en 1949- al problema plástico, al lado inventivo que te abre la naturaleza frente a la luz, la forma y el color”. Esta etapa se convierte pues, en un verdadero paréntesis en su carrera artística. La exposición, que podrá visitarse hasta el 19 de febrero, estará acompañada de un catálogo con ensayos escritos por Lázaro Santana e Isidro Hernández traducidos al castellano, catalán, francés e inglés. Óscar Domínguez Nace en 1906 en La Laguna (Tenerife) donde pasa toda su infancia. En 1927 su padre, propietario de una plantación de plátanos, lo envía a París para ocuparse de los negocios familiares. Al poco de llegar a la ciudad, abandona el negocio del padre y empieza a frecuentar los artistas de Montparnasse, a visitar exposiciones y se matricula en una academia de pintura. En 1929 encontramos sus primeras piezas surrealistas bajo la influencia de Dalí, Tanguy y Max Ernst, y en 1935 se une al grupo Surrealista de André Breton. Ese mismo año organiza con su amigo Eduardo Westerdahl la primera exposición del grupo surrealista en Tenerife. Entre 1937 y 1939 participa con el resto de componentes del grupo surrealista en exposiciones colectivas. Es en este contexto que surgen sus famosas "decalcomanías". Al estallar la II Guerra Mundial, Domínguez se va a Marsella como muchos otros artistas con intención de embarcarse dirección a los Estados Unidos pero vuelve a París. Durante esta etapa aumenta el número de exposiciones y el prestigio internacional y se consolida su amistad con Picasso. Diferentes episodios depresivos durante los años 50 y el agravamiento de la acromegalia que padecía desde 1939 oscurecen su vida y, de nuevo, su obra. Óscar Domínguez se suicidará el 31 de diciembre de 1957.

Documentos relacionados

Actualizado

el 17 nov de 2020
Compártelo
Noticias relacionadas

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme