s’Olivar, Campos. Octubre 2003. © Gabriela Canseco — Cortesía de Es Baluard
13
jul 2019
25
ago 2019

Compártelo en redes

Publicada el 11 jul de 2019      Vista 28 veces

Descripción de la Exposición

«Paco de Lucía en la Isla. Una mirada íntima 2002-2014» es una muestra que explora, a partir de las fotografías de la viuda del músico, Gabriela Canseco (México DF, 1966), la relación de Paco de Lucía con Mallorca. La inauguración es el próximo 12 de julio a las 20.00 horas en el Aljub de Es Baluard y podrá visitarse desde el 13 de julio hasta el 25 de agosto. El proyecto presenta hasta 88 fotografías de Paco de Lucía en Mallorca, y otras relacionadas con sus viajes a la isla, así como objetos personales conectados con su último disco Canción Andaluza (2015), lanzado con posterioridad a su fallecimiento en 2014 en México, una escultura y una proyección donde aparece el músico grabando el álbum en Palma. Asimismo, en la sala también se exhibe un texto escrito por el periodista Andreu Manresa, amigo del compositor. “Las imágenes, pulcras, devotas, hablan sin efectismo, solo son instantes, momentos y retratos directos sobre la vida lenta y tranquila del artista sin máscara ni distancia. Con los niños y los músicos, en casa, en el estudio, en las obras de su templo, La casa del Horizonte, en los altos de Palma, entre las montañas”, relata el escrito. El comisario de «Paco de Lucía en la Isla. Una mirada íntima 2002-2014», Tomeu Coll (Palma, 1981), fotógrafo, cuenta con una amplia trayectoria y ha desarrollado diferentes proyectos en ciudades como Nueva York o Berlín. La muestra está organizada por El Club Ultima Hora Valores y cuenta con la colaboración de la Conselleria de Transparència, Cultura i Esports del Govern de les Illes Balears y Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma. ------------------------------------------------------------ Paco de Lucía, Íntimo. Por Andreu Manresa. Su música es decisiva porque está en el mundo de los clásicos y estas imágenes serán una adenda inevitable. He aquí una mirada cálida e íntima sobre Paco de Lucíaque se expresa como un relato incuestionable e intransferible por su entidad y porque las hizo su mujer, Gabriela Canseco. Esta muestra es una historia -inédita y póstuma-compuesta de estampas que se perfilan en un mapa nítido del personaje -un genio-con un impacto y proyección que marcará más de un siglo, una época. Así fue, se desveló y aconteció sin duda. Vibran y tiemblan hermosas las voces de las cuerdas de la guitarra y suenan, también, los naranjos y limoneros, brilla su sombra entre la plata de las hojas de los olivos que sembró. Pisa la piel de tierra roja y se refleja silencioso entre los vientos de las palmas, las copas de los pinares y sus contraluces. Vigila a la orilla del mar y, además, goza en el ritual atávico, festivo y práctico de las matanzas del cerdo, todo un manifiesto en complicidad con la tierra. Ahí está -le recordamos-en ambientes cómplices y sencillos, en Campos, Binissalem, Capdepera, Felanitx, Palma, Alaró, Calvià. En familia. Paco de Lucíadecidió vivir y crear en Mallorca y así fue durante más de una década (2002-2014), hasta que la muerte repentina en México cercenó su proyecto familiar, vital, creativo, con su mujer Gabriela Canseco y sus dos hijos Antonia y Diego. Ellos tres y la isla son parte de su vida y anidan en su música, es nuestra historia. El cuerpo vibra con melodías los ritmos alegres, altos y graves, que activan los dedos y sus uñas desde el corazón, hablan las cuerdas que la guitarra proyecta, entre el corazón y lo mano. Esta guitarra inmutable recreó con arte y complejidad perfeccionista desde Mallorca los escalofríos melodiosos y emocionantes y los ritmos escritos. Las imágenes, pulcras, devotas, hablan sin efectismo, solo son instantes, momentos y retratos directos sobre la vida lenta y tranquila del artista sin máscara ni distancia. Con los niños y los músicos, en casa, en el estudio, en las obras de su templo, La casa del Horizonte, en los altos de Palma, entre las montañas. No tan lejos de la capital como fue su primer lugar en Mallorca, Campos, más cercana de es Trenc y del mar claro y querido. En las capturas se ve al artista ensimismado, profundo, cariñoso y distraído, se desvela un poco más al guitarrista y compositor con su otro yo de maderas, lacas y cuerdas, trabajando en su torre de marfil; y se reconoce al tótem modernizador de los sonidos clásicos y flamencos, al creador de ritmos y canciones transculturales para muchas generaciones. Una de las grandes satisfacciones que Paco tuvo en Mallorca fueel tener al fin en casa un estudio de grabación. Y así pudo cumplir un anhelo,trabajar sin horarios ni condiciones, encompleta calma y soledad, dependiendo solo de él mismo. La isla le dio esta oportunidad y le permitió componer, grabar y editar, sin salir de casa, «CanciónAndaluza» el último de sus trabajos. Casi todo pasa ensu isla de Mallorca, pequeño territorio de rincones aislados, donde Paco de Lucía y los suyos decidieron arraigar -alternando el Mediterráneo con estancias en su casa del Caribe. El artista habitó cómplice y prudente, un isleño más casi anónimo gracias a la aparente discreción no demasiado mitómana de su gente. Austero y apasionado, discreto y orgulloso, culto y popular a la que vez universal y estrella entre masas del planeta, se dejaba cautivar por los silencios, la luz y los mínimos detalles profundosy marginales de la isla. Interesado en la historia y los parajes evidentes, en la biografía de vértigo de Son Banya y los gitanos de la Paca, en las maravillas rurales o de la Seu del pintor Barceló hasta la singularidad festiva de Tomeu Penya, el escándalo de Urdangarín. Habla del mar y de la comida, de las noticias y sobre todos los pillos que son simpáticos y los poderosos que parecían huecos, fríos, al abrazarlos. Fotografías y videos de Paco de Lucíahay millones, retratos postreros de sus instantescreativos y con la familia, miradas tan próximas, no, hasta ahora. Sin actuar en un escenario ante la multitud. Podemos decir que es la imagen natural, directa, en situaciones no forzadas ni incómodas, el retrato querido, sin posar porqué el guitarrista está en su mundo, sin incomodidad ni pose,pero con el compromiso directo del aprecio respectivo, del amor que imanta. La crónica histórico cultural universal se crea y se mantiene cada día al paso de las obras de los grandes protagonistas, siempre actuales, contemporáneos, clásicos mejor. Su memoria global arraiga en los lugares por donde pasó y siempre crecerá en los horizontes infinitos del futuro, la intangible y poderosa fuerza de lo que es inmortal. Paco era un alma libre, le bastaba lo que cabe en una maleta para estar a gusto en cualquier lugar, la identidad la llevaba puesta. Sin embargo, en Mallorca encontró un lugar a donde le apetecía volver, un lugar que le alegraba divisar desde el avión, un lugar en el que quería pasar el resto de su vida. El músico, intérprete, creador y productor, Paco de Lucíaobviamente, resta aquí dibujado en apuntes profundos, en esbozos rápidos y en escenas no públicas. Queda plasmado de cerca y en la distancia, en la soledad y entre los suyos, en su entorno particular y amistoso. Flota sencillo y rotundo el hombre y el creador, la figura y el padre, el líder y el tímido discreto, el amigo y el atento conversador. Son apuntes exclusivos por su naturaleza, momentos en presente, sin artificio, fotografías que fueron -sin pensarlo-datos de sus últimos días, los penúltimos años de una existencia feliz repentinamente abreviada. La mirada es total pero única, es de quién fue su alma gemela, mejor su musa, su compañera, Gabriela Canseco, quien mejor sabe quién y cómoera.Ella conserva el legado, la presencia y el vacío de la ausencia y el recuerdo imperecedero del gran viaje, entre la añoranza y la felicidad de los recuerdos. Andreu Manresa Palma, 19 de juniode 2019

Actualizado

el 11 jul de 2019

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes
01 feb - 15 jul
Premio en Santander, Cantabria, España
ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba