Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Nuria Montiel. Repite pero cambia II (It repeats but it changes II), 2017 — Cortesía de la Galería Agustina Ferreyra
Evento finalizado
19
may 2018
31
may 2018

Compártelo

Publicada el 17 jul de 2018      Vista 57 veces

Descripción de la Exposición

El paisaje como personaje toma forma de utopía que comienza a ser realidad. Vemos un paisaje que muta después de una cirugía ocular a un hombre, donde el agua vaporizada que oculta la vista del bosque reaparece como el río que alimenta el manglar. Las correcciones forzadas de la vista pueden mostrar otro tipo de calma no conocida. Paisaje después de la niebla (2004) es el video de Sarah Minter que nutre la intención de la exposición: dar nitidez y un nuevo sentido a lo que siempre estuvo frente a nosotros. La narrativa de la exposición transcurre en dos ejes que rediseñan el presente. REESCRITURA DE LA HISTORIA La superposición de formas abstractas sobre imágenes realistas son un pronunciamiento que a modo de código manifiesta la negación a la representación histórica del poder. Repite pero cambia II (2017) es una escultura gráfica de Nuria Montiel que explora las imágenes del pasado como un objeto flexible, adaptable y mutable a través de la mezcla de materiales y técnicas antiguas y modernas. En Arqueología secreta-Mujeres trabajando (2018), Sofía Echeverri asume su trabajo como arqueóloga asignando roles a esculturas prehispánicas femeninas que en los libros de arqueología fueron descritas únicamente por sus adornos y vestimentas. Por su parte Rocío Montoya en la serie El Ocaso (2017-2018) interviene las imágenes que mostraron los medios de comunicación que cubrieron los colapsos de grupos de poder representados en los monumentos caídos de figuras masculinas. Cristina Tufiño traslada por medio de Baltazar (2017) y Pablo (2017) - esculturas cerámicassus referentes culturales y religiosos para entrelazar estética museológica, artesanía y contemporaneidad a partir de lo espiritual. Estas obras de carácter autobiográfico representan dos personajes de su vida, integrando de este modo, la presencia del pasado en la vida diaria. CONSTRUCCIÓN AFECTIVA Escuela de envejecer es un proyecto de largo aliento desarrollado por Ana Gallardo como una crítica y exploración sobre el estatus de una mujer artista de la tercera edad. Su viaje personal se convierte en un viaje por diferentes culturas en los que aprende de otros ancianos, aquello que ellos aprendieron durante esa etapa. El Baile (2014) es un video que muestra una clase de danza que tomó en Brasil con la Sra Mariko Sataka, quien dirige un grupo de baile con mujeres de 80 años. Compartir comunitariamente las experiencias y etapas de la vida, se convierte en un modo de sobrellevar la última etapa de la vida. Escuela de envejecer nos reeduca sobre la idea del aprendizaje como algo continuo durante el transcurso de nuestras vidas. Ad Minoliti propone el momento de trabajo como una posibilidad de espacio afectivo al crear una serie de dibujos en colaboración con su madre -rescatando de ese modo un poco de la historia materna en la que ella se había dedicado al arte-. Fantasías (2017), dibujos realizados en conjunto, muestran un paisaje en donde lo humano ha desaparecido dando paso a lo cyborg y a lo transhumano. Un futuro sin género y en armonía como paisaje utópico. Un grupo de hombres baila en la frontera de Matamoros, Tamaulipas. Son el colectivo La Esquinita de México. Ex sicarios, delincuentes y hombres que no nacieron con privilegios, mezclan en sus bailes la herencia prehispánica con referentes visuales del hiphop y el tex-mex. Lo queer emerge cuando ellos bailan con fuerza masculina ataviados con faldas. Este documental -en procesorealizado por Leonor Maldonado* exhibe lo comunitario y el arte como ejercicio de resistencia. Estas exploraciones femeninas que buscan vislumbrar un futuro, atraviesan el intento de corrección del pasado a través de nuevas lecturas sobre la arqueología, el monumento y el lenguaje para dirigir su mirada a las formas contemporáneas de resistencia basadas en la construcción colectiva, la adaptación del pasado y lo afectivo. Su confluencia es la posibilidad de un ojo común. Tamara Ibarra

Actualizado

el 17 jul de 2018