Xavier Gosé, Le chapeau en tulle, c. 1909. Museu d'Art Jaume Morera, Lérida — Cortesía del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza de Málaga
30
mar 2019
08
sep 2019

Compártelo en redes

Publicada el 01 feb de 2019      Vista 303 veces

Descripción de la Exposición

El Museo Carmen Thyssen Málaga ha inaugurado la nueva exposición temporal «Perversidad. Mujeres fatales en el arte moderno (1880-1950)» que podrá visitarse hasta el próximo 8 de septiembre y que recorre más de medio siglo de imágenes protagonizadas por mujeres, en un período, entre finales del XIX y mediados del XX, en que su representación en el arte mostrará, como reflejo de las realidades sociales contemporáneas, un cambio de paradigma, ya que el punto de vista exclusivamente “masculino y misógino” se enfrentará al planteado por la mirada femenina sobre su propia identidad. Las 70 obras reunidas en la exposición ponen rostro a otras tantas mujeres, anónimas o con nombre propio, reales o ficticias, mundanas o idealizadas que muestran la riqueza de puntos de vista sobre lo femenino en el arte de vanguardia. La muestra lleva así al espectador desde una imagen de la actriz Sarah Bernhardt hasta las pintoras de la Generación del 27 Maruja Mallo y Delhy Tejero, pasando por femmes fatales bíblicas y literarias, musas de artistas, como Gala Dalí o Kiki de Montparnasse, extravagantes socialités (la marquesa Luisa Casati), majas españolas, damas burguesas, modelos inventadas de inquietantes miradas, referentes de una nueva moda en femenino, como Coco Chanel, estudiantes universitarias y unas terrenales venus de los bajos fondos de la sociedad moderna. Todas ellas se presentan bajo el signo de una perversidad polisémica: vinculada al pecado, la fatalidad y una sexualidad destructora en las femmes fatales finiseculares y de comienzos del XX, y a la subversión del orden patriarcal y hegemónico que desde los años 20 se ve como una “amenaza”, desde la óptica masculina, y como una reivindicación consciente y emancipadora desde la de las nuevas mujeres que rompen con los estereotipos y reclaman un espacio propio en la sociedad y el arte. De la belleza perversa y maldita la representación de la mujer dejará paso, pues, a artistas que reivindican una nueva forma de mirar y ser vistas. Así en la muestra es fundamental la presencia de mujeres artistas como Suzanne Valadon, Olga Sacharoff, Maruja Mallo y Delhy Tejero, y de figuras femeninas rompedoras y que encarnaron un tipo de mujer avanzada, autoafirmada y protagonista activa de su tiempo, como las actrices Sarah Bernhardt y Greta Garbo, la diseñadora Coco Chanel, y las artistas y musas Kiki de Montparnasse y Gala Dalí. Todas ellas aportan nuevas visiones de la mujer desde un punto de vista propio y femenino o representan iconos de modernidad y sientan las bases de la construcción de una nueva identidad femenina. Artistas La selección de artistas cuenta con algunos de los principales nombres de la vanguardia española e internacional como Klimt, Modigliani, Van Dongen, Man Ray, Grosz, Picasso, Dalí, Gargallo, Valadon, Mallo, Zuloaga, Anglada-Camarasa y Romero de Torres, entre otros, que están presentes a través de una amplia variedad de géneros artísticos: pintura, escultura, dibujo, grabado, fotografía e ilustración gráfica; y de numerosos estilos que van desde el simbolismo y el art déco a las vanguardias internacionales (fauvismo, expresionismo, surrealismo) y el arte nuevo español. Desde una mirada ajena a la propia, este relato coral que reúne visiones múltiples de la mujer y lo femenino desde finales del XIX hasta mediados del XX, se divide en tres secciones que abordan, respectivamente, la revisión del mito de la “mujer fatal”, la representación de las mujeres de la noche y de la vida moderna y a una nueva mujer, activa, creativa e independiente. Las obras de la nueva exposición provienen de instituciones y colecciones francesas, suizas y alemanas como son el Centre Pompidou, el Nouveau Musée National de Mónaco; el MUba Eugène Leroy (Tourcoing), el Wallraf-Richartz Museum & Fondation Corboud (Colonia), la Association des Amis du Petit Palais (Ginebra), el Musée de Grenoble, el Musée de l’Annonciade y del Musée des Beaux-Arts de Nancy; a los que se suman los prestadores nacionales como el Museo Nacional Thyssen –Bornemisza, el Museo Nacional del Prado, el MNCARS, el Museu d’Art de Sabadell, el MNAC, el IVAM, el Museu Jaume Morera, la Fundación Casa Natal Picasso, la Fundación Mapfre, la Fundación Suñol, y la Fundación Bancaja, entre otros. El patrocinador Fundación Unicaja La Fundación Unicaja renueva su convenio de colaboración con el Museo Carmen Thyssen Málaga. La firma de un nuevo acuerdo entre el presidente de la entidad, Braulio Medel, y la presidenta de la Fundación Palacio Villalón, Carmen Thyssen, permite ampliar la consecución de nuevos objetivos en lo que se refiere a la conservación y difusión de la Colección permanente. Este apoyo de la Fundación Unicaja tendrá de este modo dos objetivos. Por un lado, la financiación de la nueva exposición temporal y por otro la Colección permanente del Museo. El nuevo acuerdo, más ambicioso, llega después de años de colaboración que se iniciaron con el proyecto del Entorno Thyssen o la celebración del quinto aniversario del Museo Carmen Thyssen Málaga, y continuó durante estos últimos años con las muestras “La apariencia de lo real. Cincuenta años de arte realista en España (1960-2010)” y “Mediterráneo. Una Arcadia reinventada. De Signac a Picasso’. ---------------------------------- PERVERSIDAD MUJERES FATALES EN EL ARTE MODERNO Del eterno femenino a la nueva mujer, esta exposición recorre más de medio siglo de imágenes protagonizadas por mujeres, en un período, entre finales del XIX y mediados del XX, en que su representación en el arte mostrará, como reflejo de las realidades sociales contemporáneas, un cambio de paradigma. El punto de vista exclusivamente masculino y misógino se enfrentará al cuestionamiento planteado por la mirada femenina sobre su propia identidad. De sujetos pasivos y sexualizados, las mujeres se convertirán en referentes de emancipación y libertad. Las perversas femmes fatales finiseculares, iconos de una sexualidad destructora, dejarán paso a las modernas, cuya perversidad reside en su oposición al orden establecido, por su reivindicación de un espacio propio que sacude los cimientos de una sociedad históricamente patriarcal y en plena revolución transformadora. El punto de partida es el estereotipo de la femme fatale, una creación del decadentismo y simbolismo a finales del XIX que, a través de figuras bíblicas, mitológicas, históricas o literarias, asimila lo femenino con una BELLEZA MALDITA, el pecado o la muerte. Con el arte de vanguardia, estas pérfidas seductoras tomarán el aspecto de mujeres de carne y hueso: las musas y modelos de los artistas, famosas actrices, excéntricas socialités, lánguidas burguesas o las majas españolas. Desnudas o vestidas, en poses sugerentes o impasibles, imponentes y subyugantes, estas mujeres encarnan el poder del deseo. La ruptura de estas visiones misóginas de la sexualidad femenina la plantearán artistas como Suzanne Valadon, con una mirada desprejuiciada al desnudo femenino como algo cotidiano. El carácter terrenal de esos nuevos ídolos de perversidad desciende incluso hasta los bajos fondos de la sociedad moderna. Cabarets, cafés y prostíbulos ofrecen a los artistas de la bohemia parisina modelos de bajo coste, unas sórdidas Venus convertidas en los referentes del erotismo de una sociedad urbana en la que la prostitución conocerá un extraordinario incremento. La fealdad, lo grotesco, lo macabro o la reflexión dramática sobre este degradado universo convivirán con la fascinación eterna por lo femenino. La sexualidad desinhibida de estas REINAS DEL ABISMO y el magnetismo de las femmes fatales se conjugarán en la belle époque en una estética difundida por la moda y la publicidad, consumida por la burguesía y la alta sociedad, por mujeres que, liberadas de su papel tradicional en la sociedad, reclaman nuevos roles y rechazan las convenciones. El escenario final de esta iconografía femenina lo protagonizan mujeres emancipadas, creadoras, transgresoras, independientes, epítomes de la NUEVA MUJER que a lo largo de la primera mitad del siglo XX lucha por tener una voz propia. Junto a musas de la vanguardia, como Kiki de Montparnasse o Gala Dalí, e iconos de la revolución en la moda femenina como Coco Chanel, esta sección da cabida a mujeres que invaden espacios antes vedados o limitados para ellas. Y, sobre todo, destaca la mirada de la mujer artista sobre lo femenino; una perversa transgresión de las reglas de un juego que ha dejado de ser, como hoy, exclusivamente masculino. BELLEZA MALDITA Revisión moderna del mito de la femme fatale El arquetipo de la femme fatale surge en la literatura y las artes de finales del siglo XIX como reacción misógina a la progresiva reivindicación de las mujeres de un cambio de su papel en la sociedad. La amenaza a la hegemonía masculina planteada por estas aspiraciones de libertad e independencia y una visión sexualizada de lo femenino se conjugaron en esos ámbitos en una imagen de mujer cautivadora y perversa, encarnación del pecado o incluso la muerte, con un poder de atracción magnético y fatal para sus víctimas masculinas (y, a veces, para ellas mismas). REINAS DEL ABISMO Mujeres de la noche y de la vida moderna Entre finales del siglo XIX y principios del XX, y surgida de los deseos más íntimos y los temores más ocultos del hombre, se impone en el ámbito urbano una nueva visión de la mujer, como protagonista de un universo abisal poblado de ídolos eróticos y poderosos, de insaciable sexualidad. Una fascinante feminidad que se muestra en la literatura y en el arte principalmente a través de los distintos rostros de la prostitución. Además de la sordidez clandestina, se exhiben en la noche otras mujeres enigmáticas y modernas: las femmes fatales de la belle époque. Una iconografía definitivamente desgajada de la feminidad burguesa, dócil y recatada. NUEVAS MUJERES Activas, creativas e independientes Titulamos esta sección mediante un concepto surgido en el ámbito anglosajón a finales del siglo XIX, la «nueva mujer» (New Woman), referido a una identidad femenina que en origen se impone en la sociedad victoriana y que se enfrenta al tradicional estereotipo de la mujer como «ángel del hogar». Las nuevas mujeres, que desafían el orden establecido por un patriarcado hegemónico, participan en las reformas sociales y se muestran libres, desinhibidas, audaces, inteligentes y en constante búsqueda del éxito profesional y la emancipación económica. Principales datos de la exposición PRINCIPALES ARTISTAS REPRESENTADOS: Klimt, Modigliani, Van Dongen, Man Ray, Grosz, Picasso, Dalí, Gargallo, Valadon, Mallo, Zuloaga, Anglada-Camarasa y Romero de Torres. NÚMERO DE OBRAS 71 piezas, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados y fotografías. PROCEDENCIA DE LAS OBRAS La más de 70 obras de la nueva exposición, que cuenta con el patrocinio de la Fundación Unicaja, provienen de instituciones y colecciones francesas, suizas y alemanas como son el Centre Pompidou, el Nouveau Musée National de Mónaco; el MUba Eugène Leroy (Tourcoing), el Wallraf-Richartz Museum & Fondation Corboud (Colonia), la Association des Amis du Petit Palais (Ginebra), el Musée de Grenoble, el Musée de l’Annonciade y del Musée des Beaux-Arts de Nancy; a los que se suman los prestadores nacionales como el Museo Nacional Thyssen –Bornemisza, el Museo Nacional del Prado, el MNCARS, el Museu d’Art de Sabadell, el MNAC, el IVAM, el Museu Jaume Morera, la Fundación Casa Natal Picasso, la Fundación Mapfre, la Fundación Suñol, y la Fundación Bancaja, entre otros.

Actualizado

el 01 abr de 2019

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes
01 jul - 30 jul
Certamen en Madrid, España
ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba