Piedad Isla. A huebra limpiando el monte, 1962. © Fundación Piedad Isla & Juan Torres — Cortesía de PHotoEspaña
Evento finalizado
25
jun 2020
06
sep 2020

Compártelo

Cuándo: 25 jun de 2020 - 06 sep de 2020
Inauguración: 25 jun de 2020
Horario: Martes de 18:00 a 21:00. Miércoles a Sábado de 11:00 a 14:00 y 18:00 a 21:00. Domingos 11:00 a 14:00. Lunes: cerrado
Precio: Entrada gratuita
Dónde: Antiguo Hospital de Santa María la Rica / Santa María la Rica, 3-5 / Alcalá de Henares, Madrid, España
Organizada por: Antiguo Hospital de Santa María la Rica, Ayuntamiento de Alcalá de Henarés, Fundación Piedad Isla & Juan Torres
Artistas participantes: Piedad Isla
Etiquetas:
Eventos relacionados: PHotoEspaña 2020
Publicada el 17 jun de 2020      Vista 302 veces

Descripción de la Exposición

NOTA: LA FECHA INDICADA ES SÓLO ORIENTATIVA Esta exposición forma parte de la Sección Oficial del festival PHotoEspaña 2020. Un documento único de la España rural de los años 50 y 60 del siglo XX de la mano de la pionera del neorrealismo fotográfico español. Fotógrafa prácticamente autodidacta recorrió en moto las zonas rurales de su Palencia natal adentrándose en las costumbres y personajes de un mundo que se encontraba en un profundo y rápido proceso de transformación. Las imágenes de Piedad Isla nos remiten a un pasado ya desaparecido y casi irreal desde la mirada actual. Pionera de la fotografía neorrealista, Piedad Isla trabajó con una visión vitalista y comprometida en la España rural de la posguerra. Su fotografía era libre, con un instinto innato extraordinario, sin ningún prejuicio teórico que coartara su aproximación a la realidad. Tenía una manera particular de contar la vida y por lo tanto de vivirla. Su auténtica inspiración eras la condición humana, el culto a los ancianos, la adoración por los niños, y el respeto a la tierra. No fue una espectadora extraña, se sumergió en el alma del pueblo desde la pertenencia, es por ello que sus imágenes tienen el valor de la autenticidad. La artista documentaba su propio mundo, tenía relación con los personajes que fotografiaba, conocía sus nombres y sus circunstancias, y ellos, a su vez, la reconocían como alguien de su entorno próximo. Así, en Realismo Poético sus fotografías son capaces de transmitir una carga emocional y una naturalidad que difícilmente podrían tener si los protagonistas de estos retratos se hubieran visto sorprendidos por una cámara extraña. Esta selección muestra la manera en la que retrató el costumbrismo español como pocos y cómo su permanente curiosidad hizo que nada de la vida de los pueblos le pasara desapercibido: tiendas, fiestas, mesones, grupos de amigos, pastores, procesiones, carreteros, bodas, ancianas de negro, niños, partidas de mus, mendigos, perros, guardias civiles, funerales, más niños, curas con sotana y albarcas, cantamisas, costureras, retratos con sabanas de fondo, gatos, juegos de bolos, mercados, corridas de toros, niños... siempre niños.

Actualizado

el 18 jun de 2020
Compártelo

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme