¡Apoya a l@s artistas que te interesan! ¡Tiene PREMIO para ti y para ell@s!
Cortesía de Blanca Soto
Evento finalizado
23
feb 2019
05
mar 2019

Compártelo

Cuándo: 23 feb de 2019 - 05 mar de 2019
Inauguración: 23 feb de 2019 / 18:00
Horario: Martes-Sábado: 16.30:20:30. Sábado:10:30- 14.30
Dónde: Blanca Soto Arte [ESPACIO CERRADO] / Almadén, 13 / Madrid, España
Organizada por: Blanca Soto Arte
Artistas participantes: Sonia Cunliffe
Correo electrónico: galeria@galeriablancasoto.com
Etiquetas:
Publicada el 23 ene de 2019      Vista 139 veces

Descripción de la Exposición

Archivos perdidos y encontrados, fotografías y misivas, el análisis de la mirada del cuerpo desde una historia de amor. Son los ejes temáticos de la exposición Un hombre y una mujer de la artista peruana Sonia Cunliffe a presentarse dentro de la Ruta contemporánea arte peruano – ARCO en la galería Blanca Soto Arte en Madrid este 23 de febrero de 2019. Sonia Cunliffe, fotógrafa y artista plástica peruana ha trabajado desde 2008 con archivos documentales y fotográficos para crear sus proyectos más notables. “El trabajo de archivo es recurrente en mi cuerpo de obra, me siento especialmente atraída por ese descubrir y apropiación de miradas pasadas, creando un nuevo universo para las fotos, negativos, cartas, postales que llegan a mis manos.” añade Cunliffe. En Un hombre y una mujer nos muestra los amores de juventud de Cesar y Paquita y que luego de treinta años se reencuentran dejando, para la posteridad de sus pasionales afectos, fotografías sin revelar y cartas con collages eróticos que fueron rescatadas por el coleccionista peruano Jorge Bustamante. Este es el punto de partida para que la artista interpele sobre temas como el amor y la sexualidad en la tercera edad, con una magnífica instalación de pequeñas fotografías eróticas colocadas sutilmente en los intersticios de un catre y que si el espectador quiere ver las imágenes en detalle debe mirar a través de lupas inserta en cada resorte de la estructura. Suma a la propuesta un revelador libro-objeto con postales y cartas de la historia de amor que va en su 3er edición. Giuliana Vidarte, actual curadora del Museo de Arte Contemporáneo en Perú acompaña la exposición con un ensayo presentado, tras la convocatoria de Gerardo Mosquera, en el encuentro de críticos e investigadores Cuerpo. Eros y políticas de PHotoEspaña-Trasatlántica en Miami. “La propuesta de Cunliffe se presenta como una afirmación diferente frente a los estereotipos creados alrededor del sexo, siempre relacionado con la juventud y se propone, a su vez, como una ruptura y provocación frente a los tabúes del deseo sexual en la tercera edad. Así́ la fotógrafa hace uso del archivo para reflexionar sobre el elemento básico dentro del discurso fotográfico: la visión, y, al mismo tiempo, propone lecturas alternativas sobre la manera en la que concebimos la sexualidad.” concluye Vidaurre. Sobre Sonia Cunliffe La mayor parte del recorrido artístico que ha realizado hasta el momento la artista peruana Sonia Cunliffe ha estado relacionado a fotografía, investigación, archivística, apropiación y puesta en valor. No es casual que sus primeras exposiciones individuales hayan sido producto del trabajo entre sus inclinaciones por el archivo y sus estudios críticos sobre la moda y el cuerpo femenino, tituladas Mujeres/Moldes, Moldes/Mujeres (2008) y Mutaciones de Venus (2010). Ya en años posteriores y en paralelo a sus trabajos de fotógrafa y crítica de su entorno, continúa con las exploraciones sobre objetos olvidados o historias escondidas por revelar, pero sobre todo por esa curiosidad que le atrae el rescate de fotografías y documentos de archivo, tal como lo desarrolló en el proyecto Un hombre y una mujer (2012) que no sólo es el rescate de una historia de amor en fotografías y cartas en donde se aprecian escenas de sexo y el reencuentro de una pareja de ancianos, sino el descubrimiento de un registro de auto retratos eróticos de los años 50 que sirven para que Cunliffe re-cree objetos poéticos y un libro postal. En Alegato(2013) instalación que, a partir del encuentro del libro La Historia me absolverá de Fidel Castro escrito en braille acompañado de dos pantallas que muestran al unísono su lectura para ciegos y sordos, nos muestra la dos caras del entendimiento de la historia, de quienes son parte activa y pasiva “(…) el sujeto se acerca a la “lectura” del discurso histórico como un ciego lee un libro en braille, puede comprender clara y ordenadamente cada uno de los hechos explicados, narrados y sustentados, pero no tiene manera de corroborarlos con imágenes o experimentarlos fuera del lenguaje. Al sujeto no le queda más que refugiarse en la gran historia, la utópica verdadera “visión” de los hechos no podrá ser descubierta”. Por otro lado, en No digas nada de lo que viste ayer noche (2015) presenta una serie de intervenciones y apropiaciones de un archivo fotográfico de criminalística peruano, “en que la monumentalizarían, agrupación y reestructuración de estos materiales, gestan diversas piezas que pretenden apropiarse de una mirada particular. Construyendo nuevas narrativas para intervenir lo que alguna vez fueron pruebas fehacientes de la verdad” (https://goo.gl/pW2drW). Ya en Documentos extraviados: niños de Chernóbil en Cuba (2016) va un poco más allá de lo que serían sus primeros trabajos con archivos. Además de abordar un tema recordado mundialmente pero pocos conocen los detalles del desastre de Chernóbil y del programa de ayuda médica que brindó Cuba a 26,000 niños afectados por la radiación, Cunliffe desmenuza la historia escondida en una investigación documental, de fotografías de archivo periodísticos, reproducciones de periódicos y hasta una composición musical que se apropia del espacio expositivo volviéndola una sola obra bien orquestada, “(…) la cartografía que se traza y entreteje en la obra, es producida a partir de una mirada afectiva que deriva entre el archivo y el contacto con los sujetos, una construcción que hecha con sensibilidad y humanidad, deja leer o más bien entre-leer el contexto político que aconteció. Operación desde la cual Cunliffe re-construye y re-sitúa las historias extraviadas e invisibles que fueron depositadas en los archivos y en sus protagonistas, un re-montaje histórico que se lleva a cabo en un lugar lejano de los territorios en donde ocurrieron los hechos. La historia de estos niños se traslada ahora 30 años después a Lima Perú.” (https://goo.gl/7CPia2). Finalmente es con el El guerrillero heroico (2018) proyecto preparado para la Bienal Internacional de Arte Siart en La Paz, Bolivia que logra un diálogo entre la fotografía, el archivo y la literatura. Inspirada por la novela Los nuevos juguetes de la Guerra Fría, de Juan Manuel Robles construye una instalación a partir de una bandera cubana elaborada en capas traslúcidas (importante señalar que imprime una fotografía de archivo de un grupo de niños en una de esas capas, siendo uno de ellos Robles con el uniforme de la escuela El guerrillero heroico), una pañoleta original que formaba parte del uniforme de los alumnos de la escuela y un audio de una escuela cubana y Fidel Castro leyendo la carta dedicada al Che Guevara por su retirada a Bolivia (https://goo.gl/NyjiVU)

Actualizado

el 22 feb de 2019

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?