Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Universos
04
mar 2020
21
ene 2021

Compártelo

Publicada el 09 ene de 2020      Vista 221 veces

Descripción de la Exposición

El Museo Universidad de Navarra inaugura la exposición Universos de David Jiménez (Alcalá de Guadaira, 1970), un espacio poético en el que se exploran los límites de la representación y las relaciones entre imágenes, a través de fotografías, proyecciones e instalaciones. La muestra, producida por la Comunidad de Madrid y el Museo, recoge lo esencial de los proyectos realizados por el artista a lo largo de más de 25 años de carrera y se articula en torno a tres series: ROMA, Aura y Versus. Tras su presentación en PhotoEspaña 2019, en la Sala del Canal de Isabel II de Madrid, llega ahora a Pamplona. La experimentación del artista con diferentes ideas sobre procesos y estructuras ha conformado un extenso archivo de imágenes que han visto la luz en forma de libros, exposiciones y piezas audiovisuales. Algunas de ellas se integran en esta exposición que ha sido concebida como un conjunto orgánico. La fotografía es el punto de partida para un diálogo sutil, tejido a través de las relaciones, parcialmente veladas, que se establecen entre las distintas imágenes. En ellas se expresan las principales preocupaciones del artista, como son las resonancias entre los fenómenos del mundo sensible, la preocupación por evocar la presencia y el misterio de lo intangible o la búsqueda de los límites de la representación. En su obra, en la que la realidad se muestra de manera fragmentada y ambigua, Jiménez busca la complicidad del espectador, que es invitado a un estado de contemplación y a activar las imágenes a partir de su propia experiencia personal y emocional. Esta selección de obras son el resultado de distintos viajes, pero también de un trabajo a fuego lento, de constante exploración y descubrimiento de las relaciones entre las imágenes. En palabras del artista, propone “poemas y metáforas de cómo podemos ver y pensar”. Asimismo, en ellas está muy presente “la idea de la alquimia o la transformación en la que las imágenes dialogan, no solo formalmente, sino dando la impresión de que unas cosas se están transformando en otras”. Como ejemplo, señala una proyección del proyecto ROMA, en la que se muestran esculturas y objetos de la urbe mezclados con humo. “Ese humo evanescente y la piedra sólida son elementos contrastantes, pero que establecen un diálogo integrado que desafía a la imaginación”, explica Jiménez. ROMA El visitante encontrará este proyecto, junto a la serie Aura, en uno de los ámbitos de la sala LaCaixa (planta 0). Jiménez lo desarrolló con motivo de la beca que realizó en la Real Academia de España en Roma, entre el año 2016 y 2017. El autor señala que este trabajo “tiene mucho que ver con el fragmento, la disolución que provoca el tiempo y cómo este crea su propio dibujo, transformando los materiales”. En este caso, las estructuras están muy presentes, como “alusión metafórica a la persona y a la fi gura humana que ha sido transformada por el tiempo, que la degrada y la reconstruye en otra forma”. Así, estos fragmentos se recomponen en nuevas propuestas, ya sea a través de dípticos, piezas múltiples o de una proyección en la que completa las ‘piezas’ que le faltan a una serie de imágenes quemadas. AURA En el otro ámbito de este espacio se despliega Aura, imágenes que fueron tomadas entre 2006 y 2018 en India, un escenario en el que, según el artista, “lo extraño y lo paradójico tienen una extraordinaria presencia”. En su trabajo no hay pretensión documental que busque narrar escenas culturales o sociales, sino que captura imágenes con “vocación esencialista, desprovistas de referencias que puedan remitir a una época”. Así, en esta serie es especialmente clara la presencia de la alquimia, cómo las imágenes dialogan y crean nuevas, que son la suma de las anteriores. “Se plantea una cierta caligrafía de lo real, cómo está dibujando su propia forma”, apunta. La propuesta es más radical que la de ROMA y las imágenes que la componen actúan como destellos, como una suerte de interruptor que acciona la extrañeza y distintas conexiones mentales: fuego, pájaros en vuelo, detalles de rostros humanos y de animales, sombras y refl ejos. “Esto se expresa con fuerza en dos mosaicos que formalmente crean un contraste, un juego de dos universos. En uno hay imágenes de fuego y agua, elementos contrapuestos que dialogan entre sí formando una unidad. En otro vemos hombres que están cargando troncos, pero hay una gran ambigüedad sobre si lo que se está viendo es real o imaginado”. VERSUS Este proyecto, que acoge la Sala Torre, es la propuesta más extrema en cuanto al planteamiento de los contrastes. La propia estancia de desdobla en dos mitades, marcadas por el blanco y el negro. “Su esencia es crear una dualidad de dos mundos, que se han llevado al extremo del blanco y del negro. Es un trabajo más minimalista, que pretende en ambos universos ir hacia los límites de lo reconocible. En ellos ese diálogo se propone una especie de juego positivo y negativo, en sentido metafórico. Trabajan como dos mundos que están siempre en relación”, explica el artista. Así, se establece una simetría cargada de asociaciones libres en la que se invita al espectador a buscar su propia ruta, siempre en la incertidumbre que se abre entre lo real y lo intangible. UN ESPECTADOR-EXPLORADOR Si bien Jiménez, como apunta David Campany en el catálogo de la exposición, personifi ca al artista fotógrafo-fi lósofo-poeta, las ‘pistas’ que va dejando en cada obra, abiertas a interpretación, convierten al visitante en un espectador- explorador. “Quiero que el espectador descubra cosas. Parte de mi trabajo no es explicar, sino proponer una obra que pueda estar viva. El papel activo del espectador se refuerza. Yo solo dejo pistas, creando posibles estructuras que espectador completa. Cada experiencia debería ser única”. En la sociedad de la inmediatez, Universos invita al espectador “a un tiempo pausado y a mirar las cosas con un poco más de calma, no a la velocidad a la que vamos normalmente”, precisa Jiménez. Así, cada uno de los trabajos que reúne es “un organismo vivo, un universo en expansión, con un carácter y al que se le ha dedicado un área de atención”. El espacio también juega, por tanto, un papel esencial: “Universos propone una experiencia espacial en relación con la obra pero, independientemente, se ha trabajado como un espacio de experiencia. Aborda todo en un diálogo y plantea cómo el espectador se enfrenta físicamente a la obra”. FOTOLIBROS, PROYECCIONES E INSTALACIONES Uno de los formatos que más ha trabajado y explorado Jiménez para dar forma y espacio a sus fotografías ha sido el fotolibro, con publicaciones como Infi nito (2000), Versus (2014) y Aura (2018). En esta exposición podrán verse materiales del proceso de desarrollo del trabajo en forma de fotolibro en la sala Torre. Además, en esta exposición el artista ha incorporado por primera vez proyecciones e instalaciones. “Dialogo mucho con las imágenes y me parecen interesantes las posibilidades que tienen estos formatos para que esas imágenes se relacionen en espacios distintos. Supone un reto creativo importante. Me interesan mucho la proyección, el vídeo, la instalación y el audiovisual como medios para trascender un soporte físico estático y pretende que la experiencia sea más compleja y enriquecedora”, destaca. EL ARTISTA David Jiménez (Alcalá de Guadaira, Sevilla, 1970) es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid en 1993. Sus proyectos personales, realizados de manera constante desde 1990 y publicados en forma de libros, exposiciones y proyecciones audiovisuales, se han mostrado en numerosos lugares dentro y fuera de nuestro país. La primera exposición antológica de su trabajo, titulada Universos, se presentó en PHotoEspaña 2019 en la Sala del Canal de Isabel II en Madrid, y ahora en 2020 en el Museo Universidad de Navarra. Recibió el premio Fotógrafo Revelación en PHotoEspaña 99 y el Premio de las Artes de la Villa de Madrid en 2008, y ha sido artista residente en la Real Academia de España en Roma en 2016-17. Ha publicado hasta la fecha ocho libros monográfi cos, entre ellos Infi nito (2000), considerado como uno de los fotolibros españoles más destacados de las últimas décadas, Versus (2014) y Aura (2018). Su obra se encuentra representada en numerosas colecciones públicas y privadas españolas, como la Fundación MAPFRE, el MACUF y la colección de Arte DKV, entre otras.

Actualizado

el 01 jul de 2020

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?
Compártelo