¿Tienes OBRAS nuevas? ¡PUBLÍCALAS! ¡Podrán entrar en nuestra selección semanal!

Itziar Sagone: "La Fundación Paiz ha vivido una revisión de sus programas y proyectos"

"Fundación Paiz para la Educación y la Cultura, es una entidad sin fines de lucro, comprometida con el desarrollo y la transformación de la sociedad guatemalteca". 

"La Bienal de Arte Paiz nació en medio del conflicto armado como espacio que permitía reconocer la producción artística local y apostaba por la libre expresión".

Gustavo Pérez Diez
Itziar Sagone. Cortesía de la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura
Itziar Sagone. Cortesía de la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura

Con un pasado reciente salpicado por un terrible conflicto armado, Guatemala (que significa lugar de muchos árboles) es el país centroamericano más poblado al rondar los 15 millones de habitantes, divididos en cuatro grandes grupos étnicos, lo que marca una profunda interculturalidad e historia ancestral.

En su capital, Ciudad de Guatemala, también la ciudad más poblada de América Central, tiene su sede la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura, una de las instituciones culturales líderes del país y de iberoamérica, por lo que formará parte del futuro informe Mapa de 100 Museos Iberoamericanos: Capacidades y Relaciones

En nuestro intento por dar a conocer mejor la labor desarrollada desde esta fundación familiar, a lo largo cuatro décadas, conversamos con su actual Directora Ejecutiva, Itziar Sagone, con quien abordamos varios temas, entre ellos, como no podía ser de otro modo, la Bienal de Arte Paiz, el evento artístico más importante del país, cuya XXII edición, bajo el título "perdidos. en medio. juntos", arrancará a finales del próximo mes de mayo, con la chilena Alexia Tala como curadora jefe.

A continuación lo que nos ha contado.

ARTEINFORMADO (AI)La Bienal de Paiz, que organiza la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura, en Ciudad de Guatemala, es el evento artístico más importante del país y uno de los principales de la Región Centroamericana. Por ello, arranquemos con la próxima Bienal de Paiz, cuya XXII edición tendrá lugar este año, bajo la curadoría general de la chilena Alexia Tala, quien se suma a la rica nómina de reconocidos curadores iberoamericanos que la han precedido. ¿Qué están preparando? ¿Qué tendrá de especial? ¿Con qué van a sorprender?. En definitiva, ¿qué nos puede adelantar?

Itziar Sagone (IS): Esta Bienal tiene como característica la participación de más de veinte artistas internacionales que trabajarán en territorio a partir de un "atlas" que hemos preparado en el que se deconstruye la cultura local valiéndonos de cuatro grandes ejes temáticos (Migración, ancestralidad, diferencias sociales y construcción de violencias). Junto con los internacionales, los artistas locales (más de veinte) preparan sus obras en este diálogo discursivo que nos conecta. Esta Bienal actuará como un espejo crítico de los asuntos presentes en Guatemala, en relación a Latinoamérica y el sur global. 

Durante la Bienal, además de las exhibiciones se desarrollará un Simposio que abordará a mayor profundidad los temas a tratar. 

Confesión de Luis González Palma. Cortesía de la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura

AI: Desde fuera, uno tiene la sensación de que la Bienal eclipsa el resto de proyectos impulsados desde la Fundación Paíz, por eso, nos gustaría que nos hablase y explicase, brevemente, sobre aquellas otras iniciativas que lleva a cabo la Fundación, que dirige desde 2013, pero que no son tan conocidos, o, por lo menos, no lo son tanto, más allá de sus fronteras y de su ámbito de influencia. 

IS: La Fundación ha vivido una revisión de sus programas y proyectos desde hace ya algunos años. Hemos investigado, evaluado, confrontado, consultado y tomado la decisión de crear, fortalecer o clausurar algunos de los programas. 

Desde el año 2013 la fundación ha enfocado sus energías en elevar el nivel de incidencia que teníamos en la educación, nuestra inversión se equilibra pasando de un 80% al arte y 20% a la educación a un 50% a cada una, lo que nos permite que nuestros programas sean más efectivos y se nutran unos a otros. Si bien es cierto que la Bienal opaca el resto de exhibiciones, conciertos, foros o proyectos educativos, son estos los que dan sustento y ofrecen las bases para que la Bienal sea tan exitosa y efectiva, llevando a ella nuevos públicos, otros públicos y/o nuevas formas de relacionarnos con el arte. 

AILa colección de la Fundación Paiz se inició en 1978, año en que se realizó la primera Bienal de Arte Paiz en formato de concurso. ¿Cómo ha evolucionado desde entonces hasta nuestros días? ¿En qué tipo de artistas y arte pone el foco? ¿Cuántas obras integran dicho fondo artístico en la actualidad?

IS: La Bienal de Arte Paiz nació en medio del conflicto armado como espacio que permitía reconocer la producción artística local y apostaba por la libre expresión. Si bien la pintura figurativa e indigenista ocuparon una buena cuota de las obras participantes los primeros años, pronto el cambio sería radical. Para la séptima edición pintura, grabado, dibujo, escultura y fotografía llenaban las salas. El jurado mantenía cuadros importantes del arte internacional como Fernando de Szyszlo o Manuel Alvarez Bravo.

Latin Toys de colectivo La Torana. Cortesía de la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura

Ya en la décima edición, las obras eran de un corte más contemporáneo, con formatos atrevidos y menos apegados a la academia. Dos años después, la Bienal daría un salto promoviendo y comprometiéndose con otros socios de la región a conformar la Bienal del Istmo Centroamericano. Si las X y XI ediciones marcaban la incorporación de otros lenguajes y la ruptura con las exhibiciones de salón, la doceava rompe los marcos y el jurado calificador urge a la organización a eliminar categorías. 

Las primeras diez ediciones contribuyeron a la consolidación de la creación artística del país, mientras que en la XV edición podemos pensar en un sisma. Será la decimosexta edición la que despide a los glifos y, a partir de la cual, se instala un modelo de bienal curatorial. Las siguientes ediciones irán incorporando la participación de artistas internacionales, el uso del espacio público, la amplitud de miradas en cuanto a los lenguajes, mediaciones más pertinentes, temas que dialogan con el contexto. El debate teórico se implementa favoreciendo un puente entre la academia, el arte y el espectador. Se promueven encuentros con comunidades históricamente excluidas y por tanto se consigue la participación activa de otros sectores. 

La fundación cuenta con más de cuatrocientas piezas adquiridas durante las veintiún ediciones de la Bienal, recogiendo en ellas un panorama del arte creado en Guatemala durante los diversos procesos sociales y políticos que ha atravesado el país. No existe por parte nuestra o de los curadores una predilección en cuanto a un "tipo específico" de artista o arte, valoramos la diversidad y la fomentamos. Guatemala es un país en el que convivimos cuatro grandes grupos étnicos siendo cada uno muy distinto al otro, es por ello que para nosotros el diálogo entre culturas, miradas y formas de ver y comprender el mundo se hace medular. 

Retrato en falso de Efraín Recinos. Cortesía de la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura

AILa Fundación también organiza exposiciones que dan a conocer la trayectoria de los más importantes artistas visuales del país y también apoya al esfuerzo de otras instituciones que cuentan con este tipo de iniciativas. En relación a lo primero, ¿cuáles han sido algunas de las últimas muestras que considera merecen una mención especial por su trascendencia? Y, en cuanto a los apoyos, ¿con qué instituciones nacionales están trabajando de forma más cercana y decidida? Y si también lo hacen con instituciones extranjeras, nos podría citar algunos ejemplos notables al respecto.

IS: Las exhibiciones a mi juicio más relevantes en estos diez últimos años que hemos organizado de artistas locales son la de Carlos Mérida, Francisco Tún, Isabel Ruiz, Nan Cuz, Roberto Cabrera y la reciente muestra de Enrique Anléu Díaz. Creo que todas cumplen con el papel de reconocer la importancia que han tenido estos artistas en la creación local y vincularlos a los nuevos públicos. Otra muestra que a mi juicio sentó precedente es la organizada junto con la Fundación la Ruta Maya, en la que se exhibieron piezas mayas pre colombinas en diálogo con obras modernas y contemporáneas.

AI: Por último, la Fundación Paiz es una entidad sin fines de lucro que por más de cuatro décadas ha apoyado el arte y la educación en Guatemala. Nos podría comentar un poco acerca de sus orígenes, sobre quienes son sus fundadores y quien la preside y como se financia.

IS: Fundación Paiz para la Educación y la Cultura, es una entidad sin fines de lucro, comprometida con el desarrollo y la transformación de la sociedad guatemalteca. Creada hace cuatro décadas como organización de responsabilidad social empresarial, actualmente es una fundación familiar. Fue fundada por Don Carlos Paiz y Doña Graciela Andrade, quienes son además fundadores de la cadena de supermercados Paiz. La Fundación inicia su labor a través de doña Graciela, quien apoyaba instituciones benéficas y becaba niños huérfanos, entonces víctimas del conflicto armado. A los años de realizar esta labor, dentro de las tiendas se comienzan a realizar concursos artísticos, presentaciones de marimba, espectáculos y otros beneficios tanto para los trabajadores como para los clientes. En 1978 se instituye la Bienal de Arte Paiz y unos años después el Festival de Marimba, los dos programas más antiguos, junto con el otorgamiento de becas, que hoy se destina a personas de escasos recursos que sean la primera persona de su núcleo familiar en acceder a estudios medios o superiores. 

Mi sueño de Paula Nicho Cumes. Cortesía de la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura

La directiva de la Fundación está conformada por miembros de distintas generaciones de la Familia Paiz, y algunos profesionales de las artes y los negocios, buscando mantener una fundación vinculada a las necesidades de país. Su presidenta a María Regina Paiz Toledo, quien ostenta este cargo desde 2018.

La fundación es financiada en un 50% por la Familia Paiz y el otro 50% a través de gestión de proyectos, alianzas y patrocinios empresariales y particulares.

Arte contemporáneo Arte iberoamericano Mecenazgo
Compártelo
Otras noticias de Entrevistas
20 feb de 2020

Silvia Lindner, directora del Museo Würth La Rioja: "Tenemos la suerte de ser un foco cultural de referencia en La Rioja"

"La realidad es que, aunque somos una institución pequeña, estamos abiertos a colaboraciones de todo tipo, tanto expositivas como culturales, siempre y cuando tengan una coherencia y la realidad nos ...

10 feb de 2020

Mercedes Basso: "Apelar al mecenazgo como fuente de financiación es reducir la relación a un intercambio económico"

"El mecenazgo necesita una regulación que reconozca el derecho de la sociedad a participar en el interés general y que lo impulse por la vía de iniciativas tanto o más ...

05 feb de 2020

Sheila Loewe: "Es uniendo fuerzas cuando hacemos una cultura y una sociedad más fuertes"

"La creación de la FUNDACIÓN LOEWE fue la evolución natural de esta inquietud de mi padre por devolver a la sociedad todo lo que la sociedad estaba dando a LOEWE". 

Ver más noticias

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme