Tania Pardo: "Siempre he pensado en l@s comisari@s como sismógrafos del presente"

"La práctica curatorial está centrada en una labor de reflexión e investigación, debe generar discursos críticos y abiertos para que sean a su vez también cuestionados".

"Los discursos curatoriales no son verdades absolutas, son verdades relativas,... y como los artistas, los comisarios aportan múltiples discursos subjetivos".

Gustavo Pérez Diez
Cortesía de Tania Pardo | Tania Pardo: "Siempre he pensado en l@s comisari@s como sismógrafos del presente"
Cortesía de Tania Pardo

Tras Gabriel Pérez-Barreiro y Nuria Enguita le toca el turno a Tania Pardo (Madrid, 1976), responsable de exposiciones de La Casa Encendida (Madrid) de Fundación Montemadrid, quien también es una de l@s comisir@s invitad@s a impartir clases en el nuevo Máster en Estudio Curatoriales del Museo Universidad de Navarra, primer máster oficial que hay en España con esta temática y que arrancará el próximo mes de octubre.

Pardo, al igual que Pérez-Barreiro y Enguita, no iba para comisaria, ni siquiera "tenía claro qué era un comisario, me interesaba desarrollar mi trayectoria profesional centrada en todo aquello que tuviera que ver con el arte, comencé más vinculada al mundo de la crítica y después me fui centrando en el comisariado de un modo muy natural, de una forma muy orgánica dentro de mi desarrollo profesional vinculada a la institución. Nunca pensé 'quiero ser comisaria' por el contrario siempre pensé 'quiero trabajar con artistas'", reconoce la comisaria madrileña.

Desde que Tania comenzase su trayectoria profesional en el Musac, de León, hasta su llegada a La Casa Encendida, de Madrid, mucho han cambiado las cosas en lo relativo a como se ve la figura del comisario y como este debe ejercer la práctica curatorial. Si tenemos en cuenta sus respuestas a esta entrevista, no cabe duda, que su clara visión y gran entendimiento del oficio los volverá a poner en evidencia ante los alumnos (y futuros comisarios) del nuevo Máster en Estudios Curatoriales.

A continuación sus respuestas completas.

ARTEINFORMADO (AI): ¿Cómo definiría la función de comisario de exposiciones en el momento actual? 

Tania Pardo (TP): Creo que la labor del comisario es la de acompañamiento, diálogo…la práctica curatorial está centrada en una labor de reflexión e investigación, debe generar discursos críticos y abiertos para que sean a su vez también cuestionados. Es un continuo intercambio de aprendizaje y experiencias a través de artistas y obras de arte que implican también a los públicos y a los contextos en los que se desarrollen los proyectos. Creo que debe ser muy permeable, versátil y saber infiltrarse en otros espacios que no competan meramente al arte. Me gusta referirme al comisariado líquido como aquel que permea y se introduce en todo tipo de fisuras o al comisariado periférico, el que está en los límites, el que los bordea, los amplía, los acota, los estira o se los salta. Los discursos curatoriales no son verdades absolutas, son verdades relativas, historias propias, narraciones parceladas y como los artistas, los comisarios aportan múltiples discursos subjetivos. Siempre he pensado en los comisarios y comisarias como sismógrafos del presente. El trabajo entre un comisario o comisaria y un/a artista ha de ser un intercambio de aprendizajes y experiencias, una construcción colectiva. 

AI: ¿Por qué se hizo comisaría? ¿Fue buscado o casualidad?

TP: Cuando terminé de estudiar, a finales de los noventa, no tenía muy claro qué era un comisario, me interesaba desarrollar mi trayectoria profesional centrada en todo aquello que tuviera que ver con el arte, comencé más vinculada al mundo de la crítica y después me fui centrando en el comisariado de un modo muy natural, de una forma muy orgánica dentro de mi desarrollo profesional vinculada a la institución. Nunca pensé "quiero ser comisaria" por el contrario siempre pensé "quiero trabajar con artistas". Hay algo de mitificación en el propio término "comisario o comisaria", aún hay quien vincula el término a aquella figura de los años 90 que eran tratados como auténticas estrellas del star system, creo que esto ha cambiado y el comisario es un profesional más dentro del engranaje del sistema del arte.

AI: ¿Cómo son de importantes las relaciones con otros colegas? ¿Podría indicarnos algún/a comisario/a actual al que considere referente?

TP: Estoy muy próxima a otros colegas a los que admiro y respeto profundamente. El hecho de intercambiar ideas y colaborar con otros profesionales es una necesidad. De hecho, personalmente considero fundamental desarrollar proyectos comunes y colectivos en los que la construcción se base en la unión de diferentes miradas. Es muy sano trabajar en discursos colectivos en el que se de cabida al intercambio de experiencias y aprendizajes. La Casa Encendida me posibilita estar en continuo contacto con otros y otras colegas, desde los más jóvenes que presentan exposiciones en Inéditos a proyectos desarrollados por comisarios y comisarias como Danielle TilkinNuria EnguitaGlòria PicazoLaurence SillarsNatxo Checa, Matthieu Orlèan, DISJoao Laia, etc. Generacionalmente estoy muy cerca de Manuel SegadeBea EspejoBea HerráezSergio RubiraMartí ManenDavid ArmengolSoledad Gutiérrez, etc.…A un nivel más afectivo es fundamental escuchar y aprender de los demás. Hay increíbles profesionales a los que admiro y no solamente comisarios! 

AI: ¿De qué proyecto curatorial realizado se siente más satisfecha? ¿Por qué?

TP: No me atrevería a citar sólo uno pero quizá, por cercanía en el tiempo, la exposición que me ha dado muchísimas satisfacciones es "¡Vivan los campos libres de España!" del artista Antonio Ballester Moreno (Madrid, 1977) que presentamos el año pasado en La Casa Encendida, culminando un proceso de trabajo que se remonta a varios años atrás, pero mentiría si sólo mencionara esta. Aprendí muchísimo, por ejemplo, de Fernando Sánchez Castillo (Madrid, 1970) en la exposición "Abajo la inteligencia" realizada en MUSAC en 2007. También haré mención a proyectos más globales -como el Laboratorio 987 de MUSAC- desarrollados tanto en instituciones como en otros espacios, en los que suelo mezclar diferentes prácticas como el de visionado de porfolios Café-Dossier o el programa Chimenea de La Casa Encendida en el que cada cita es una experiencia diferente. También he crecido con las colectivas como "Uno más uno multitud", realizada en el espacio DOMESTICO en el 2008 o la más reciente, "El curso natural de las cosas", también en La Casa Encendida que fue una experiencia de disfrute absoluto. En términos de satisfacción creo que cada proyecto es una forma de avance colectivo y positivo que también tiene mucho que ver con la docencia.

AI: Responsable del Departamento de Exposiciones de La Casa Encendida, de Madrid, antes comisaria en el MUSAC de León y entre medias como comisaria independiente con exposiciones en galerías y centros de arte y ferias. ¿Está obligado el comisario del S.XXI a ser un todoterreno para vivir de su profesión? 

TP: Poder desarrollar tu trabajo en diferentes lugares y desde diferentes lugares ha favorecido la amplitud de la mirada y el pensamiento, sumar experiencias es vital para crecer. Vivimos en tiempos de definición, todo ha de ser definido, una misma ha de definirse y en contra de esto me interesa precisamente la indefinición, el poder hacer muchas cosas, que en principio, parecen diferentes. Estar aquí y allí, utilizar la intuición, la empatía, intentar ser más libre, desprejuiciada, es una constante para poder desarrollar una profesión en distintos frentes. Respecto a si ha de estar obligado el comisario del s.XXI a ser un todoterreno creo que, en principio, nadie debería estar obligado a nada! 

AI: Con varias experiencias en comisariados en ferias de arte ¿cuál es la principal aportación de los comisarios a estos eventos comerciales? ¿Por qué cree que existe esta demanda? ¿Qué clase de relación existe entre el comisariado y el mercado?

TP: Realicé un proyecto curatorial con la plataforma neoyorquina Paddle 8 para ARCO 2013 me resultó muy interesante por el propio contexto. Es evidente que el mercado es algo fundamental para el desarrollo del propio sistema del arte. La aportación, en tanto en cuanto selección o temática, de un comisario o comisaria en una feria acaba influyendo también en los coleccionistas, pues se convierten en discursos legitimadores que pueden favorecer al mercado. En realidad esto evidencia que todo está mucho más relacionado de lo que, en principio, pudiese parecer.

Arte contemporáneo
Compártelo en redes

Exposición en promoción

Otras noticias de Entrevistas
23 jul de 2018

Rosa Lleó: "Mi manera de coleccionar es totalmente orgánica e irregular"

"Coleccionar es apoyar a la creación, pero debe hacerse de manera ética y cuidada. Los galeristas y los artistas trabajan duro y no se les debe tratar como si se ...

20 jul de 2018

Andrés Giaconi: "He concentrado mi interés en el arte más conceptual y político de Chile"

"El arte es un ámbito que comparto con mi esposa Ana, y con ella tenemos una línea importante y a su vez de gran interés mutuo que es el arte ...

11 jul de 2018

Carlos Rosón: "Creo que la obligación de un coleccionista es compartir sus obras con el público"

"Desde la fundación hemos colaborado en varias ocasiones con la Universidad de Vigo (Facultad de Bellas Artes). Así mismo hemos colaborado con otras instituciones como la Fundación Pedro Barrié de ...

Ver más noticias
Formación en promoción
01 oct - 30 jun
Master in curatorial studies / Máster en estudios de comisariado
Museo Universidad de Navarra (UNAV) / Pamplona, Navarra, España

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba