Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Alfredo Bikondoa vs Pablo Picasso
Evento finalizado
05
may 2011
06
jun 2011

Compártelo

Cuándo: 05 may de 2011 - 06 jun de 2011
Inauguración: 05 may de 2011
Dónde: Michail Lombardo Gallery / 19 East 69th Street, 3rd Floor. NY 10021 / Nueva York, New York, Estados Unidos
Organizada por: Michail Lombardo Gallery
Artistas participantes: Alfredo G. Bikondoa, Pablo Picasso
Publicada el 03 jun de 2014      Vista 160 veces

Descripción de la Exposición

Michail Lombardo Gallery & Jean Paul Perrier Art Gallery Presentan: Bikondoa vs Picasso

-------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------

Jean Paul Perrier Fine Art Gallery, tras el éxito cosechado en Barcelona y Chicago, presenta en Manhattan - New York, y en colaboración con Michail Theodoropoulos y James Lombardo, una expléndida selección de obras de la serie 'Diez mil diosas' del artista vasco Alfredo Bikondoa, junto a exquisitas piezas del célebre artista malagueño Pablo Picasso. Bikondoa, artista insólito que, sorprendente en su variedad de lenguajes, ha encontrado su propia y originalísima voz para dirigirse a la sensibilidad contemporánea, ha creado para la ocasión una serie de retratos que nos remiten como espectadores, a una realidad profunda y esencial que nos devuelve una mirada nueva sobre nosotros mismos, haciendo que nos 're-conozcamos' en la percepción de sensaciones, emociones y sentimientos.

 

En palabras de Alfonso de la Torre, comisario y crítico de arte, Vicepresidente de la Fundación Circa XX, colección privada de Pilar Citoler:

 

(...)Retratar es, más que añadir, despojar. Es la propuesta de un viaje hacia la hondura de la consciencia, antes que el entretenimiento sobre el ornato de la superficie de las cosas.

 

Así lo entiende Alfredo Bikondoa, cuya particular galería de retratos de la nada (...) eliminan por principio la totalidad de los signos que pareciere tradicionalmente consustanciales al rostro: ojos, boca o nariz, apenas gesto. Encarando, y nunca mejor dicho, un viaje melancólico hacia el rostro, más da sea propio o del otro, en un trayecto muy contemporáneo y no exento de entropía que muestra ese proceso de disgregación que, casi fatalmente, supone la percepción. El verdadero conocimiento, el que destila la inteligencia fina, supone, al cabo, llegar hasta el límite abordando, en irreparable aporía, una suerte de no-saber de la consciencia, que se convierte así, entonces, en elemento esencial de la verdadera pintura. Para Bikondoa, 'ver? supone distanciarse del objeto y 'retratar?, antes que nada, obviar la piel de las cosas, planteando una tensión que frecuenta nuestro tiempo creativo, esto es, la resultante de un diálogo ciego que ancla su raíz en el debate conocido entre identidad y alteridad.

 

Bikondoa enfrenta la realización del retrato tal lo hicieren algunos de los grandes retratistas de nuestro tiempo, como Giacometti, el artista capital del desconsuelo contemporáneo, el creador de la alteridad otra. (...)

 

Desde este punto de partida, noblemente nihilista, al afrontar su peculiar visión de la representación corpórea, Bikondoa obvia la engañosa plenitud de los signos de la piel, restando apenas, tras la dureza del forcejeo creativo, una superficie de evocación mineral como condición cuasi ineludible del retrato. Con algo de la música de la piel de los rostros del Giotto. Retrato reducido así a una suerte de fosilizado y silencioso polígono, un espacio que menciona en primer lugar la ausencia, sin eludir 'mirar? de frente. Quizás delimitado el retrato en ocasiones por el cabello, concebido éste al modo de la 'diadema perfecta' que cantara Valéry (...)

 

(Fragmentos de 'Alfredo Bikondoa: Un retrato de la nada', Alfonso de la Torre, Madrid 2010 )

 

Notables colecciones, nacionales e internacionales, se nutren de trabajos de esta y otras series de Bikondoa, formando parte de las 'Diez mil diosas' piezas tan emblemáticas como 'Retrato para una Reina' (2009), colección privada Casa Real Española y 'No hay un cielo donde colgar una luna...' (2009), colección privada Principado de Mónaco.

 

Actualizado

el 26 may de 2016