J. Crowe. Ludotecnia — Cortesía de Teatros del Canal
¡Últimos días!
05
mar 2021
14
mar 2021

Compártelo

Cuándo: 05 mar de 2021 - 14 mar de 2021
Inauguración: 05 mar de 2021
Dónde: Teatros del Canal / Cea Bermúdez, 1 / Madrid, España
Comisariada por: Charles Carcopino
Organizada por: Teatros del Canal
Publicada el 23 feb de 2021      Vista 106 veces

Descripción de la Exposición

Canal Connect, cuya primera edición tendrá lugar entre el 5 y el 14 de marzo en los Teatros del Canal y el Centro Coreográfico Canal, es una cita con artistas internacionales de la cultura digital. Se divide en nueve espectáculos escénicos, que estarán en cartel de las Salas Roja, Verde y Negra; una gran exposición interactiva de 20 instalaciones de arte tecnológico, que se desplegará por los espacios comunes del complejo teatral y llevará el título de Máquina loca; y actividades paralelas como mesas redondas y talleres familiares. ¿Sueñan los cyborgs con habitar escenarios? La tecnología y la ciencia invadirán los Teatros del Canal entre el 5 y el 14 de marzo en la primera edición de Canal Connect, una gran cita con la cultura digital que explora, con espectáculos, talleres, charlas y una macro exposición, la intersección de las artes escénicas y performativas con la ciencia y las nuevas tecnologías, y donde la temática social es protagonista. Cada palmo de este teatro de la Comunidad de Madrid se abrirá a las creaciones de algunos de los artistas internacionales más destacados en el uso y la investigación de los lenguajes digital y científico, aplicados a las artes escénicas y las instalaciones artísticas. Así, Canal Connect será un cruce de fronteras geográficas y disciplinares, establecido sobre el eje de lo tecnológico y lo científico, y convertirá a Madrid, durante una semana, en la capital de la tecnología escénica más vanguardista. Estos diez días tendremos una oportunidad única para disfrutar de nueve espectáculos llegados de todo el mundo, dirigidos a públicos de todas las edades y que subirán a los escenarios de las salas Verde, Roja y Negra. Además, una gran exposición interactiva, Máquina Loca, que comisaría el artista francés Charles Carcopino y engloba 20 instalaciones, se ramificará por los espacios comunes del teatro, de los vestíbulos a los estudios de ensayo del Centro Coreográfico Canal, cumpliendo aquel potencial del espacio vacío del que nos habló Peter Brooks, y estableciendo incluso puentes con escenarios virtuales, que cambian la cuarta pared por la cuarta dimensión. Esta ambiciosa propuesta, de dimensiones inéditas en su género, abrirá un diálogo sobre el reflejo que tiene la sociedad hipertecnologizada en las artes: las creaciones en cartel indagarán en la poesía de lo tecnológico, en las posibilidades que ofrece lo digital a lo coreográfico, en el cambio de rol que asume el espectador cuando está en un escenario inmersivo, en cómo las herramientas 2.0 han transformado la manera de crear, y en cómo la Robótica, la Inteligencia Artificial o el Big Data condicionan nuestro desarrollo como sociedad. Espectáculos escénicos Ludotecnia, de j. crowe. 5, 6 y 7 de marzo. Sala Negra. País: Argentina. Esta performance es un pequeño homenaje a la generación VHS y a las películas de televisión del sábado por la tarde. Construida a partir de juguetes modificados, elementos electromecánicos, lámparas y otros dispositivos se secuencian y controlan creando criaturas stop-motion, científicos locos e invasiones alienígenas, que integran una construcción musical y una propuesta que se filma con pequeñas cámaras, para proyectar la imagen, en tiempo real, en una gran pantalla. SpaceTime Helix, de Michela Pelusio. 5, 6 y 7 de marzo. Sala Negra. País: Italia. Esta performance audiovisual juega, como siempre en el arte de Pelusio, con la física y las partículas elementales, para estimular la observación y la percepción de nuestro espacio. La obra escenifica la vuelta a la raíz de las cosas, a la simplicidad y la complejidad del macrocosmos y el microcosmos. Explora la arquitectura de la mente y la arquitectura de la naturaleza. Tientos al Tiempo. Pablo Valbuena y Patricia Guerrero. 6 y 7 de marzo. Sala Verde. Países: España / Francia. El tiento es uno de los palos flamencos, pero también es un ejercicio de tacto: se palpa algo que no se aprecia con la vista. Tientos al Tiempo es una performance que integra una serie de experimentos que expanden el baile y el cante flamenco en el tiempo y el espacio, utilizando la luz y el sonido para aumentar los patrones rítmicos y formales de su compás. Aquí, la esencia mestiza del flamenco se entrelaza, actualiza y amplifica con la capacidad transensorial de los medios digitales. Virages. Thibaud Le Maguer. 6 y 7 de marzo. Sala Roja. País: Francia. Cinco individuos se reúnen en torno a una acción cotidiana: caminar. Pero caminan en un espacio cerrado, y eso imprime a las trayectorias un trazo circular que libera a los caminantes de la necesidad de llegar a un destino. No subsiste más que una dinámica, un impulso, un ir hacia, y la ocasión de que un grupo inscriba, en presente, su propio deambular. Además, a los performers los persigue el dispositivo en el que se transforman: la luz recorta sus siluetas en movimiento. Al mismo tiempo, una organización interna y secreta rige sus relaciones y les permite infiltrarse en el corazón de este dispositivo, y el espacio invisible que ellos mismos mantienen permanentemente móvil altera la conducta programada del dispositivo de iluminación, una trampa que perturba las impresiones del espectador, y lo hace dudar de sussensaciones. Initial Anomaly. System Failure. 10 y 11 de marzo. Sala Verde. País: Francia. Tras System Failure y Human Decision, la compañía System Failure concluye, con esta pieza, su trilogía sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana. Initial Anomaly aborda los peligros y posibilidades del desarrollo de la inteligencia artificial. Los miembros de la compañía se enfrentan a la idea de su propia muerte e imaginan un programa inteligente encargado de crear sus espectáculos póstumos. ¿Será posible que un algoritmo que se ha alimentado con guiones de películas y series de ciencia ficción, además de música y coreografías seleccionadas por miembros del equipo, sea capaz de reproducir el estilo de la compañía? Y, ¿alcanzará un punto en el que supere a sus creadores? Moving in Concert. Mette Ingvartsen. 11, 12 y 13 de marzo. Sala Roja. País: Dinamarca. Mette Ingvartsen investiga, junto con nueve bailarines, cómo los humanos, los objetos técnicos y la materia orgánica pueden interactuar para crear una nueva concepción de la forma abstracta en movimiento. Esta representación se pregunta cómo podemos entender la tecnología como algo que se mantiene activo en nuestros cuerpos incluso después de apagar todos los dispositivos electrónicos. Cómo afecta a la plasticidad de nuestro cerebro estar habitado por tecnologías recientes y futuras. O cómo los cuerpos pueden organizarse y estructurar su colectividad de forma plástica. El público está invitado a participar en un paisaje fascinante generado por movimiento, esculturas de luz e intensas sensaciones de color. Tripods One. Moritz Simon Geist. 12, 13 y 14 de marzo. Sala Negra. País: Alemania. Tripods One es un robot sonoro y futurista. Esboza un posible futuro para la interacción humana con las máquinas, que atraviesa la música electrónica: el robot se acciona en directo y se toca como un instrumento musical. La escultura esconde varios generadores de tono de pequeño tamaño, y permite imaginar dispositivos sonoros del futuro en los que serán robots los que reproduzcan la música electrónica contemporánea. En esta performance el artista aún está presente en el escenario, e interactúa con la máquina. MA. Maxime Houot. 12, 13 y 14 de marzo. Sala Negra. Francia. La palabra “ma” significa “mi” o “mío” en francés. MA hace referencia a la representación del vacío que ha diseñado el artista Digital Maxime Houot. "Es mi interfaz personal con el espacio en blanco. Me pongo en contacto con él. Trabajo en él. Y lo veo. Pero de una forma incompleta y discontinua. Con otros espacios en blanco. La performance Ma es una representación que el espacio en blanco hace del Espacio en Blanco". Se trata de un espectáculo en directo, una coreografía futurista e hipnótica basada en composiciones de luz que se activan sobre un ballet de proyectores controlados pero impredecibles. G5. Rocio Berenguer. 13 y 14 de marzo. Sala Verde. España y Francia. G5 es un proyecto triple, compuesto por un espectáculo -G5, teatro digital que ironiza con las cumbres del tipo G8 o G20-; una representación -COEXISTENCE, una intersección entre el concierto, el texto teatral y la performance que establece un diálogo entre un humano y una inteligencia artificial-; y una instalación -LITHOSYS, un sistema de comunicación inter-especie, basado sobre la I.A. y la piedra, esta instalación interactiva invita a codificar un mensaje perturbando el campo magnético en el que la piedra se encuentra en levitación. Entre los tres, se conjura una fiction inter-especies, proponiendo a la especie humana cooperar con las otras formas de vida. Rocío Berenguer imagina una utopía, una asamblea en la que se invita a las distintas categorías de seres -humano, animal, vegetal, mineral, máquina- a negociar conjuntamente las posibilidades de una existencia en común. Máquina Loca: exposición Máquina Loca es un recorrido por instalaciones de artistas internacionales que ponen de relieve las peculiaridades, las paradojas y la poesía de la época actual, y, sobre todo, destacan la relación del hombre con una tecnología que suscita tanta esperanza como admiración y miedo. Así, estas creaciones, que se desplegarán por los espacios comunes de los Teatros del Canal (los vestíbulos de las distintas plantas y las salas de ensayo del Centro Coreográfico Canal), gravitan en torno a algunos grandes retos de nuestro tiempo, como la crisis climática, la explosión demográfica o el agotamiento de los recursos naturales. Y se centran, y mucho, en la relación del hombre con la tecnología, como ya hizo Charles Chaplin en Tiempos modernos (1936), tal como recuerda el comisario de la muestra, el artista francés Charles Carcopino. Aunque los artistas de hoy tienen en la diana de sus creaciones a la Inteligencia Artificial, que domina muchas de nuestras herramientas tecnológicas y sobre la que nos alertó Stephen Hawkins (“podría ser el mayor acontecimiento de la historia de la Humanidad, pero también el último”, expresó el físico, según recuerda Carcopino), o el Big Data, que “se nutre de datos personales de cientos de miles de millones de usuarios que son solo más o menos conscientes de que están contribuyendo a su propia fagocitación”. En este magma "se alimentan y prosperan nuevas formas de propaganda inteligente”, y “es posible que estemos entrando en la era de la posverdad (en términos de Steve Tesish), que favorece el aumento de las teorías de la conspiración y llega a amenazar la misma esencia de los procesos democráticos”. Surveillance Speaker, de Dries Depoorter. País: Bélgica. Esta es una instalación sobre la vigilancia y la Inteligencia Artificial. La obra presenta, de manera crítica, los últimos avances en materia de software de visión por ordenador. Una cámara rotatoria persigue al público. Gracias a un altavoz, sabemos lo que ve la máquina, con la que el público puede interactuar. ISOS, de A Two dogs Company y Kris Verdonck. País: Bélgica. Esta instalación de vídeo en 3D, en la que la voz principal es la del escritor James Graham Ballard, contiene nueve cajas con esculturas virtuales, materializadas como imágenes en 3D. En cada una de ellas se presenta un detalle distinto de una misma escena sociopolítica. El conjunto se lee como un cortometraje cuyo montaje se deja a la imaginación del espectador. La unidad de las escenas se logra con la ayuda de un paisaje sonoro compuesto de distintos elementos auditivos. El artista visual y teatral Kris Verdonck se interesa, así, por la confusión que se apodera del ser humano en un mundo que se ha ido alejando de él a golpe de innovación tecnológica. Haruspices, de Jonathan Pêpe. País: Francia. Haruspices es un término que procede del arte adivinatorio etrusco, y nombraba la habilidad para leer el futuro en las entrañas de los animales. En esta instalación se pone en escena una máquina que, imaginemos, podría servir de intermediaria entre los humanos y los dioses, leyendo el porvenir en las propias vísceras de los primeros. Compuesta de una caja torácica rígida que integra cuatro órganos de silicona, el motor palpita al ritmo de los flujos de información que proceden de las publicaciones más populares de Twitter, que llegan en tiempo real, después de que la inteligencia artificial IBM Watson las haya traducido. Reflex / Trigger, de Boris Petrovsky. País: Alemania. La nueva creación de este artista alemán es una instalación cinética hecha de neones intermitentes que desvían los códigos de las señales urbanas. Un rostro gigante, a medio camino entre el emoticono y la máscara veneciana, alterna sin solución de continuidad una sonrisa que no refleja sino emociones distintas y en constante contradicción. Love Synthesizer, de Anaisa Franco y Lot Amorós. País: España. Love Synthesizer es un instrumento audiovisual inmersivo que sintetiza sonidos y luces al contacto con la piel, de forma que genera una orquesta interactiva que reacciona al contacto humano. En un momento como el que vivimos, donde se restringe el contacto y se potencia la distancia, podemos crear una conexión mágica entre las personas, un espacio donde podemos sentir la conexión entre nosotros dentro de un instrumento musical inmersivo que sintetiza sonidos y luces. El sueño de las máquinas, de Grégory Chatonsky. País: Francia/Canadá. Una máquina sueña con una especie desaparecida. Ha recogido cientos de miles de datos de Internet y ha aprendido a generar similitudes. Relata la extinción de esta especie y tiene alucinaciones sobre su propia emergencia en un planeta devastado. Intenta adoptar una forma, convertirse en un rostro, pero sigue siendo inestable y plagada de dudas sobre sí misma. Un cuerpo humano atravesado por sí mismo descansa dentro de un centro de datos abandonado y espera que otro cuerpo tome su lugar. Jaywalking, de Dries Depoorter. País: Bélgica. Esta instalación interactiva permite detectar a los peatones menos disciplinados. Con la ayuda de una cámara de vigilancia, la instalación captura automáticamente y en directo a los paseantes que cruzan por puntos distintos alejados del paso de peatones, y da a los visitantes la opción de denunciarlos a la policía; es decir, nos da la opción de decidir la suerte de los infractores. Sobrevuela, así, el dilema ético de si somos quienes debemos ostentar este poder. Quick Fix, de Dries Depoorter. País: Bélgica. En esta instalación interactiva se pueden comprar seguidores o likes en unos pocos segundos. Elija su producto, pague e introduzca su nombre de usuario en las redes sociales. Eso sí, las cuentas que nos dan al like o comienzan a seguirnos son cuentas falsas. El sistema está disponible para Instagram, Facebook, YouTube o Twitter, y el pago se puede configurar para que acepte cualquier divisa del mundo. Todos los pedidos quedan registrados en una base de datos junto con el lugar de la exposición, la fecha, la ciudad y el país. The Nemesis Machine - From Metropolis to Megalopolis to Ecumenopolis, de Stanza. País: Reino Unido Esta obra de arte está en constante evolución. Es una instalación polisémica que integra conceptos como la propiedad de datos, la vigilancia, el espacio-tiempo real y los entornos urbanos. Plantea cómo nos hemos convertido en cómplices de la máquina de vigilancia mundial que se apropia de los ciudadanos viéndolos como unidades de datos que recabar, para obtener algún tipo de beneficio, económico o social. Se nos presenta una mini metrópolis mecánica que supervisa los comportamientos, las actividades y los datos cambiantes del mundo que nos rodea con ayuda de aparatos conectados en red y de la información que se transmite electrónicamente a través de Internet. La obra representa, así, la complejidad de la vida urbana a tiempo real, a partir de datos transmitidos por una red de dispositivos inalámbricos. self-contained, de Doug Rosman. País: Estados Unidos. En la era de los dispositivos inteligentes ubicuos, los algoritmos de extracción y el aprendizaje automático analizan los datos que arrojamos para predecir nuestro comportamiento y poder influir en él. Encontramos que somos creados por estas tecnologías tanto como las creamos en primer lugar. ¿Quién es la persona / personaje conjurado a través de un proceso de IA de caja negra que se agita a través de miles de millones de puntos de datos aparentemente sin sentido? En self-contained, 30,000 imágenes del artista, capturadas a través de múltiples actuaciones improvisadas para la cámara, se alimentan a un tipo de inteligencia artificial llamada Generative Adversarial Network (GAN) para producir una aproximación del artista. Estos retratos distorsionados y surrealistas capturan la lucha de la máquina por capturar a una persona; el parpadeo y la fluctuación constantes reflejan el proceso de un algoritmo siempre seguro en su incertidumbre. Machine with Hair Caught in it / Machine with Pink, de Ujoo + limheeyoung. País: Corea del Sur. Escultura cinética que combina tubos flexibles de caucho de silicona rosa con máquinas metálicas. Conforma un dispositivo mecánico concebido para realizar movimientos suaves y fluidos. Y es que, desde 2015, Ujoo + limheeyoung reinterpreta los objetos cotidianos para crear dispositivos mecánicos con movimientos desconocidos que resultan extraños. Se trata de evocar sensaciones de incomodidad y torpeza: girar las ramas de los árboles en el aire, destrozar y proyectar los tubos de caucho, tirar del pelo, etc. ¿Podemos ser realmente felices en una realidad insensata e irracional en la que cualquier buen pensamiento o norma se tropieza con obstáculos todos los días? Al expresar esta angustia, se apela a una realidad más esencial. LITHOSYS, de Rocio Berenguer. País: España / Francia. Esta obra se enmarca en el proyecto Interespecies G5, un proyecto que atraviesa distintos medios de expresión, las artes y las ciencias bajo la forma de un espectáculo de danza, una performance y una instalación. La instalación consiste en un sistema de comunicación entre especies y seres vivos que sirve para relacionar a toda forma de vida terrestre. El objetivo es utilizar el campo magnético terrestre como sistema de soporte entre todas las formas de vida del planeta. Una especie de Internet.  TRUE FALSE, de Boris Petrovsky. País: Alemania. Una cadena de nueve caracteres levita en el aire, ligeramente por encima de la altura de los visitantes. Está colgada del techo de una viga en la que se pueden distinguir dos palabras, separadas por un espacio: TRUE FALSE (VERDADERO FALSO). Las letras individuales se encienden durante un segundo y se apagan durante un segundo. Dado que su velocidad de parpadeo varía un mínimo con cada letra, hay una desincronización constante en el ritmo de parpadeo. Dentro de este juego polirítmico, las letras parpadean simultáneamente unas con otras, o unas contras otras, en combinaciones intermitentes. Cuando una palabra completa, sea TRUE o FALSE, está completamente iluminada o apagada durante un momento, suena una alarma. También suena cuando las dos palabras, TRUE y FALSE, están completamente iluminadas o apagadas al mismo tiempo. En esta instalación, el lenguaje de las máquinas se encuentra con el lenguaje humano: la formación de palabras de forma técnico-matemática y funcional se confrontan a una ética filosófica o cuasi religiosa. La sintaxis y la semántica se unen en un algoritmo. LIMINAL, de Louis-Philippe Rondeau. País: Canadá. Esta instalación interactiva pone de relevancia el inexorable paso del tiempo. Trata de materializar la frontera entre el presente y el pasado. En un espacio oscuro hay un arco luminoso. Es un portal temporal: cuando el espectador interactúa con la obra atravesando este punto, su reflejo se ve desplegado en el tiempo gracias a la técnica de slit-scan. En esta metáfora visual (el pasado que se apodera constantemente del presente) la imagen proyectada termina inexorablemente en la blancura etérea del olvido. Supraorganism, de Justine Emard. País: Francia. Instalación que enmarca esculturas de vidrio robotizadas, animadas por un sistema de machine learning (un tipo de Inteligencia Artificial), y elaboradas a partir de datos recogidos en una colmena de abejas, que siempre han sido una fuente de inspiración para los pensadores: observar su inteligencia es un indicador de nuestros ecosistemas, y se suelen invocar para entender el presente e imaginar el futuro. Hoy, las técnicas de deducción automatizadas nos permiten interpretar una gran cantidad de datos y observar el mundo de otra manera. Supraorganism es una obra sobre la memoria de las abejas y su inteligencia colectiva. El programa informático es capaz de deducir las velocidades, posiciones y desplazamientos de las abejas y de generar predicciones de lo que podría pasar en los próximos minutos. La combinación de dos técnicas pone de manifiesto el procedimiento de inteligencia artificial. PUFF OUT M_2101, 2021, de:mentalKLINIK. País: Turquía / Bélgica. Esta pieza atraviesa con indisimulada destreza las estrategias políticas invisibles y las dinámicas sociales mediante dispositivos ultracontemporáneos, con una levedad solo aparente. Como la bola de luces de una discoteca, estas proyecciones son una selección de su perspectiva multiforme del universo. Su mundo, que se resiste a los límites impuestos por un único léxico o estilo, es un universo lúdico lleno de atracción hedonista que puede vivirse como festivo y glamourosos, pero también sorprendente a medida que nos acercamos y descubrimos una violencia subyacente que sugiere un mal presentimiento tras la fiesta o el terrible principio del fin. Sus obras oscilan entre la actitudes emocionales y robóticas. Apela a todos los espectadores a la tarea de descifrar lo verdadero y lo falso, lo artificial y lo superficial, como si todo se tratara de un caso de falsificación. Creatures Cluster, de Katerina Undo. País: Grecia/Bélgica. The Creatures Cluster es un aparato de módulos y luces interconectados que se modifican recíprocamente. Como una red construida in situ, la naturaleza escultórica, cinética y auditiva de su síntesis se refiere a un sistema nervioso abierto y una forma de organización social. Desde un punto de vista antiautoritario, así como para perfilar la naturaleza autónoma y autosuficiente de la síntesis, no se aplica una programación para efectuar interacciones. En cambio, los módulos y las luces buscan fuentes de luz que registran cambios, a partir de la idea de autopoiesis (un sistema capaz de reproducirse y mantenerse a sí mismo). Tribute to George Stinney 2020, de Malachi Farrell. País: Irlanda. Este artista fascinado por la robótica y con una estética que impregnan la cultura punk e industrial crea teatros mecánicos que son verdaderas fábulas contemporáneas, coreografías de objetos que están animados por circuitos electrónicos high-tech, cuyos planos diseña y ejecuta él mismo. Sus paródicas puestas en escena cargan contra la violencia de un sistema deshumanizado. The Chair II es la segunda interación de una creación precedente que introduce en escena una silla eléctrica, representación de un sistema que condena a muerte y automatiza el proceso. important_message.mp4, de Li Yi-Fan. País: Taiwán. A través de la pantalla 3D de su cara, el artista taiwanés Li Fan-Yi crea un relato alrededor de imágenes obtenidas tras un intenso trabajo en Internet. A partir de sus descubrimientos, que van del nacimiento al regreso de los zombies, mezclados con hechos históricos sobre un fondo de teorías de la conspiración, el artista retrata la deriva de una épica enferma, en la que la noción de realidad se pierde en los meandros de sus hallazgos en la red. Lasermice, de So Kanno. País: Japón/Alemania. La base de este proyecto es la creación de fenómenos naturales de forma artificial. Lasermice es una instalación robótica en enjambre que se compone de 60 pequeños robots, y se inspira en la conducta sincronizada de insectos como las luciérnagas. Normalmente, la red que compone el enjambre es invisible, pero, en este caso, los robots crean una red visible a través de la comunicación mediante láseres lumínicos fotodetectores. Este tipo de sistemas se llama inteligencia de enjambre, y fue descubierto y analizado al observar animales como los pájaros, los peces, las abejas y las hormigas. Los humanos escuchamos el canto de los grillos o el croar las ranas y observamos miles de pájaros porque lo percibimos como algo bello. “Me preguntaba si sería posible hacer algo similar, algo que merezca la pena observar como si se tratara de un fenómeno natural, pero sin serlo”. Talleres y charlas Mesa redonda: Nos adentramos en la obra de los artistas de ‘Máquina Loca’. Domingo 7 de marzo, 16 h. Sala Negra. ¿Qué hay detrás de una pieza de la pieza de arte y tecnología? ¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los creadores que aúnan ambas disciplinas? ¿Y cuáles son los procesos de creación de las piezas? Estas son solo algunas de las preguntas que se responderán en esta mesa redonda, donde conoceremos más en detalle las producciones de parte de los artistas y creadores de ‘Máquina Loca’. Los artistas que participarán en la mesa redonda son: Boris Petrovsky, Gregory Chatonsky, Dr. Stanza, Rocío Berenguer y Justine Emard. El moderador será Charles Carcopino. Mesa redonda: La innovación en el arte: nuevos retos y oportunidades. Martes 9 de marzo, 18h. Sala Negra. La irrupción de las tecnologías inmersivas, la Inteligencia Artificial y el Blockchain en el sector del arte abre un mundo de posibilidades para los agentes culturales, artistas, creadores, instituciones y ‘espectadores’ o ‘prosumidores’ del arte. En esta mesa redonda se generará un diálogo que buscará entender en qué punto histórico-artístico y tecnológico estamos. Participan Óscar Hormigos, Director General de ONKAOS, un proyecto de Colección Solo, que compartirá su experiencia impulsando la creación artística a través de las nuevas tecnologías; Javier Arrés, reconocido como uno de los referentes del cripto arte y ganador de la Bienal de arte de Londres 2019 en la categoría “work on paper”; Covadonga Fernández, que nos dará una visión en profundidad del sector del arte en el sector blockchain; y Pablo Gervás, Doctor en informática y experto en Inteligencia Artificial que ha generado textos, versos y hasta un musical, a través de diferentes aplicaciones y programas de Inteligencia Artificial. Moderará la mesa Jon Astorquiza, fundador de ElecktART y que durante 10 años ha dirigido Technarte, las Conferencias Internacionales de Arte y Tecnología en Bilbao y en Los Ángeles. Mesa redonda: La innovación en la base de las nuevas formas de relación con la pieza artística. Miércoles 10, 17.30h. Sala Negra. La tecnología varía la forma en la que accedemos a las piezas artísticas, y no solo eso, también aporta un nuevo lenguaje, un nuevo entorno de representación y un nuevo medio para transmitir y contar historias. Y aquí, las instituciones y exhibidores de piezas que conjugan el arte y la tecnología, tienen mucho que decir. Entre los participantes encontramos a Sandra Gutiérrez, Coordinadora de exposiciones en Fundación Telefónica; Irma Vilà, Comisaria e investigadora de arte, ciencia y tecnología organizadora, entre otras, del Ars Electronica Garden Barcelona; y Lucía García, Directora Gerente de Fundación La Laboral, el centro de arte y creación industrial. Mesa redonda: La ciencia y la tecnología como mediadores de la creación artística. Domingo 14, de 16 h. Sala Roja. ¿Cómo es para un artista y/o creador/a, el proceso de creación de una pieza artística en entornos inmersivos, usando Inteligencia Artificial o publicando las piezas en Blokchain? ¿Cómo afectan estas nuevas tecnologías a las diferentes formas de arte y en la forma de valorarlas? ¿Qué valor diferencial aportan estas piezas en las diferentes disciplinas artísticas, respecto a los soportes, medios y lenguajes que teníamos hasta ahora? Los participantes en esta mesa son Daniel Canogar, artista visual que ha expuesto en decenas de museos y espacios públicos de todo el mundo; Pilar L. Almansa, directora de escena, dramaturga y guionista, investiga y trabaja en el campo del teatro inmersivo; Pablo Palacio, compositor y fundador del Instituto STOCOS, proyecto centrado en la transferencia de conceptos entre arte y ciencia; Paz Tornero, Doctora en Tecnologías de la creatividad y parte de OpenBioLab GRX. Modera Alfredo Miralles, bailarín y gestor cultural, coordinador de arte y tecnología en el Aula de las Artes de la UC3M. Talleres: Bichos de papel. Imparte: Jorge Crowe. Para niños entre 7 y 10 años. Domingo 7 de marzo, de 11- 13h. Sala VIP (acceso Sala Roja). Durante este taller, ensamblaremos circuitos que transforman la luz en sonido, integrando recursos de las artes plásticas, el collage y la electrónica. Circuitos en papel. Imparte: Jorge Crowe. Para jóvenes a partir de 16 años. 7 de marzo, a las 16 h. Sala VIP (acceso Sala Roja). Taller de circuitos sonoros digitales sobre papel. Durante este taller ensamblaremos circuitos programables, generadores de sonido usando el papel, el cartón y la cinta de cobre como materiales de soporte, y aprendiendo rudimentos de la electrónica digital en el camino.

Actualizado

el 23 feb de 2021
Compártelo

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme