Almudena Lanceolada, Nubarrón, 2019. Óleo sobre lienzo, 33x41 cm. — Cortesía de la Galería silvestre
16
nov 2019
18
dic 2019

Compártelo en redes

Cuándo: 16 nov de 2019 - 18 dic de 2019
Inauguración: 16 nov de 2019
Precio: Entrada gratuita
Dónde: galería silvestre - Madrid / Doctor Fourquet, 21 / Madrid, España
Organizada por: Galería silvestre
Artistas participantes: Almudena Fernández Ortega - Almudena Lanceolada, Anabela Maravilhas
Etiquetas:
Publicada el 07 nov de 2019      Vista 7 veces

Descripción de la Exposición

Escutar aquele lugar_ por Tomás Cunha Ferreira Habrá sido siempre así, incluso antes de que esta frase hubiera sido escrita por Barnett Newman: “ la Estética es para los artistas, como la ornitología es para los pájaros”. Aún así, el trabajo de algunos pocos artistas parece surgir de alguna otra fuente, secreta a la revelación del arte - apareciendo delante de nuestros ojos como perteneciente a una Historia Natural del Arte muy particular, desaliñada con el canon vigente. Si llevan a cabo una experiencia y van a la búsqueda de tales artistas, notaran que hay un trazo en común: toman para sí una especie de ornitología mágica, a la cual pertenecen, donde hacen su morada, y a donde nos invitan a entrar sin reservas - si somos capaces. Usted, que ahora camina por las salas de esta exposición y se encuentra las obras de Almudena Fernández Ortega, probablemente se enfrenta a un caso como este, en el que un artista está construyendo algo real, y nos da pistas para alcanzarlo, aunque momentáneamente. Si eso le sirve como estrategia para conseguir ajustar la mirada, estos momentos estarán vinculados a ciertos encuentros que todos nosotros, de una forma u otra, tenemos con la naturaleza (incluso en una ciudad tan grande como Madrid): dejar que la mirada deambule junto al vuelo impredecible de una bandada de estorninos; silenciar al resto del mundo mientras escucha la canción de una araña tejiendo su telaraña; esperar año tras año el amarillo florecimiento de las mimosas; sentir en una fruta cortada a la mitad el aroma de otra galaxia. "Pero", me dirás, "mirar a una pintura, es otra cosa". Sí, y al mismo tiempo, eso es exactamente. Porque, como puede ver, pintar no es tan diferente de barrer un patio, no es muy diferente a desempañar un espejo y no es tan diferente de manchar un vestido con vino. El acto de pintar, o el acto de mirar una pintura, no está lejos de un paseo por los arbustos o una mañana en la playa. Tocar el saxofón, por ejemplo, puede ser un asunto para los ornitólogos (según Charlie Parker). Cuando era joven, Miles Davis practicaba tocar su trompeta junto a un gran lago en su tierra natal. En algunas grabaciones de los años siguientes, si escuchamos con atención, este lago aún resuena. Las notas de la trompeta barrían la superficie del agua como un viejo monje Zen barre las hojas secas en la puerta del templo, haciendo claros para lo trascendente, que aquí aún hoy se puede escuchar. Este tipo reverberaciones están presentes en los trabajos presentados en Caramelo de Limón, El Sol de mi País. Significativamente, el título de la exposición está tomado de una canción del dúo Vainica Doble, una canción que hace eco del territorio de un país soñado y real, similar al país donde habita la artista y que quiere que veamos a través de veladuras, o en el aquí y ahora de las capas de pintura de sus creaciones. Como escribió Alexandre O'Neill, "No puedes vivir en los ojos de un gato”, pero con suerte, por un momento, podemos ser huéspedes allí. Este es también el caso con el trabajo de Almudena Lanceolada. Momento para un recorte de un poema de Francisco Brines, que me parece capaz de contar más sobre los trabajos aquí presentes, y ayudarnos a escuchar el lugar de dónde vienen: Debajo de la nieve duermen las violetas y dentro del volcán tiene su nido el pájaro del Teide, y es negro como el mirlo, tan negro que es azul, y más pequeño, y veloz, e invisible, el huésped de la cima, y yo sé que su voz es la voz más dichosa de las islas. Pues hay voz en la espuma que rodea a este monte, una voz que repite un mismo nacimiento del ser, y cada día la creación de la belleza, y hay voz y tiempo en el viento y los pinos, y esa voz que no he oído del pájaro del Teide. Tomás Cunha Ferreira

Actualizado

el 07 nov de 2019

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes
El 14 nov de 2019
Conferencia en Palacio de Congresos Euskalduna / Bilbao, Vizcaya, España
15 oct - 15 ene
Premio en Salas Bajas, Huesca, España

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba