Daniel Devoto: un pequeño gran editor
22
dic 2020
21
mar 2021

Compártelo

Cuándo: 22 dic de 2020 - 21 mar de 2021
Inauguración: 22 dic de 2020
Dónde: Museo Lázaro Galdiano / Serrano, 122 / Madrid, España
Comisariada por: Jesús Rubio Jiménez
Organizada por: Museo Lázaro Galdiano
Enlaces oficiales Web 
Etiquetas:
Publicada el 08 ene de 2021      Vista 12 veces

Descripción de la Exposición

Desde el próximo 22 de diciembre y hasta el 21 de marzo de 2021 se podrá visitar la exposición Daniel Devoto: un pequeño gran editor en la sala 6 del Museo Lázaro Galdiano. Con esta exposición la Fundación Lázaro Galdiano comienza a dar a conocer el contenido del Fondo Daniel Devoto y María Beatriz del Valle-Inclán, formado con parte de la biblioteca y del archivo de aquel insigne intelectual argentino. A mediados del siglo XX, la ciudad de Buenos Aires era una de las más dinámicas culturalmente del mundo. Confluían en ella gentes de todas partes y, además, acogió a numerosos músicos, escritores y artistas arrancados de sus países como consecuencia de la diáspora provocada en Europa por la Segunda Guerra Mundial. Unidos a los nativos le dieron a la vida cultural bonaerense una gran brillantez que después, en la década de los años cincuenta, se frenó. Entre los jóvenes escritores que se dieron a conocer por entonces sobresalen los que componen el llamado grupo o generación de los cuarenta, entre los cuales se encontraba Daniel Devoto Fantoni (1916-2001), muy activo como poeta, músico, filólogo, animador cultural y también como editor de cuidadas publicaciones artísticas en la editorial de los fantásticos Ángeles Gulab y Aldabahor. En 1953, al igual que sus buenos amigos Aurora Bernárdez y Julio Cortázar, Devoto se trasladó a París becado por el gobierno de Francia. En París se reunieron con él poco después su esposa María Beatriz del Valle-Inclán y su hijo Jorge. Y allí vivió hasta su muerte en 2001, trabajando en el Centre national de la recherche scientifique y alcanzando un gran prestigio internacional como filólogo y musicólogo. Su pequeña editorial fue reduciendo su actividad entonces exclusivamente a la edición de sus poemarios, pero detrás quedaba una atractiva estela de autores y títulos. En esta exposición se da cuenta de su labor de editor con ejemplares y otros documentos de su archivo que hoy constituyen en la Fundación Lázaro Galdiano el Fondo Daniel Devoto y María Beatriz del Valle-Inclán, impulsado por su hijo Jorge Devoto del Valle-Inclán. La exposición La exposición se divide en cuatro capítulos: En el primero, Historia de una pasión: Daniel Devoto y la edición artística, se aprecia como en cada título se cuidaron todos los detalles y se contó con la colaboración de ilustradores. Se muestran tres obras suyas en ejemplares muy singulares: Tres canciones, número «1» de la tirada, con viñetas de Eduardo F. Catalano, de 1938, Aire dolido, número «1» de la tirada, también con una viñeta de Eduardo F. Catalano, de 1940, y Hexasílabos de los tres reinos, ejemplar dedicado María Beatriz del Valle-Inclán, con un dibujo de Eduardo A. Jonquières, de 1959. En el segundo, Cancionero de la Sirena y Cuadernos del Eco, vemos como, por una parte, Daniel Devoto homenajeó en aquellas publicaciones a algunos de sus maestros editando en la prestigiosa imprenta de Francisco Colombo a los poetas Ricardo Molinari (Cinco canciones de amigo), Pablo Neruda (Las furias y las penas) y Rafael Alberti (De los álamos y los sauces). También queda constancia de su pasión por la música que le llevó a crear la colección Cuadernos del Eco en que aparecieron cinco títulos, de los que se muestra ahora uno, El Areito, con textos de varios autores. El tercero está dedicado a la Edición y difusión de la obra poética de Daniel Devoto, quien publicó bajo su propio sello editorial un buen número de poemarios suyos como Tres canciones, El arquero y las torres, El aire florecido, La muerte de alguien, Libro de las fábulas y Oda en el día de Santa Cecilia, entre otros. También una recopilación de artículos literarios y musicales: Las hojas; y un original Cancionero llamado flor de la rosa en el cual se contienen muchos villancicos y canciones extrañísimas y no vistas, con ilustraciones de Raúl Veroni y que mereció cuidadas reseñas de Marcel Bataillon y Alonso Zamora Vicente. El último se titula La difusión de los poetas del grupo de los cuarenta, y en él se encuentran las ediciones de diferentes compañeros de su grupo y en esta ocasión se muestran cuatro: de Abel de Santa Cruz (Naranja en fuga), de Enrique Anderson Imbert (El mentir de las estrellas), de Mario Alberto Salas (Recordación del amigo) y de Julio Cortázar (Los Reyes). El mero repaso de títulos y nombres da la medida de la importancia de aquella aventura editorial.

Actualizado

el 08 ene de 2021

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme