El mundo que fluye. Lazos
Evento finalizado
28
feb 2008
30
mar 2008

Compártelo

Cuándo: 28 feb de 2008 - 30 mar de 2008
Dónde: Galería Barbarín / Avda. Manoteras 10, A007 / Madrid, España
Organizada por: Galería Barbarín
Artistas participantes: Ana Bellido
Etiquetas:
Publicada el 03 jun de 2014      Vista 149 veces

Descripción de la Exposición

Pintura, grabado, escultura, fotografía

-------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------

Resulta difícil no dejarse fascinar y empapar por la riqueza y sabiduría de la milenaria cultura de Extremo Oriente. Ana Bellido viajó a China con los sentidos abiertos que son las puertas que despiertan sensaciones. La artista expuso sus esculturas de papel en Beiging, al tiempo que su mirada recorría la ciudad y se detenía en la sorprendente creatividad de sus gentes a lo largo del presente y de su historia.

La caligrafía ha sido el arte oriental por excelencia. Un arte que nace de la inmediatez de la mente y el automatismo del gesto de la mano. Un arte exigente que sólo admite la obra bien hecha y rechaza, con otro rasgado gestual, la imperfección. A la caligrafía con tinta le sigue la pintura con pigmento que ofrece nuevas texturas y matices al soporte de papel o de lienzo.

Luna, nieve, flor son los iconos clave del haiku, esa composición poética oriental que refleja el paso del tiempo y las estaciones de la naturaleza. Panta rhei, decían los griegos: todo fluye. Ana Bellido ha querido recrear plásticamente ese concepto del fluir de la vida, del attimo fugente, del instante fugaz, del tempus fugit latino, del mundo pasajero de que habla Asai Ryoi.

Sobre aparentes caligrafías orientales, también salidas de su mano, la artista mueve su pincel con el que revela el gesto y se abre a la interpretación de la mirada del espectador. El resultado son narraciones abiertas al misterio del arte, en las que se manifiesta la libertad de la forma, epifanías de un mundo pasajero y volátil. La vida es breve y el arte eterno, se atrevían a decir los clásicos. En suma, un arte que se manifiesta en un grafismo singular, en un dibujo particular, en una renovada tensión de fondo y forma.

Tiempo y belleza en las pinturas y aguatintas de Ana Bellido. Una vuelta de tuerca en su imparable carrera artística, donde Oriente y Occidente se amalgaman con maestría y acierto poético.

Actualizado

el 26 may de 2016

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme