Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Danny Lyon. El área del Puente de Brooklyn vista desde el tejado del Hospital Beekman, 1967 © Danny Lyon/Magnum Photos — Cortesía de PHotoEspaña
16
sep 2020
17
ene 2021

Compártelo

Cuándo: 16 sep de 2020 - 17 ene de 2021
Inauguración: 16 sep de 2020
Horario: Mar-sáb: 11.00 - 20.00 h Dom y fest: 10.00 h - 14.00 h
Dónde: Museo ICO - Fundación ICO / Zorrilla, 3 / Madrid, España
Organizada por: Fundación ICO
Artistas participantes: Danny Lyon
Etiquetas:
Eventos relacionados: PHotoEspaña 2020
Publicada el 16 jun de 2020      Vista 304 veces

Descripción de la Exposición

Esta exposición forma parte de la Sección Oficial del festival PHotoEspaña 2020. El Museo ICO acoge la exposición ‘Danny Lyon. La destrucción del Bajo Manhattan’, una muestra sobre la transformación arquitectónica del barrio neoyorquino. La ciudad es un sistema complejo en constante evolución. En función de su importancia y de los factores que influyan sobre ella –sociales, políticos, naturales y, sobre todo, económicos–, esta evolución puede ser más o menos rápida y, por lo tanto, más o menos perceptible para quienes la transitan. Si hay una ciudad donde la evolución y el cambio son realmente perceptibles es, sin duda, Nueva York y, dentro de ella, Manhattan. A una Manhattan inmersa en una de sus más profundas transformaciones –la que la dotaría de un nuevo corazón financiero y comercial, el World Trade Center– regresa Danny Lyon desde Chicago en 1967, tras haber compartido los dos años anteriores con la banda de moteros Chicago Outlaws. Esta etapa daría lugar a The Bikeriders, uno de sus primeros trabajos, que le llevaría a ser considerado como uno de los fotógrafos jóvenes más influyentes de los Estados Unidos. Recién instalado en su nueva residencia y sin una idea clara sobre el tema en torno al que desarrollar su próximo trabajo, Lyon descubre casi por casualidad que las calles del Bajo Manhattan a las que acaba de llegar están siendo demolidas. Tras unos breves titubeos iniciales, comienza decididamente a registrar con su cámara la desaparición de uno de los barrios más antiguos de Nueva York, un proyecto –en sus propias palabras - “muy triste, salvo por los obreros de demolición y su trabajo”, por los que sintió un profundo respeto que iría en aumento con el paso de los días. El resultado final, ‘La destrucción del Bajo Manhattan’, es uno de los más importantes ensayos fotográficos del siglo XX con la ciudad como centro de atención. En él Danny Lyon documenta la demolición de 24 hectáreas de edificios del centro histórico de Nueva York que, mayoritariamente construidos en el siglo XIX, debían dejar sitio, entre otros, al nuevo World Trade Center. Un complejo que, por circunstancias completamente diferentes, también sería destruido tan solo treinta años después. Este trabajo es también un recuerdo de lo que fue, de las casas, de sus habitantes, de un lugar único con más de un siglo de historia que nunca más volvería. La exposición La exposición, en la que el propio Lyon ejerce de comisario, reúne 76 fotografías de gran belleza y valor documental tomadas en torno al Puente de Brooklyn, Washington Market y la Calle West. Un recuerdo de lo que fue el Bajo Manhattan hasta su demolición en 1967, un lugar único que nunca más volvería a existir, con edificios que, en algunos casos, se remontaban a la Guerra de Secesión. Pero estas imágenes también son un retrato de las personas que vivían allí. En ellas se observan las costumbres de sus inquilinos, el reflejo de lo que fue la vida familiar de quienes habitaban ese barrio. Paredes con cuadros, ventanas, muebles e incluso algunos dibujos infantiles que decoraban las paredes ya semiderruidas. La vida, al fin y al cabo. Las fotografías son, sin pretenderlo, el reflejo de un debate urbanístico que comenzó en 1960 y que aún está sin resolver. La constatación de la dualidad de pensamiento entre quienes abogan por una ciudad amable y tranquila, con costumbres de barrio arraigadas, con gente por la calle, niños jugando y pequeños comercios (Jane Jacobs) y, por otro lado, quienes propugnan una renovación urbana más especulativa, con edificios modernos y una infraestructura potente para facilitar el uso del automóvil, que cambia por completo el concepto urbano (Robert Moses). El autor, impresionado por la destrucción completa de una de las esencias neoyorquinas, reflexionó sobre el valor emocional que tenían esas construcciones. “Observo los edificios como si fueran fósiles de un tiempo pasado”. Esas casas ya estaban habitadas en la Guerra de Secesión y, aunque sus primeros inquilinos ya no estuvieran vivos, el barrio era el reflejo de otro tiempo. Mientras Lyon paseaba por esas calles observaba cómo las viviendas, las tiendas o los parques habían cambiado a sus habitantes por operarios de demolición. Obreros de diferentes orígenes que dejaron imágenes para el recuerdo. El objetivo de Danny Lyon era trazar un mapa fotográfico de cada espacio del barrio para que, una vez se hubiera demolido por completo, sus imágenes pudieran recrearlo esquina a esquina. “En el mejor de los casos este plan será un fracaso, ya que lo único a lo que puedo aspirar es a crear un esbozo de lo que se ha perdido”, manifestó cargado de autocrítica. En consecuencia, Lyon se propuso retratar el exterior de algunos de los edificios antes de su demolición, también el interior y, paralelamente, realizar una imagen que mostrara dónde se alzaban respecto a otros edificios. También trató de cerrar el círculo con la imagen de la propia demolición. De esta manera habría una secuencia perfecta del antes y del después de cada manzana. Realizado con intención arqueológica, el trabajo acometido por Danny Lyon en 1967, con tan solo 25 años de edad, es un documento único e imperecedero sobre veinticuatro hectáreas de edificios del centro de Nueva York justo antes de su demolición por una ola de especulación inmobiliaria, en lo que supone uno de los más importantes ensayos fotográficos del siglo XX. Ahora, por primera vez en España y formando parte de la Sección Oficial de PHotoESPAÑA 2020, el Museo ICO muestra al completo ‘La Destrucción del Bajo Manhattan’ y publica, en colaboración con Aperture, la edición facsímil en español de una obra fundamental que, como pocas antes y después, ha sabido captar la esencia de una ciudad que desaparecía, de su arquitectura y de sus últimos habitantes. Un libro que, publicado originalmente por The Macmillan Company en 1969, se convirtió en una obra de culto y en un objeto de coleccionista. La exposición se completa con la serie ‘Un álbum: Europa, verano de 1959’, una selección de 24 fotografías inéditas y nunca antes expuestas, las primeras de su carrera, tomadas por Danny Lyon con una Exa de 35 mm. durante un viaje a Europa con su hermano. Entre ellas hay varias realizadas en España. Sobre Danny Lyon Danny Lyon es un fotógrafo y cineasta estadounidense conocido por su interés periodístico en temas socioeconómicos, contraculturales y de derechos civiles. Nació en Brooklyn, Nueva York, el 16 de marzo de 1942. Estudió historia y filosofía en la Universidad de Chicago. Desde que era joven, su vida ha estado marcada por el activismo social. En 1963 comenzó a trabajar como fotógrafo para el Comité de Coordinación Estudiantil No Violenta y se involucró en el Movimiento de Derechos Civiles. Lyon no es un artista equidistante. Con su cámara de fotos ha recorrido el mundo dando a conocer realidades escondidas. Su obra destaca por la especial implicación que demostró con las comunidades y temáticas sociales que inmortalizó con su cámara en los Estados Unidos. Como sucede con Robert Frank o William Klein, sus series y libros - más allá de buscar únicamente el compromiso político –muestran que la autoría es más importante que el tema tratado. Pasó varias décadas recorriendo EE.UU. y, fruto de esos viajes, desarrolló varios trabajos fotográficos que son un reflejo de realidades escondidas. Durante más de un año visitó algunas cárceles estadounidenses donde se encontraban los reclusos con las penas más largas del mundo occidental. Mostró con imágenes cómo vivían su día a día y entabló relación con algunos de ellos, con los que compartió tiempo y espacio entre rejas. Desde 1963 hasta 1967 Danny Lyon convivió con la banda motera de los Outlaws Motorcycle Club de Chicago, retratando el estilo de vida de estos motoristas. De esa experiencia nació The Bikeriders, una exposición de fotos icónica, que retrata la vida y costumbres de un grupo de motoristas, con la que trató de neutralizar los estereotipos negativos asociados a ellos. Danny Lyon es uno de los principales impulsores del ‘New journalism’ y es también uno de los representantes de los denominados ‘Concerned photographers’ (fotógrafos comprometidos). Sus obras se encuentran en las colecciones del Instituto de Arte de Chicago, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Galería Nacional de Arte de Washington, D.C. y el Museo de Arte de Filadelfia, entre otros. La obra de Lyon está marcada por el aprendizaje continuo y las ansias de reflejar sus experiencias al margen de la realidad oficial. Por este y otros motivos, está considerado como uno de los más influyentes y originales fotógrafos documentales del siglo XX.

Actualizado

el 16 sep de 2020
Compártelo
05 nov - 26 nov
Curso Online.

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme