Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Nicolás Guagnini, Work 1, 2012
Evento finalizado
16
nov 2013
04
ene 2014

Compártelo

Cuándo: 16 nov de 2013 - 04 ene de 2014
Inauguración: 16 nov de 2013
Dónde: Galería Marta Cervera / Valencia, 28 / Madrid, España
Organizada por: Galería Marta Cervera
Artistas participantes: Nicolás Guagnini
Publicada el 03 jun de 2014      Vista 201 veces

Descripción de la Exposición

Es su primera exposición individual en la Galería Marta Cervera y su presentación en España.

-------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------

En su primera exposición individual en la Galería Marta Cervera y su presentación en España, el artista argentino Nicolás Guagnini, quien vive y trabaja en Nueva York, presentará cuatro pinturas casi blan­cas. Las obras prácticamente idénticas de esta serie repiten un eslogan famoso, escrito en una esquina parisina a principio de los años cincuenta. Las pinturas representan una imagen fotográfica que solo se reconoce como tal cuando el espectador descifra la inscripción. La imagen es un recorte de una polé­mica tarjeta postal mostrando una pared de un edificio en París inscrita con el graffiti situacionista 'NE TRAVAILLEZ JAMAIS', que fuera probablemente ejecutado con tiza por el teórico, cineasta, activista y crítico cultural Guy Debord.

 

En 1963 Debord recibió una carta del Cercle de la Librairie en demanda de pago por violación del derecho de autor de un editor llamado Buffier. Debord fue acusado, correctamente, de usar la fotografía del graffiti en la revista Internationale Situationniste, tomándola de una serie de postales de escenas parisinas con subtítulos 'graciosos'. En una respuesta brillantemente concebida, Debord argumentó que dado que era el el autor de la inscripción original del eslogan en la pared (aduciendo que podía propor­cionar varios testigos del hecho), eran de hecho el editor y el fotógrafo quienes violaban su derecho de autor. Rechazando la ley de propiedad intelectual por completo, Debord propuso magnánimamente no demandarlos. La frase se convirtió en uno de los eslóganes más recordados de Mayo del 68.

 

La premisa 'Ne travaillez jamais' se celebra y se repite, pero ha sido difícil implementar una circula­ción efectiva a pesar, o quizás a causa de su extraña familiaridad. Irónicamente, la crítica situacionista del trabajo no es más funcional, y la IS y su ideología han sido cosificados, se han convertido en un tótem cultural, un asunto de los departamentos de Historia del Arte y de las notas al pie de catálogos de exposiciones, como una unidad definida de valor en la economía del saber. Las obras de esta exposición intentan poner la frase de vuelta en circulación nuevamente vía pictórica, un espacio histórico y cultural donde de seguro la prescripción situacionista no debería ni podría jamás circular. El espacio de produc­ción de objetos y significados reclamado por las obras de Guagnini, y su diseño específico para su venta en el mercado cubren sistemáticamente todos los puntos que garantizarían la expulsión de la Internacio­nal Situacionista.

 

Conectando la inscripción de Debord en la pared de la rue de Seine, la tarjeta postal de Buffier, la pos­terior recuperación y publicación de una versión recortada de la postal en la revista Internationale Situa­tioniste 8, las pinturas de Guagnini usan una imagen levemente más recortada. La reducción de la ima­gen fotográfica se acentúa dado que las pinturas oscilan entre monocromos y duotonos, su ambigüedad espacial el resultado de la superposición de trasparencias de blanco, gris y plateado. Guagnini instaló dos de las pinturas en una estructura especialmente diseñada, derivada de su interés en el Litfassaulen (las columnas publicitarias originadas en Berlin). Estas difieren del estilo de publicidad norteamericano, como por ejemplo la cartelera, dado que presentan su mensaje a los transeúntes en un radio completo de 360 grados, cubriendo todas las direcciones de acercamiento. En la versión de Guagnini, también reminiscente de una garita de control policial, dos pinturas coexisten con dos vidrios espejados, creando un espacio interior infinito y poniente al espectador en el lugar del vigilante.

 

La exposición se completa en el segundo espacio de la galería con el video 'Transparente lealtad', (2012, 36 minutos, cámara de Jeff Preiss y Leigh Ledare, editado por Guagnini y Jessica Burgess), que muestra al artista manifestándose solo por las calles de Harlem con una bandera transparente. Guagnini inicia su recorrido en la parte más pobre del barrio, una estación de traslado de basura, y camina hacia la Universidad de Columbia, una isla de privilegio a la que él pertenece como profesor. En sintonía con una política de capitulación y desencanto articulados como solapada subversión, y reposicionándose como un hijo de las promesas revolucionarias fallidas de Mayo del 68, Guagnini flamea su bandera en momentos no heroicos, haciendo del contexto su contenido, y de la contingencia ideología. La negación y el retroceso no son opciones válidas, pero tampoco una inocente utopía. Transparencia, vigilancia, espacio público, reflejos y reflectividad constituyen los elementos de la poética crítica de su espacio y su tiempo.

 

Actualizado

el 26 may de 2016

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?
El 01 dic de 2021
Presentación Online.

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme