Klaas Vanhee, Untitled (different rolls of tape),2019. Wood, metal, glue, screws, acrylic, oil, varnish, paper, nylon and rope 13x64x14cm. — Cortesía de la Galería silvestre
12
sep 2019
09
nov 2019

Compártelo en redes

Cuándo: 12 sep de 2019 - 09 nov de 2019
Inauguración: 12 sep de 2019
Precio: Entrada gratuita
Dónde: galería silvestre - Madrid / Doctor Fourquet, 21 / Madrid, España
Organizada por: Galería silvestre
Artistas participantes: Klaas Vanhee
Publicada el 09 sep de 2019      Vista 10 veces

Descripción de la Exposición

The way you pronounce my name por Oscar van den Boogaard Unos meses atrás, cuando el artista me dijo que su exposición sería sobre el sitio donde había crecido y la amistad que tuvo con W., el niño que vivió en la puerta de al lado y las cosas que habían hecho juntos, recordé un pasaje de Wieviel Wahrheit braucht der Mensch (¿Cuánto de verdad necesitamos?) del filósofo alemán Rüdiger Saffranski. Que se traduce más o menos como: ‘El hombre siempre ha envidiado a los animales porque son como uno con la naturaleza, sin una intrusa conciencia. El hombre siempre ha envidiado a Dios, porque él es todo espíritu, sin naturaleza que le entorpezca. Y el hombre, finalmente, ha envidiado al niño, ese animal divino. De este modo, el hombre se envidiaba a sí mismo, por los años de infancia perdidos, con toda su espontaneidad y franqueza. Nuestra memoria nos lleva a creer que todos hemos experimentado la expulsión del paraíso al final de nuestros años de infancia’. El artista me dijo que durante su juventud, entre sus amigos solían ponerse apodos, adulteraciones juguetonas de sus nombres verdaderos. Pero para W. no había ningún apodo, simplemente se mantuvo quién era, fuerte y vulnerable: W. El artista y W. pasarían tiempo juntos, eso es lo que hicieron. Estarían juntos durante casi todo su tiempo fuera de la escuela y fuera de la casa. "Si actuar y pensar hicieran una carrera, pensar no ganaría", dice el artista. Actuarían sin un plan y sin detenerse para reflexionar. La amistad entre el artista y W. se hizo tiempo y espacio en sus formas más puras. Harían lo que hacen los niños: seguirse uno al otro con la bicicleta, hacer maniobras con la bicicleta, arreglar las bicicletas, tal vez encender fuego, subirse a los árboles, a las paredes, a los postes de luz, al techo del garaje de W. Si hubiera algo que quisieran, lo harían ellos mismos. Esta es la libertad infantil que el artista busca en su obra. Y esto es lo que W. representa. El artista como un ser divino: sin una conciencia intrusa; espíritu y naturaleza en uno. Es a partir de esta libertad tempestuosa que se forjaron los objetos, los conjuntos y los dibujos en esta exposición. ‘W. siempre fue bueno ", dijo el artista," también practicamos valsa, slowing y hakken1. Es algo de lo que ya no se escucha hablar estos días. En inglés, creo que se refieren a ello como gabbering (charlar). Empezaríamos muchas cosas juntos, pero generalmente el pararía antes ". W. dejó de hacerlo, pero el artista continuó haciéndolo solo, y de esta manera, lo ha convertido en su método de trabajo: ha dedicado su trabajo a la búsqueda de este espíritu de ser y hacer. Es la búsqueda de la verdadera libertad, actuar sin pensar, en la que todo es posible y permitido, siempre que sea verdaderamente libre, de la manera más exacta posible. Un amigo de infancia tiene la ventaja de ser para siempre un amigo de infancia, incluso si ya no lo ves. Él está allí, preservado de manera segura bajo la campana del pasado. Pero el artista no quiere simplemente mirar; quiere sentirlo, rompiendo la campana en pedazos. Para él, hacer arte es un acto chamánico, en el que se liberan el tiempo y el espacio y W. cobra vida, pero no solo él. "Lo extraño es que ya no me acuerde de cómo me llamaba W.", dijo el artista. La búsqueda de W. es, por lo tanto, también una búsqueda de algo que tiene que ver con el propio yo del artista, un yo muy vulnerable, poco evidente, tan poco evidente como W., pero tan visible como el dedo acusador, la toalla rosa, el control remoto, la paloma, las cerezas, los rollos de cinta, la pistola de plomo, los dibujos pornográficos, los hombres de Tintín en la luna, la lámpara y la BMX, que en realidad es una reconstrucción de una bicicleta que encontró y que usaba para colgarse de la motocicleta de W. cuando salían a comprar marihuana; era muy inestable debido a ese manillar tan ancho. "El descubrimiento de que, cuando bajas por una rampa y despegas en el aire, no solo tienes que esperar con miedo para aterrizar de nuevo en el suelo, sino que, por un momento, eres libre, por ejemplo, para ajustar la bicicleta entre tus piernas, moverla un poco más arriba o hacia la izquierda o hacia la derecha". Este es el artista. Este es Klaas Vanhee.

Documentos relacionados

Actualizado

el 09 sep de 2019

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?

Descubre más obras en ARTEINFORMADO

{{ artwork.title | limitTo:16 }}, {{ artwork.year }}
{{ artwork.artistName | limitTo:28 }}
Compártelo en redes
06 jun - 25 sep
Concurso en Logroño, La Rioja, España
ArtCity

Descárgate ArtCity, la app que te dice que exposiciones tienes cerca.

Más información

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme
volver arriba