Ahora, el ACCESO PREMIUM de ARTEINFORMADO ¡GRATIS por un MES!

Mario Cader-Frech: "El coleccionista-filántropo es una devoción con la que uno nace, no se puede comprar ni adquirir"

"La escena artística salvadoreña de arte conceptual y contemporánea ha evolucionado de ser un 'outsider' a formar parte de la escena artística global". 

"Que los medios han finalmente detectado el valor de los coleccionistas que también son mecenas, activos y líderes es la novedad".

Gustavo Pérez Diez
Cortesía de Mario Cader-Frech. Foto de Carlos Cader
Cortesía de Mario Cader-Frech. Foto de Carlos Cader

Conversamos con el activo coleccionista-filántropo salvadoreño Mario Cader-Frech sobre varios asuntos, entre ellos algunos de actualidad, como su inclusión en importantes comités del MoMA de Nueva York y del Museo Reina Sofía de Madrid, pero, si algo persigue la entrevista es conocer más 'in profundis' la encomiable labor que lleva a cabo Cader-Frech, a través de su más reciente iniciativa Y.ES, Contemporary El Salvador, que, bajo la dirección y curadoría de la sudafricana Claire Breukel, viene desde hace años luchando por poner a la escena artística salvadoreña de arte conceptual y contemporánea en el mapa internacional. 

Según reconoce nuestro entrevistado impulsar dicha iniciativa: "me nutre, me llena de emoción, despierta mi pasión y mi creatividad". Si a eso le sumamos que "no distingo un proyecto artístico con un proyecto de un negocio. Lo hago con la misma determinación, eficacia y seriedad; aunque sea todo de una manera desinteresada", como nos aclara Mario, aquí encontramos buena parte de la fórmula del éxito y la explicación a la gran acogida que está cosechando su proyecto Y.ES allá por donde pasa.

A continuación la entrevista completa:

 ARTEINFORMADO (AI)Tras quince años apoyando el arte y la escena artística salvadoreña, tanto dentro como fuera del país, primero con sus proyectos Latin American Cultural Space, una galería de arte dentro del Consulado de El Salvador en Washington, luego el programa  MARTE Contemporáneo, en colaboración con el Museo de Arte de El Salvador, y, finalmente, con Y.ES, Contemporary El Salvador, iniciativa de la Robert S. Wennett and Mario Cader-Frech Foundation. ¿En qué momento se encuentra dicha escena? ¿Cuáles son los terrenos conquistados? ¿Cuáles restan aún por alcanzar?

Mario Cader-Frech (MCF): En mi opinión, la escena artística salvadoreña de arte conceptual y contemporánea ha evolucionado de ser un "outsider" a formar parte de la escena artística global. El reto ahora es de mantener este dialogo internacional no solamente vivo sino expandiéndose y enriqueciéndose orgánicamente con multiples gestores y mecenas. Cuando abrimos las puertas del Espacio Cultural en abril del 2000 los artistas conceptuales salvadoreños estaban dispersos no solamente en la diáspora por la guerra civil que duró quince años, sino también internamente adentro del país. Dicho espacio y el internet logró identificar a los artistas que practicaban arte conceptual en Europa, Estados Unidos, Canadá, México y el resto de América Latina y a la vez unir aquellos artistas conceptuales adentro del país, ofreciendo a ambos una red virtual para intercambiar ideas y un espacio físico para manifestarlas fuera del país (en Washington D.C.). La adición del programa MARTE Contemporaneo brindó una plataforma de expresión artística conceptual adentro del país, no solo para los artistas nacionales sino también para artistas invitados internacionales. El programa Y.ES es la cereza encima de los primero logros, pues ofrece programas que se necesitaban para nutrir y solidificar estos espacios de exposición. Becas para realizar obras de arte de gran formato, para participar en exposiciones internacionales o bienales, para realizar residencias en el exterior, publicaciones, biblioteca física y online, talleres, charlas, etc.

Colectivo La Trinidad -Patricio Majano (izqda.), Lucy Tomasino (centro) y Oscar Diaz (dcha.)-, ganadores de una de las Becas Y.ES 2017

AI¿Considera que ha sido fruto de todo este empeño por apoyar el arte de su país, lo que, en menos de cuatro meses, le lleva a sentarse en el Fondo para América Latina y el Caribe del MoMA de Nueva York y en el Consejo Internacional de Mecenazgo de la Fundación Museo Reina Sofía? Y ¿podríamos considerar como la primera colaboración entre el Museo Reina Sofia y Y.ES, que la directora-gerente de la Fundación, Ana Tomé, forme parte del jurado de su becas 2018?

MCF: Seguro que sí, haberme dedicado a apoyar el arte de mi país crea un interés para que las instituciones me inviten a formar parte de sus comités ya que les puedo brindar una ventana a ese mundo. Y es por eso que Ana acepto formar parte del ciclo de becas del 2018 para tener un acercamiento con esta nueva narrativa para el Reina Sofia. No obstante, yo formé parte de diferentes círculos en el pasado, como el Hirshhorn Museum en Washington y el MOCA en Miami por ser un coleccionista activo en las ciudades donde he vivido (DC y Miami) y por mi colección de arte conceptual que de alguna manera esta vinculada a mi habitat (NY, DC, Miami, Madrid, El Salvador). Había tomado un "break "de servir en comités institucionales para dedicarme a mis estudios en Harvard, los cuales terminé hace dos semanas. Ahora vuelvo a tener el tiempo para involucrarme en comités institucionales. Por eso surge mi involucramiento con ambas instituciones, el MoMA y el Reina Sofia casi al mismo tiempo, recalcando que son instituciones donde vivo y trabajo, sumando a mi vinculación con Locust Projects en Miami y YES en El Salvador.

AIA pesar de que ya llevaba mucho tiempo coleccionando y desarrollando las iniciativas antes citadas. Su nombre ganó una mayor notoriedad en 2014, cuando se publicó el libro Y.ES, Collect Contemporary El Salvador, que rastrea las prácticas artísticas contemporáneas en la última década del arte producido en, y más allá de las fronteras, de El Salvador. ¿Podríamos hablar de un antes y un después en el proyecto Y.ES? ¿Qué supuso esta gran visibilidad mundial en relación a marcarse nuevos objetivos?

MCF: Dicha publicación no solamente logró atar todos los hilos en diáspora, sino también crear una memoria histórica del arte conceptual post-guerra civil del país dividido en cuatro temas ejes de este periodo: linea de tiempo, diáspora, internet y el mercado de arte . El libro esta compuesto de 30 entrevistas, de las cuales 5 son entrevistas con artistas salvadoreños y 25 son entrevistas con personas influyentes del mundo del arte internacional, que en su momento apoyaron a la creación de esta historia de una manera desinteresada. Curadores, críticos, coleccionistas, directores de museos, bienales y ferias de arte de renombre compartieron en esa entrevistas como cada uno puso su granito de arena. Sam KellerAmy CappellazzoMarc SpieglerAlana Heiss, entre otros, participaron en las entrevistas y a la vez se volvieron en los portavoces del libro y esto alcanzó los oídos del mundo ayudando a situar la historia del arte contemporáneo en un contexto global. A la vez que el libro YES Collect Contemporary of El Salvador se presentó en un Art Basel Talk, se anuncio el nuevo programa de YES que ofrece: BecasArt Trips a El SalvadorBiblioteca, etc. dirigido por Claire Breukel que tiene una reputación solida. Con la ayuda de todos estos gestores, el arte contemporáneo de El Salvador se concretó formalmente entrando al mundo apadrinado de los mejores profesionales del arte. Metes todo esto en una cajita, la mezclas, y te sale todo bien!

AIY.ES cuenta con un comité de siete personas, que Vd. preside, y, además, con un equipo que lo integran seis personas y a su frente está la sudafricana Claire Breukel, actual directora-curadora y figura fundamental en la gestación de la referida publicación. Nos gustaría conocer un poco más en profundidad el modus operandi de su organización. Desde ¿cómo trabajan y qué funciones tienen el comité asesor y el equipo? pasando por ¿quienes son sus integrantes, además de Vd. y Claire? a ¿cómo se relacionan con otras instituciones culturales? o ¿por qué tipo de colaboraciones apuestan ahora y, sobre todo, cara al futuro? 

MCF: Siendo de Sudáfrica, Claire tiene un network y experiencia internacional y puede tener una visión más macro de como mejor apoyar, desarrollar y solidificar la escena artística del país y de la region Centroamericana. Juntos trazamos la misión y lo que ofrece el programa, estamos en constante dialogo con la escena dentro del país, los artistas salvadoreños en diáspora, y el mundo de arte internacional. Cada año revisamos los logros del año anterior, revisamos la misión y lo que ofrece el programa para adaptarnos orgánicamente a lo que es necesario para seguir solidificando la presencia de los artistas de la región en una plataforma internacional. Claire y su personal se encargan de ejecutar el programa. 

Nuestro equipo asesor son primordialmente amigos de alta confianza quienes también son personas reconocidas en la escena artística: Adriana CisnerosCarolina Alvarez-MathiesGabriela Poma nos ayudan a conectar a nivel internacional, comparten mejores prácticas de sus fundaciones, revisan nuestra misión/visión/programa cada vez que lo ajustamos, nos dan un sin fin de consejos y apoyo -de una manera desinteresada y con mucho amor. La otra mitad del consejo esta compuesto por artistas nacionales que viven adentro del país y en la diáspora: Simon Vega y Mayra Barraza. Estos son los más críticos y exigentes del grupo porque son los que viven con carne y hueso los retos de ser artista. Sin ellos no tuviéramos el "reality check" necesario para ofrecer un programa con credibilidad para los artistas del país. Juntos elegimos cuales son las instituciones culturales con quien deberíamos de relacionarnos ya sea porque el interés surge de su parte por establecer un diálogo con esta escena artística o es de nuestro interés para completar nuestra red. No tenemos una apuesta clara al tipo de colaboración que buscamos con cada institución, sino que pretendemos abrir el dialogo y explorar que colaboración es la mejor para todos -claro está que todas tienen el mismo fin, de seguir solidificando la presencia de los artistas de la region en una plataforma internacional.2

AIDado los proyectos que impulsa a través de Y.ES (exhibicionessubvenciones para proyectos de artistas y para teóricos del artevisitas on line de estudiosacademias de artistas o Art Trips para invitados internacionales...) ¿Se sentiría identificado si le etiquetamos dentro del nuevo tipo de coleccionistas "líderes e influencers", aquel que, en los últimos tiempos está cogiendo mucha fuerza, por estar llevando su pasión por el arte a un nuevo nivel, en el que, como observa la curadora y asesora de arte francesa Laurence Dreyfus, en un reciente artículo en Financial Times, "los coleccionistas líderes ya no están satisfechos con adquirir objetos sino que también quieren ir a otro nivel de patrocionio y co-producción, y ser más actores profesionales en el mundo del arte"?

MCF: Me parece que este tipo de mecenazgo/coleccionismo no es novedad ya que esta ejemplificado por los Medici y los Thyssen por poner un ejemplo. Que los medios han finalmente detectado el valor de los coleccionistas que también son mecenas, activos y líderes es la novedad. No tengo ninguna memoria diferente a mi involucramiento con la escena artística más que de esa forma. Elegí este camino porque me nutre, me llena de emoción, despierta mi pasión y mi creatividad. Y al final, gano mucho más que simplemente acumular objetos que están colgados en mi casa sin ningún vínculo emocional. Colecciono experiencias, memorias, amigos artistas, gente. Las obras por artistas de El Salvador en mi colección en su gran mayoría son souvenirs de nuestras vidas juntos, de las conquistas de llevar al artista más allá, de haber formado parte de una exhibición, de ser mentor. No distingo un proyecto artístico con un proyecto de un negocio. Lo hago con la misma determinación, eficacia y seriedad; aunque sea todo de una manera desinteresada. No es un mal ego. 

AIAbundando en lo anterior. ¿Cree que ya se ha abierto esta nueva etapa en la que el puro y duro coleccionista donante de obras se acabará extinguiendo, siendo, en cambio, el nuevo dominio el ejercido por parte del coleccionista-filántropo más interesado en desempeñar su papel de colaborador creativo acompañando a los artistas en la concepción de proyectos?. Pero, sobre todo, nos interesa conocer su opinión sobre ¿cuál es la labor que se espera del mecenas-coleccionista del siglo XXI?

MCF: Espero que no. El mercado del arte necesita de los grandes puros y duros coleccionistas. Ojalá existan más. Porque estos son los que en realidad ponen los duros (el dinero) y hacen que el mundo del arte de vueltas. ¿Qué sería de las ferias de arte? ¿de las bienales? ¿de las grandes instituciones de arte? Se extinguirían sin ellos. El coleccionista-filántropo es una devoción con la que uno nace, no se puede comprar ni adquirir. La mayoría piensa que estamos o locos o tenemos una agenda escondida. No es para todos. Los artistas cuentan con el mercado de arte, con las becas del gobierno, con las ferias de arte, las bienales, etc.

El fundador de Y.ES Mario Cader-Frech habla sobre el tema "Utilizar Herramientas Online Efectivamente" en la Y.ES Academia de Artistas de 2017

AIPor último, Vd. que reside desde hace años en Miami, que conoce como pocos su escena artística tan en profundidad y que, además, forma o ha formado parte del comité organizador de Art Basel Miami Beach. Podría explicar el fenómeno de Miami como gran capital del arte latinoamericano. ¿Cómo se ha forjado esta capitalidad? ¿Cree que resistirá el envite de la todopoderosa Nueva York que parece que cada vez puja con más fuerza en su decidida carrera por alzarse a lo más alto del podium, atrayendo a algunas de las principales galerías de la región latinoamericana, siendo la última la mexicana Kurimanzutto, así como sumando nuevos museos en lo que parece ser una futura y casi segura apuesta por el arte latinoamericano como recientemente comprobamos con el Whitney Museum of América Art

MCF: En mi opinión, Miami no es la capital del arte latinoamericano del mundo. Conozco Miami desde joven y tuve la suerte de ver Miami pasar de ser la antesala del cielo en los 80 (habitada por su gran mayoría por ancianos retirados), a la década de Madonna y Versace en los 90, a la llegada de Art Basel en el nuevo siglo. Miami Beach ha sido mi residencia permanente desde los principios del 2000, que fue el comienzo de la llegada de Art Basel a Miami Beach, la cual puso a la ciudad en el mapamundi de la escena artística y ayudo a solidificar la escena de la ciudad. Mas importante aún, Art Basel ayudo a solidificar la escena artística de toda Latinoamerica ya que no solamente presentaba por primera vez galerías de Miami y Latinoamérica sino también recibía a un mundo nuevo de coleccionistas.

No obstante, en mi opinión, esto hace que Miami sea la capital del arte latinoamericano del mundo "solamente esa semana". Miami nunca va a reemplazar las grandes capitales del arte en la region: Ciudad de México, Sao Paulo, Buenos Aires y Bogotá porque sus artistas y galerías viven allí y su arte viene de allí. Si Miami llegase a reemplazarlas y volverse en la capital del arte de la región, se perdería la cultura e identidad de toda una región. Cuando la semana de Art Basel se termina en Miami, se lleva consigo el poder de todas estas galerías y artistas que viven y trabajan en sus países. La cual les da mayor valor, identidad y reputación. Estas galerías viajan por todo el mundo, se presentan en ferias y bienales en todos los continentes llevando consigo un rol de embajadores del arte. Miami no podría reemplazar esos valores. Miami tiene su propia identidad y cultura y ha llegado a ser una ciudad importante en arte, cada día hay más galerías, más coleccionistas, más instituciones de arte, buenos presupuestos del gobierno y más. Pero esto está creando Miami ser Miami. No la capital del arte de Latinoamérica sino que un melting pot de culturas de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. 

Ninguna ciudad de los Estados Unidos compite ni competirá con la todopoderosa gran manzana. Los artistas, críticos, coleccionistas, instituciones y todos lo demás que forman el mundo del arte están allí y no veo que esto cambie en el próximo siglo. Miami si es un punto de encuentro vital con la geografía ideal, es donde los neoyorkinos, europeos y latinoamericanos nos encontramos, una ciudad llena de flux constante. "Miami nos recuerda a Estados Unidos" decimos siempre en broma. Y eso es cierto, Miami reúne todas las características de ser "la capital de Latinoamérica" pero en mi opinion apunta más a ser la ciudad capital tech de la region que de arte.

Arte conceptual Arte contemporáneo Arte latinoamericano
Compártelo
15 ene - 15 jun
Premio en Santander, Cantabria, España
Otras noticias de Entrevistas
27 ene de 2020

Jaime Colsa: "El mecenazgo es clave para que los artistas puedan seguir creando"

"El arte nos hace mejores personas y, por tanto, el mayor beneficio es poder compartirlo con mi gente y con todo el sector del transporte y la logística".

21 ene de 2020

Diego Calvo: "No solo creamos contenidos para Concept Hotel Group sino que también estamos apoyando la cultura local"

"Apostar por el arte nos ha ayudado a dar valor a la experiencia de nuestros clientes".

14 ene de 2020

Mario Rotllant: "Foto Colectania es un proyecto que nuestros Amigos, Socios y Colaboradores lo consideran suyo"

"Sin duda las alianzas público-privadas son fundamentales para Foto Colectania".

Ver más noticias
06 feb - 20 feb
Seminario en Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) / Madrid, España

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme