Cartel exposición
Evento finalizado
05
ago 2011
04
sep 2011

Compártelo

Publicada el 03 jun de 2014      Vista 68 veces

Descripción de la Exposición

Esta exposición es una selección de tres series que traducen mi aproximación e internación sobre un paisaje chileno (Bio-Bío y Ñuble):

P1.-Formas de alteración.
P2.-Transformacion del Paisaje
P3.-Rios y ruralidad chilena.

P1 Es un trabajo fotográfico de intervención que realizo desde 2007 bajo la idea que el paisaje es una construcción que muta (percibido bajo una condición de terceridad. Peirce), en el paisaje nocturno es posible producir-develar una imagen única que sólo existe en la toma, imagen posible por los recursos de sumatorias de trazos de luz, artilugios eléctricos, disposición y diseño previo, de una geometría lineal (real,.. sogas de algodón trenzado) que provoca una alteración radical sobre este territorio orgánico relativizando y dimensionando distancias y percepciones.

P2
La fotografía de un Paisaje decimonónico lo refleja como si fuese inamovible, donde el ?artista? actúa como un ente contemplador que captura esta ?inalterable condición?, por lo menos fue así en los inicios aún cuando todavía subsistan estas intenciones de perpetuar y hacer ver a otros proyecciones de belleza, supuestas características y bondades únicas (como en los libros de bellezas del paisaje chileno). En mi aproximación a la transformación me dispongo como mediador fotográfico de un estado del paisaje en manifiesta evidencia de su ente único, ese algo que es geografía, masa, morfología, presencia, un ente solo, donde nosotros somos una circunstancia en su superficie, peligrosos sin duda, pero éste Paisaje no nos contempla pues no hay Dios detrás de esto. Como en esa huella de fractura cruzada en un angulo recto casi perfecto evidencia de una energía tremenda producto de nuestro último terremoto, o la plataforma rocosa enorme que emerge del mar transformando violentamente la vista heredada de aquellos que allí viven
( Punta Lavapié, Arauco).

P3
Ríos, cursos de aguas en territorios rurales, de límites imprecisos que son mucho más que espacio físico,

?pequeños mundos? donde subsisten y mutan elementos culturales complejos. Los viajes y residencias necesarios para realizar estas fotografías son una experiencia sensorial en todo sentido; caminos, polvo, tierra, humedad, fríos, muchos silencios, ruidos nocturnos y también ocasiones de temor y ansiedad.

¿Qué hay más allá de ese sendero?. El elemento unificador de éstas fotografías son los ríos, de diversas categorías; arroyos, esteros, canales, desembocaduras entre otros. Los cursos de agua generan varios puntos de atención, son lugares especiales, referentes geográficos, de micro-historias, o espontáneos centros de veraneo, donde entre otras destaca la figura del ?Pozón?, aquel espacio que reúne condiciones de despeje, entorno, acceso y profundidad necesaria para, entre muchas otras; permitir la práctica de demostraciones de ?hombría? de niños y adolescentes campesinos, donde encontrarse con los otros y donde llevar a la visita. El Pozón casi siempre tiene un origen y data incierta de creación y decisión de hito tanto como un sendero o huella en el bosque.

No temo manifestar que en esta fotografía aparte del intento de traducir huellas iniciales, hay cariño y nostalgia por el paisaje, no hay consigna ecológica ni estética contemplativa que lo impulse, así también y sin ser la motivación, sino una reflexión posterior podría darse como una reacción en cierta forma, a la condición de periferia que parecieran sustentar estos territorios como campo de trabajo para el arte y la fotografía contemporánea.

Actualizado

el 26 may de 2016

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?
Compártelo

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme