Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Cuatro retratos de la Habana
10
sep 2020
10
oct 2020

Compártelo

Cuándo: 10 sep de 2020 - 10 oct de 2020
Inauguración: 10 sep de 2020 / 19:00
Precio: Entrada gratuita
Dónde: Mutuo Centro de Arte / Méndez Núñez, 7 / Barcelona, España
Organizada por: Mutuo Centro de Arte
Artistas participantes: Alejandro Alfonso Herrera, Arien Chang Castan, Raúl Cañibano
Etiquetas:
Publicada el 01 sep de 2020      Vista 42 veces

Descripción de la Exposición

Un retrato de La Habana puede ser una fotografía aérea, como aquellas que se usan para los estudios topográficos. O puede ser incluso una vista satelital, lo suficientemente cercana a la tierra como para distinguir el trazado urbanístico y las líneas naturales de la ciudad. Pero lo ideal sería disponer de una especie de dron imaginario que pueda bajar hasta el litoral habanero y registrar la vida cotidiana de los hombres y mujeres que habitan esta ciudad portuaria hostigada por el sol. Rápido y certero, el artefacto aéreo captaría el sudor de quienes juegan dominó, las risas de las jóvenes que conversan en la acera, la algarabía de los niños en el parque, el carro de bodas exhibiendo a la pareja de novios. Ese implacable ojo que todo lo ve, se adentraría en un derruido edificio, y observaría detenidamente el goteo de las sábanas recién lavadas, los viejos mosaicos azules y blancos de las escaleras, los rostros que de repente saltan de un espacio en penumbra y entran en la luz. Los fotógrafos Raúl Cañibano, Arien Chang, Vladimir Romero y Alejandro Alfonso, son deudores de ese modo de mirar, de ese estar pendientes, alertas, con los ojos bien abiertos ante todo lo que sucede a su alrededor. Lo miran todo como ese dron imaginario. Aun con diferentes enfoques de la realidad, no puede negarse que los cuatro representan y sintetizan las líneas más trabajadas del foto-documentalismo en Cuba. La obra de Raúl Cañibano constituye quizás el referente más conocido de este pequeño grupo. No obstante, cada uno le imprime a sus obras un sello particular, exclusivo, más parecido a ellos mismos, al tiempo que les tocó vivir que a los que les precedieron. Igualmente preocupados por recoger una y otra vez la inagotable memoria de La Habana. Porque las cosas no dejan nunca de suceder. Texto de Claudia Arcos

Documentos relacionados

Actualizado

el 09 sep de 2020