Enseña tus OBRAS en ARTEINFORMADO. ¡Cada día, más personas las miran!
Nacimiento: 1954 en Pamplona, Navarra, España
Residencia: Reside en España
Artistas en su colección de arte: Alex Haas, Alexandre Bianchini, Alicia Martín,
Enlaces oficiales Web 
Etiquetas:
Publicada el 03 jun de 2014      Vista 1,514 veces

Descripción del Profesional del arte

Emilio fue fundador de Documentacion y Análisis (D+A) -ahora Kantar Media-, integrada en el grupo SOFRES. Helena dirige Coaching Gactory. La Colección Pi Fernandino es el resultado de la relación y el compromiso de dos profesionales del mundo de la empresa con el arte contemporáneo. Dicho compromiso se traduce en una colección centrada, mayoritariamente, en el videoarte. La Colección traza un recorrido por la historia del video en la escena artística internacional, siendo un testigo excepcional de su consolidación en el panorama creativo. Es a partir de la década del 2000 cuando la Colección, iniciada diez años antes por Helena Fernandino y Emilio Pi (Pamplona, 1954), comienza a configurarse realmente como colección de videoarte, al superar el número de obras realizadas en este soporte al de pintura y fotografía. Fue igualmente fundamental, el hecho de descubrir en esta forma de expresión artística muchos referentes a su experiencia e identidad y entender el video y la imagen en movimiento como un lenguaje que nos habla de contemporaneidad creativa. La colección de videoarte integra 300 obras entre instalaciones, videoproyecciones y monocanal y un archivo de más de 1.000 obras en edición limitada y compilaciones. Destacan piezas de pioneros en la utilización del video como Vito Acconci, Bruce Nauman, Muntadas o Ulrike Rosenbach junto a artistas que han desarrollado la imagen en movimiento con otros discursos como Yang Fudong, Douglas Gordon, Yosua Okon, Tracey Emin, Willie Doherty, Hiraki Sawa o Sergio Prego. Para definir el espíritu u orientación del conjunto de obras, recuperamos un texto del crítico y comisario Juan Antonio Álvarez Reyes. “La Colección Pi Fernandino, centrada en videos de los años de años 90 y 2000, habría que situarla en un momento post utópico. Aunque incluya algunos ejemplos de artistas de la primera y segunda generación – con obras por lo general recientes-, es en la tercera generación donde está el grueso de una colección que posee una huella o un rastro utópico en el sentido dado por Martha Rosler, o bien, por decirlo en palabras de Andreas Huyssen, participa de los “recuerdos de la utopía”, puesto que “la nostalgia, que aspira a la realidad de aquello que no existe, en las obras de arte se trasforma en recuerdo” Una selección de la Colección ha sido exhibida en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Acciones y Situaciones , Madrid 2008), Centro de Arte Dos de Mayo (Gustos, colecciones y cintas de video, Madrid 2008) y dentro de la programación del Vital Internacional Video Art (VIVA) en el MOCA de Seul, Hara Museum de Tokio, y Centro Pompidou (2010). En abril de 2011 la colección se presentó en Brasil (Brasilia, Museu Nacional do Conjunto Cultural da Republica y Sao Paulo, Instituto Cervantes). También fue exhibida en el Museo Vostell (IV Ciclo de Videoarte, junio 2011) y en números certámenes nacionales de videocreación. En 2010 obtuvo, junto con la colección Paul Getty (categoría internacional), el premio al coleccionismo privado que otorga la feria ARCO. En julio de 2020, este matrimonio de empresarios navarros afincados en Madrid, donó 156 obras al Ayuntamiento de Pamplona. Además, rubricaron un documento por el que el Consistorio pamplonés adquiere otras 6 obras de su colección privada. El Ayuntamiento de Pamplona contaba, desde enero de 2017, con la cesión temporal para tres años de 87 obras de Pi Fernandino que se habían integrado en la Colección de Arte Contemporáneo y que habían sido presentadas en una exposición en la Ciudadela. Las 156 obras donadas de manera gratuita están valoradas en 160.000 euros aproximadamente, mientras que el precio de las 6 adquiridas es de 30.000 euros. De las 87 piezas que formaron parte de la cesión temporal se han retirado 8 cuyos propietarios han querido recuperar por su valor sentimental y se ha incorporado una importante entrada de obras pertenecientes a artistas del ámbito local. Así, además de nombres como Antoni Tàpies, Antonio Saura o Joan Brossa también se encuentran artistas locales muy reconocidos de la talla de Jorge Oteiza, Isabel Baquedano y Pedro Salaberri. La donación recoge collages, aguafuertes, litografías, serigrafías, grabados, xilograbados y huecograbados, impresiones sobre distintos soportes o facsímiles, de un total de 81 autores diferentes. Los trabajos adquiridos son de José Manuel Broto, Joan Hernández Pijoan, Cristina Iglesias. Juan Muñoz, José María Sicilia y Susana Solano. La formalización de la donación estaba prevista hace unos meses pero tuvo que ser retrasada por la crisis sanitaria producida por la Covid-19. Es fruto, por una parte, del interés de Helena Fernandino y Emilio Pi por dejar un legado a su ciudad natal desde el reconocimiento al trabajo que se ha hecho estos años con la Colección de Arte Contemporáneo del Ayuntamiento Pamplona. Por otra parte, responde al compromiso del Ayuntamiento por mantener y ampliar dicha colección, que se enriquece con este fondo que figurará como Legado Pi Fernandino. Anteriormente, el matrimonio también donó parte de su colección de videoarte al Museo Centro Nacional de Arte Reina Sofía.

Actualizado

el 14 oct de 2020

Contactar

¿Quieres contactar con el gestor de la ficha?
Noticias relacionadas
volver arriba