¿Sabes cómo fue 2019 para las galerías? ¡Leelo con tu ACCESO PREMIUM GRATIS por un MES!

José de la Mano, galerista: el arte español de los años 50 es mucho más que El Paso y Equipo 57

ARTEINFORMADO
José de la Mano
José de la Mano
Convencido de que la verdadera historia del arte español de los años 50, centrado hasta ahora en el grupo El Paso, está todavía por escribir, el galerista madrileño José de la Mano, especializado en el arte concreto, avanza ya que el próximo año "van a presentarse muchas novedades que cuestionaran por completo el extendido tópico de que la geometría empieza en nuestro país en el año 57", año éste que da nombre al Equipo 57, hasta ahora una de las pocas referencias de la abstracción geométrica en España que, como señala de la Mano, "ha ido perdiendo en muchos frentes su continua pugna contra la abstracción informalista". Y añade: "Puedo afirmar con conocimiento de causa que el panorama del arte concreto español es mucho más complejo e interesante. La visión un tanto simplista que se ha venido en dar hasta hace relativamente poco tiempo, hay que irla poco a poco cuestionando y matizando. En efecto, no sólo faltan todavía muchos artistas por recuperar, sino también se debe narrar la historia de la geometría española de un modo muy diferente!!!!". Estas son sus respuestas:

ArteInformado (AI): Desde 2004, su galería ha tratado de rescatar y dar visibilidad al arte geométrico español. ¿Quedan muchos artistas por descubrir? ¿Qué calidad tuvo este arte en comparación, por ejemplo, con el latinoamericano, mucho más conocido? ¿Por qué ha tenido tan poca visibilidad en España?

José de la Mano (JM): Cuando se inauguró la galería, allá por mayo de 2004, nuestra intención fue desde los primeros proyectos dar una visibilidad expositiva en Madrid al arte geométrico español. Es indudable que casi desde los años 50 la abstracción geométrica siempre ha ido perdiendo en muchos frentes, sobre todo institucional y comercial, su continua pugna contra la abstracción informalista. En aquellos años todos los artistas estaban en rampa de lanzamiento, pero es cierto que el Grupo el Paso les ganó la batalla en lo que a proyección pública se refiere. El posicionamiento político en el mundo de las izquierdas de muchos de los artistas que representa nuestra galería, es clave para comprender que más adelante en su carrera abandonaran la geometría al percatarse de que el lenguaje concreto resultaba de una cierta frialdad intelectual para la España de aquellas fechas, ajena por completo a su ansia por remover a la sociedad contra el régimen de Franco. Gran parte de nuestro trabajo en la galería es una mezcla entre detective e historiador del arte, por ello en cada proyecto recurrimos como comisario a un especialista en la materia y editamos un catálogo con un riguroso estudio sobre el pintor y su obra. Ésta es la razón por la que no podemos abordar con esta seriedad más de tres o cuatro proyectos al año.

El calendario de exposiciones para el próximo 2014 lo tenemos casi totalmente cerrado y ya se puede adelantar que van a presentarse muchas novedades que cuestionaran por completo el extendido tópico de que la geometría empieza en nuestro país en el año 57. Una relativamente equívoca exposición del Museo Reina Sofía ha venido en desfigurar totalmente la realidad española de un movimiento, la geometría, que no se limita a los escasos nombres que se vienen en repetir una y otra vez. Puedo afirmar con conocimiento de causa que el panorama del arte concreto español es mucho más complejo e interesante. La visión un tanto simplista que se ha venido en dar hasta hace relativamente poco tiempo, hay que irla poco a poco cuestionando y matizando. En efecto, no sólo faltan todavía muchos artistas por recuperar, sino también se debe narrar la historia de la geometría española de un modo muy diferente!!!!

AI: ¿Cómo han respondido los coleccionistas de arte a esta recuperación de ''artistas olvidados''? ¿Y las instituciones? (Algunas de sus exposiciones se han podido ver en museos como el Gustavo de Maeztu -la de Jesús de la Sota- o en la Fundación Museo Jorge Oteiza -la de José María de Labra-)

JM: No voy a negar que en el transcurso de estos casi diez años de historia de la galería, nuestra labor por llegar al coleccionismo privado español no ha sido tarea nada fácil. Como cualquier otro galerista, existe toda una labor de educar el ojo del futuro comprador, pero sobre todo de apoyar todas nuestras exposiciones con una sólida y documentada investigación, ya sea ante el debate de la integración de las artes en los 50, en el contexto del arte cinético y Paris que inauguramos la semana pasada o incluso en nuestra próxima exposición entorno a las primeras creaciones por ordenador del Centro de Cálculo. Poco a poco hemos ido creando una cantera de clientes fieles a nuestra peculiar línea expositiva, entre los que lamentablemente a día de hoy existen bastantes más de origen latinoamericano que español. Por experiencia los contextos visuales en los que está educado un cliente brasileño o venezolano son sin duda mucho más cercanos a la línea de nuestra galería, que los de la clientela española.

En lo que respecta a la esfera institucional nuestro trabajo se nos ha descubierto de otra naturaleza completamente diferente, ya que gran parte de los artistas que representamos ya están casi desde la década de los 60 en las colecciones de los museos españoles más importantes. De esta manera no son pintores que haya que consagrar desde el punto de vista museístico, aunque es cierto que en la mayoría de los casos sus obras todavía permanecen en los almacenes y no están expuestas en sus colecciones permanentes.

Como habéis comentado, en esta última temporada del 2012-13 hemos colaborado con el Museo Gustavo de Maeztu y con la Fundación Oteiza, pero para el 2014 la intención es ampliar la lista de instituciones con las que ir compartiendo estos proyectos. Para nosotros es una forma de rentabilizar en difusión el tremendo esfuerzo de investigación y recuperación historiográfica, que como imaginareis conlleva cualquiera de nuestros proyectos. La exposición de las maquetas arquitectónicas de José María de Labra que exhibió la Fundación Oteiza el pasado mes de mayo ha sido una de las muestras más visitadas en este último año en este emblemático museo de Alzuza. El hecho de alcanzar una cantidad de visitantes tan elevada resulta absolutamente impensable desde el limitado potencial de una galería privada.

AI: ¿Existe la posibilidad de establecer un diálogo con los cinéticos latinoamericanos? ¿Quiénes serían, en este caso, los artistas nexo? ¿Está trabajando su galería en algún tipo de colaboración con otras galerías de América Latina en este sentido?

JM: Por supuesto que existe un incuestionable diálogo entre la geometría, así como el arte cinético, español y latinoamericano, que se debe restablecer. En estos últimos años nuestra línea de trabajo ha sido intentar recuperar esa fascinante relación casi orgánica que existe en la evolución de unos mundos que hasta la fecha se habían estudiado tan sólo por separado. Si existe una figura clave dentro de este intercambio artístico entre ambos lados del charco, ésta es sin lugar a duda el escultor vasco Jorge Oteiza. No obstante a menudo se olvida que también hubo artistas latinoamericanos que vinieron a España y españoles que viajaron a Latinoamérica, como Manuel Calvo a Brasil y Jesús de la Sota a Venezuela, pero sobre todo hay un espacio común para todos ellos que es la ciudad de Paris. Los últimos años hemos estado exponiendo en la feria PINTA, en sus dos sedes de Londres y Nueva York, afianzando bastantes contactos institucionales del trepidante panorama cultural latinoamericano. Estamos ultimando acuerdos para compartir proyectos con alguna galería brasileña y de hecho el pasado mes de diciembre, coincidiendo con Miami Basel, fui comisario en la sala de exposiciones de una conocida fundación de esta ciudad americana de la muestra "Between two Continents. Spanish Geometrical abstraction in Latin America".

AI: -Por último, ¿qué razones le llevaron a emprender esta labor investigadora, tan poco habitual entre galeristas? ¿Cómo definiría las señas de identidad del galerista actual?

JM: Reconozco que mi perfil dentro del panorama galerístico español resulta difícil de entender y por supuesto de catalogar en el sistema. La razón es bien sencilla, en paralelo a mi carrera como galerista, soy doctor en historia del arte y compagino esta actividad empresarial con mis clases de profesor en la universidad. En 2004 cuando me decido a inaugurar una galería de arte moderno en Madrid, con un calendario habitual de exposiciones temporales, pronto me di cuenta que gran parte de las otras galerías que ya trabajaban en este campo parecían estar interesadas en exclusiva por los pintores del siglo XX, ya consagrados por el mercado. De este modo el arte español del siglo pasado parecía estar restringido al mercado secundario, pero muy pronto reparamos en que se podían hacer muchas cosas idénticas a la promoción del arte contemporáneo pero con los olvidados talleres y estates de pintores ya fallecidos.

A pesar de la proximidad en el tiempo del Arte creado en España en el entorno de los años 50, incomprensiblemente su verdadera historia está todavía por escribir. Una y otra vez se viene en repetir un discurso estereotipado en el que para la memoria colectiva únicamente parecen existir los integrantes del Grupo El Paso y algunos de sus satélites. Incluso los continuados coqueteos de estos pintores con la política promocional del régimen franquista sobre todo en el extranjero, parecen con frecuencia obviarse a favor de ciertos intereses institucionales y del mercado. Sin embargo toda una generación contemporánea de artistas, con una indiscutible trascendencia histórica, estrechos vínculos no sólo europeos sino también latinoamericanos y sobre todo un inquebrantable compromiso político, se ha quedado de momento fuera de esta lectura y por tanto al margen de los discursos expositivos de muchos museos nacionales. Dentro del mundo de la geometría, la galería parisina Denise Rene es un icono de coherente proyecto galerístico y sobre todo de referente para todo el arte latinoamericano, como testimonia la última exposición "La Invención Concreta". Sin embargo, ¿cómo se entiende que hasta la inauguración en 2004 de José de la Mano Galería de Arte ni siquiera se recordara el nombre de muchos de los artistas españoles que allí expusieron y trabajaron con ella?

No creo que existan unas señas de identidad comunes para todos los galeristas. De momento mi experiencia es que cada galería es un mundo, reflejo tan sólo de la íntima y compleja personalidad de cada uno de sus propietarios. Lo único que coincide en todos nosotros es una especie de apasionada locura por el trabajo que venimos desarrollando, sobre todo ante las dificultades de esta compleja coyuntura económica.

Compártelo
Otras noticias de Entrevistas
14 ene de 2020

Mario Rotllant: "Foto Colectania es un proyecto que nuestros Amigos, Socios y Colaboradores lo consideran suyo"

"Sin duda las alianzas público-privadas son fundamentales para Foto Colectania".

16 dic de 2019

Vicente Matallana: "Nuestros programas de patrocinio lo único que buscan es potenciar la creación"

"El coleccionismo debe de evolucionar de igual manera incluyendo y reflejando los nuevos sistemas participativos de la sociedad, no solamente atesorando sino siendo un agente activo". 

10 dic de 2019

Claudia Hakim: "El MAMBO es un espacio de los bogotanos y colombianos"

"Ya vemos una reacción positiva y de admiración y aceptación hacia el museo".

Ver más noticias

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme