¿Quieres que informemos de TUS PROYECTOS? ¡Cuéntanoslos!

Mario Rotllant: "Foto Colectania es un proyecto que nuestros Amigos, Socios y Colaboradores lo consideran suyo"

"Sin duda las alianzas público-privadas son fundamentales para Foto Colectania".

"Nuestro reto es plantearnos continuamente el futuro para ir avanzando en ese camino".

Gustavo Pérez Diez
Mario Rotllant. Presidente de la Fundación Foto Colectania. Fotografía de César Ordóñez. Cortesía de la Fundación Foto Colectania
Mario Rotllant. Presidente de la Fundación Foto Colectania. Fotografía de César Ordóñez. Cortesía de la Fundación Foto Colectania

No siempre una colección privada nace con vocación pública. En el caso del empresario, mecenas y coleccionista catalán Mario Rotllant así lo decidió desde su primera compra (2 fotografías de Chema Madoz) en 1999.

Tan solo tres años más tarde dió un paso más allá, en esa clara actitud por compartir aún más su colección, al constituir la Fundación Foto Colectania (Barcelona) a la que donó su colección.

Desde entonces, siempre bajo su presidencia y la dirección de Pepe Font de Mora, la fundación ha logrado posicionarse como una de las mejores iniciativas del país en lo que a coleccionismo privado y labor de mecenazgo artístico-cultural se refiere.

Conversamos con Rotllant (poco dado a conceder entrevistas) sobre como surgió la hoy en día consolidada Foto Colectania, el momento que atraviesa y los planes de futuro que la aguardan. Esto es lo que nos ha contado.

 

ARTEINFORMADO (AI): Vd. funda Foto Colectania en 2002 con el objetivo de difundir la fotografía y darla a conocer en el ámbito social, artístico y educativo de nuestro país. ¿Por qué decide impulsar este proyecto personal pero con una clara y decidida vocación pública? ¿Se inspiró en algún modelo que le sirviese de referencia?

Mario Rotllant (MR): El origen nace en 1999 cuando me planteé crear una colección de fotografía española y portuguesa. Decidí que tuviera vocación pública desde la primera obra que adquirí (2 fotografías de Chema Madoz), que fuese contemporánea a mí y con una representación extensa de cada autor. 

En 2002 constituimos la Fundación Foto Colectania a la que hice donación de mi colección, pero quisimos que la fundación además de acoger la colección se convirtiera en un centro de fotografía con programas abiertos e internacionales. Fue una decisión capital, ya que en nuestra sede no dedicamos un espacio permanente para la colección por lo que nuestra estrategia de difusión de la colección se hace principalmente a través de itinerancias (hasta la fecha hemos organizado más de 60 muestras itinerantes de la colección) y préstamos de obras a otras instituciones.     

Nos inspiramos en algunos centros y fundaciones internacionales de fotografía y nos resultaron muy interesantes los centros anglosajones y americanos, por su proximidad con los fotógrafos, su interés por conectar con públicos diversos y, por supuesto, por sus modelos de gestión.

AIUna de las señas de identidad de la Fundación es difundir el coleccionismo de fotografía mediante la difusión del fondo propio y la presentación de otras colecciones fotográficas nacionales e internacionales, entre ellas, la Margulies de Miami, la colección Televisa de México, Michel + Michèle Auer de Suiza. ¿Es una buena manera de visibilizar, reivindicar y poner en valor la gran labor de mecenazgo que es el coleccionismo?

MR: En nuestros programas expositivos y en general en la Fundación, hemos querido destacar la labor de los coleccionistas de fotografía como grandes expertos; muchas veces son los mejores comunicadores de los trabajos de los fotógrafos por la pasión que suelen volcar al formar sus colecciones. Nos interesa mostrar las diversas perspectivas a la hora de coleccionar fotografía y difundir la labor de las fundaciones que algunos de estos coleccionistas han creado: Helga de Alvear tuvo la confianza de enseñar su colección en nuestra primera exposición, Martin Z. Margulies desde su Warehouse de Miami, Michel + Michèle Auer de Suiza, Michel Frizot de Francia y más recientemente Artur Walther de Alemania o Sondra Gilman y Celso González-Falla de Nueva York. Estas exposiciones, continúan siendo una línea importante de nuestra programación donde tenemos el privilegio de enseñar grandes obras maestras de la fotografía, además de ayudar a contagiar el interés por el coleccionismo de fotografía.

AIEn marzo de 2017, Foto Colectania dió comienzo a una nueva etapa en el Paseo Picasso 14, en el barrio del Born, tras 15 años y más de 40 exposiciones en la calle Julián Romea del barrio de Gracia. ¿En qué ha ganado el proyecto con esta nueva localización y el nuevo espacio? ¿Qué retos se han marcado de cara al futuro?

MR: De la antigua sede guardo un gran recuerdo. Era un espacio entrañable al cual tuvimos acceso gracias a la generosidad de su propietaria. Con cierta tristeza tuvimos que dejarla al quedarse pequeña y no reunir las condiciones necesarias para el desarrollo del proyecto. Nuestro nuevo local tiene un encanto especial (de hecho, su restauración se incluyó dentro de la normativa de protección de antiguas tiendas singulares de Barcelona) y tiene una ubicación que nos ha dado mucha más visibilidad. Además de la sala de exposiciones, tenemos una pequeña sala audiovisual, una biblioteca y una librería. También tenemos la cámara de conservación más amplia, que nos permite asegurar unas condiciones idóneas de temperatura y humedad, así como tener más accesible la colección para su consulta.

Para el traslado a la nueva sede nos impresionó mucho el apoyo económico que recibimos para hacer posible la reforma. Fue un gesto que nos reafirmó que Foto Colectania es un proyecto que nuestros Amigos, Socios y Colaboradores lo consideran suyo. 

Entre los retos que nos marcamos en esta nueva etapa, junto con el comité asesor, hemos dado prioridad a desarrollar programas de reflexión y debate sobre la fotografía, la imagen y su lenguaje, proyectos educativos, así como a reforzar los vínculos internacionales (un ejemplo de ello es la exposición actual, "La Movida. Crónica de una agitación" que hemos coproducido con Les Rencontres d'Arles).

AI: En la actualidad, la colección de la fundación está formada por más de 3.000 fotografías de 80 fotógrafos españoles y portugueses, que abarcan los distintos estilos artísticos que se han desarrollado en el campo de la fotografía desde 1950 hasta la actualidad. ¿Cómo y cuándo surge su pasión por la fotografía? ¿Qué criterios sigue para que un fotógrafo entre a formar parte de la colección? ¿Qué canales de compra emplea?

MR: Mi interés por la fotografía viene de mi juventud, aunque la inquietud por el coleccionismo no la había volcado en este ámbito. Quise que la colección y la fundación contaran con un equipo de profesionales que tomaran las decisiones oportunas; siempre he seguido muy de cerca el proyecto y las decisiones que se toman, pero dándoles la libertad a la hora de seleccionar la colección y desarrollar los programas curatoriales. Pepe Font de Mora, director general, tiene esta responsabilidad junto a Irene de Mendoza, directora artística.

Tenemos el honor, desde nuestros inicios, de contar con un patronato y un comité asesor que ha ido variando en su composición a lo largo de las diferentes etapas. 

Para la colección escogimos un primer grupo de fotógrafos que considerábamos fundamentales para entender la fotografía desde el año 50 hasta nuestros días. Las dos características que mantenemos son, por una parte, contar con selecciones amplias de obras de cada autor (en algunos casos como los clásicos de los años sesenta tenemos corpus de más de 100 fotografías) o con diferentes series de su trayectoria. Y, por otra parte, haber realizado estas selecciones con la complicidad de los autores, que confían y apoyan a la Fundación. 

Actualmente la adquisición de obra está marcada por el presupuesto del año. Junto con el comité asesor, así como cesiones de uso y donaciones de obra por parte de autores y coleccionistas, nos ayudan a ampliar los fondos. Un ejemplo de ello es el archivo de Francisco Gómez, que tan generosamente sus herederos nos donaron, por el que adquirimos el compromiso de catalogarlo, preservarlo y difundirlo. Así mismo, en exposiciones como la de Cristina de Middel o Laia Abril hemos adquirido obras suyas.

AI: El mayor reto que encara cualquier institucion pública o privada no es otro que su sustentabilidad financiera. Vds. son una fundación privada sin lucro, cuyo presupuesto en 2016 rondaba los 600.000 Euros de los que más del 80% no son recursos propios sino recursos que consigue de los patrocinadores y socios, entre ellos, los importantes de la Fundación Banco Sabadell y la Fundación DAMM, según nos comentaba en otra entrevista el director de la fundación, Pepe Font de Mora. ¿Cuáles han sido las claves para lograr este gran apoyo? ¿Cómo se trabaja en el día a día para no perderlo y ampliarlo aún más?

MR: La clave fundamental es la sostenibilidad de nuestro proyecto y por tanto la búsqueda de equilibrio presupuestario. Para poderlo conseguir debemos ser útiles a la sociedad y buscar compañeros de viaje que se identifiquen con los objetivos que entre todos definimos. Efectivamente, desde hace varios años contamos con el apoyo como Colaborador Principal de la Fundación Banco Sabadell que tiene el protagonismo en nuestras exposiciones y ha apostado decididamente por la nueva línea de reflexión con proyectos on-line como "Correspondencias" o de creación visual como "DONE". La Fundación DAMM, siempre sensible a lo que sucede en esta ciudad, nos da soporte y tiene presencia en todas las Actividades Públicas de La Fundacion. Además, contamos con el apoyo de nuestros fieles patrocinadores institucionales. Los Socios y Amigos se han convertido en otro de los pilares de la Fundación y son nuestros mejores embajadores (tenemos un programa de actividades muy intenso y diferenciado para ellos); hemos creado excelentes lazos de amistad con los coleccionistas de los cuales hemos presentado sus colecciones, involucrándose en nuestro proyecto. Y, finalmente, hemos abierto una línea de asesoramiento a empresas, por ejemplo, en la organización de premios corporativos. Resumiendo, nuestro objetivo de sostenibilidad financiera se soporta a través de un modelo muy diversificado de financiación, con un enfoque empresarial, donde el patronato y todo el equipo juegan un papel básico.

AIPara que la colaboración público-privada avance, ¿cómo es de necesaría una nueva ley de mecenazgo? ¿En qué medida democratizaría y, sobre todo, daría mayor seguridad jurídica a esas relaciones público-privadas un nuevo instrumento legal? ¿Cuáles deberían ser algunos de los aspectos principales que debería recoger? 

MR: Una nueva ley de mecenazgo es fundamental para dinamizar realmente el apoyo a los proyectos culturales y que -sin dejar de reforzar la importancia de la administración pública- fomente la implicación de la sociedad en los proyectos necesarios para toda la ciudadanía. El modelo francés de apoyo al mecenazgo privado y corporativo es un ejemplo de lo importante que debe ser una apuesta valiente y decidida en ese sentido. Nuestro presupuesto cuenta con un 10% de ayudas públicas, pero sin duda las alianzas público-privadas son fundamentales para el futuro.

AI: Su fundación ha recibido el Premio ARCO a la Mejor Iniciativa Nacional de Coleccionismo Privado; el Premio a la Mejor Programación otorgado por la Asociación Catalana de Críticos de Arte (ACCA); el Premio Bartolomé Ros, entregado en el marco del Festival de PhotoEspaña de Madrid (2012), y con el Premio Tendencias de "El Mundo" a la industria cultural consolidada (2013) y, además, Vd. forma parte del jurado de otros importantes premios de reconocimiento nacional como son los Premios Arte y Mecenazgo de la Fundació Bancaria 'la caixa'. ¿Qué valor y función les concede a estos reconocimentos? ¿Certifican que están en el camino correcto? 

MR: Los premios son una muestra del reconocimiento al trabajo bien hecho, pero yo destacaría que en las entidades sin ánimo de lucro la convicción en la utilidad social de los programas que desarrollamos y la pasión que imprimen los equipos humanos que los llevan a cabo, son las claves para que los proyectos tengan relevancia. La respuesta de la sociedad con su apoyo e implicación, el número creciente de visitantes son un buen síntoma de que somos un centro que realiza una labor útil y necesaria. Nuestro reto es plantearnos continuamente el futuro para ir avanzando en ese camino.

 

Fotografía Mecenazgo
Compártelo
Otras noticias de Entrevistas
21 ene de 2020

Diego Calvo: "No solo creamos contenidos para Concept Hotel Group sino que también estamos apoyando la cultura local"

"Apostar por el arte nos ha ayudado a dar valor a la experiencia de nuestros clientes".

16 dic de 2019

Vicente Matallana: "Nuestros programas de patrocinio lo único que buscan es potenciar la creación"

"El coleccionismo debe de evolucionar de igual manera incluyendo y reflejando los nuevos sistemas participativos de la sociedad, no solamente atesorando sino siendo un agente activo". 

10 dic de 2019

Claudia Hakim: "El MAMBO es un espacio de los bogotanos y colombianos"

"Ya vemos una reacción positiva y de admiración y aceptación hacia el museo".

Ver más noticias

¡Suscríbase y reciba regularmente nuestro Boletín de Noticias del Mercado del Arte!

Suscribirme